martes, junio 21, 2011

Estado de los embalses 21-06-2011





Cuenca
Capacidad
Embalsada
Variacion
  Tajo
11012
7997
72.62%
-141
-1.28%
  Guadiana
8635
7684
88.99%
-70
-0.81%
  Guadalquivir
8280
7415
89.55%
-36
-0.43%
  Duero
7520
6302
83.80%
-88
-1.17%
  Ebro
7507
5977
79.62%
-80
-1.07%
  Norte
3655
2441
66.79%
-20
-0.55%
  Júcar
3336
2015
60.40%
-19
-0.57%
  C. Atl. Andaluza
1878
1699
90.47%
-12
-0.64%
  C. Med. Andaluza
1177
955
81.14%
-5
-0.42%
  Segura
1141
804
70.46%
-7
-0.61%
  Cataluña Interna
736
656
89.13%
-2
-0.27%
  Galicia Costa
684
475
69.44%
-8
-1.17%
  Pais Vasco Interna
21
18
85.71%
0
0.00%




Agua embalsada:
44438
hm3
79.94
%
Variacion Sem. Anterior:
-488
hm3
-0.88
%
Capacidad embalses:
55586
hm3
100
%
Agua embalsada (2010):
46388
hm3
83.45
%
Agua embalsada (Media 10 años):
35678
hm3
64.19
%

lunes, junio 20, 2011

WEEK END FORMATIVO

No estoy inmerso en una supuesta operación orquestada contra las matriculaciones en la UCAM; no estoy en contra -sino todo lo contrario- de las Universidades Pontificia, Deusto, Navarra, Comillas, etc.; mi punto de vista respecto a sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos es renuente al mismo por lo extemporáneo (yo soy más de desterrar de España los restos de Fernando VII, si acaso); nada tengo que ver con la visionaria iniciativa de mandar al ostracismo el Cristo de Monteagudo y, en fin, los excesos del laicismo es algo que no va conmigo. Valga todo lo anterior para evitar deshonestos juicios de valor acerca de mi indignada postura respecto a la iniciativa de la UCAM para implantar un máster que licencie ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (ICCP). Carezco de elementos de juicio para opinar acerca de si las titulaciones establecidas por la UCAM tienen trampa o cartón del bueno y, por eso, no opino, pero en cuanto al máster de ICCP dispongo de cuantos argumentos sean necesarios para afirmar que lo anunciado, de ser así, es una estafa como una catedral. Y no precisamente contra el prestigio pretérito de una profesión reservada -años atrás- a individuos con capacidad intelectiva muy acreditada, sino contra la dignidad de una profesión a la que se pretende tratar mediante un mero y vergonzoso curso por correspondencia (léase on line, que queda más 'in') más propio de otros tiempos en los que CEAC y Radio Maymo ofrecían esos tipos de cursos, al tiempo que las señoras no licenciadas y encargadas de dar reposo al marido-guerrero se formaban en labores de corte y confección, también de modo on line.
Sépanlos todos -aspirantes a ingenieros, sus papás y los dignísimos profesores al volante de esta aventura- que no es posible (ni metafísicamente hablando) formar ICCPs los fines de semana. No digo yo que sea necesario agotar más de diez convocatorias para aprobar una determinada asignatura (tal como era posible suceder hace cuarenta y tantos años en la única Escuela de Caminos existente en España), pero hacer de la mitad de los fines de semana de un año un santuario para la acreditación de todas las asignaturas de un máster es o un misterio o una estafa. Es seguro que no habrá buenos ingenieros.
Es cierto que, por desgracia para nosotros, los ICCPs ya no somos tan imprescindibles para la sociedad como ayer lo fuimos pero también es una suerte para esa sociedad que esto sea así. En efecto, ahora el ingeniero tiene a su disposición ábacos, normativas, instrucciones, programas y códigos que antaño no existían y cuya ausencia hacía necesario un ejercicio profesional de alto nivel por parte de los ingenieros de Caminos, escasos en número y brillantes por su capacidad. Pero resulta que para manejar esos instrumentos, ahora, es necesario tener mucho conocimiento de los mismos pues, de no ser así, un simple operador podría hacer uso de ellos, dejando la interpretación de los resultados al albur de un horizonte lleno de estupideces.
Como Santo Tomás, si no lo veo no me creo que la ANECA haya aprobado este horrible diseño de Enseñanza. Es más, estoy seguro de que la verificación (¿o ha sido aprobación?) de este master encierra trampas. En el anuncio del cuadro de profesores que integran el máster se dice que son profesionales de gran prestigio. Ahora bien, con más prestigio (profesional, ¿eh?) hay en esta Región, digamos que un buen puñado y me incluyo entre ellos. Claro que no tendría (yo) vergüenza si se me ocurriera dictar clases de Hidráulica, Carreteras o Hidrología, pues una cosa es el conocimiento que el ejercicio profesional otorga y muy otra la capacidad docente que, desde luego, no proviene de ciencia infusa alguna. Además, en esto de lanzar por adelantado, de entre los nombres aludidos en el profesorado hay al menos uno que de hecho no está. Miedo tengo de que esto vaya adelante y por delante de la ANECA, pues no es descabellado pensar que, una vez iniciado este tramposo proceso, ese gran capitán de la nave católica universitaria de San Antonio, arengue a alumnos, padres y profesores para poder continuar con este esperpento que atenta gravemente a la dignidad de todos, absolutamente de todos los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.
Y lo mío, desde luego, no es laicismo, como no lo es que entre los profesores que ejercen en la UCAM haya quien por no creer no cree en Dios. Tome de esto nota el Sr. Mendoza para que el problema se circunscriba en el marco que debe estar, pues comparar la UCAM con la de Deusto (por ejemplo) sería lo mismo que comparar a Víctor Mature con Sir Lawrence Olivier.
Más o menos.
lA VERDAD, JUNIO 2011

