sábado, marzo 08, 2014

Lágrimas

Es un lugar común, un hecho recurrente, que cualquier Oposición llore con lágrimas de cocodrilo si durante el mandato de cualquier Gobierno ocurre una desgracia. Sin echar la mirada atrás, con o sin ira, aplico el ojo para denostar la actual circunstancia que merece mi más absoluto desprecio. Lágrimas falsas y huecas las que se derraman por los pobres subsaharianos muertos en una de las avalanchas habidas en su intento desesperado por saltar la valla que separa el mundo del futuro incierto del de la miseria. En vez de poner el foco en cómo dar solución a una avalancha de decenas de miles de desgraciados, la Oposición derrama cínicas lágrimas cuyo destino no es más que erosionar al Gobierno. Pobres inmigrantes si  de estas lágrimas esperan sacar algo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Más o menos como las que derramaba el paisano Martínez Pujalte con los 11 muertos del retén antiincendios de Guadalajara, en 2005. O los dos pobres desgraciados fallecidos en el atentado de la T4 de Madrid, en 2006.
"Qué paecios semos en lo malo" que diría mi abuela.

GUILLACRÓSTICO 43

49 CHISPAZOS TERRORISTA . - Ver a Otegui, a los anticapitalistas de la CUP y a los burgueses medio caciques del PdeCat juntos y cobijad...