sábado, junio 18, 2011

LA HETERODOXIA Y LOS DICHOS











         En tiempos complicados como el que ahora nos abruma, donde algunos enarbolan la bandera del despilfarro (en nuestra Región, ‘deppifarro’) como si tal cosa, la heterodoxia toma camino (no ya hacia la indignación en plazas y jardines, ni siquiera en supermercados a los que acosar, y lejos del desconocimiento que nos indica que ONG no es una organización, pero sí el acrónimo de todas ellas) hacia lo paradójico y se aproxima a su real y oximorónico oficio de destripadora de la realidad –aproximada realidad- de las cosas que ocurren. Por eso, el heterodoxo, de un plumazo, es capaz de ver una viga como un camión (de juguete) en su propio ojo, a despecho de la paja que se le supone en ojo ajeno. Y ser capaz de poner una pica en Flandes, porque sí. Más adelante lo podríamos identificar en el momento de ciertos repartos en que, dada su escasa implicación en los asuntos propios de esta nuestra condición humana, repartió y se quedó con la peor parte. Por ello miraría a Dios y no pudiendo acercarse a sus misterios, daría en el suelo con el mazo de la sin razón sin resultado alguno; alguien, por demás, le podría acusar -en tal acción- de haber apretado lo suficiente como para abarcar todo lo apetecido. A falta de otros reconocimientos más considerados, aceptaría el regalo de un caballo y, sin pensarlo dos veces, miraría, con cierta intensidad malsana, los dientes de ese caballo; Ah, y cegado por la brillantez de los mismos sentir fuertemente el latido de su corazón, ya cansado de aletear durante un montón de años a razón de unas noventa veces por minuto como cosa normal, y llevando el cuido necesario para que esta excitación cardíaca no le abocara a la no deseable estancia anaeróbica de las doscientas veces por ese mismo minuto. Su perro, de aspecto bonachón pero insufriblemente ladrador, irá a por él (algún día) y le morderá.
         No es práctica recomendable, pues acaso podría peligrar el soporte físico de alguno de sus sentidos, pero en el corral donde debidamente debiera estar ocupado por pollos, conejos y gallinas, sería capaz de ocuparlo con una partida de cuervos, negros como el del más puro basalto, y de su cuidadosa cría no lograría más que tener muchos, muchos cuervos. En su insensatez privada, y adornada con todo aquello que para los demás sería accesorio, haría prevenciones sin cuento, pues aplicaría aquello de lo que la profilaxis puede alcanzar que no venga la terapia con sus cuentos pero, quizá, de tanto prevenir sería incapaz de curar sus debilidades. Debilidades madrugadoras -¡en este tiempo de tempestades!- que como mucho no lograrían otra cosa que ver el amanecer más temprano, sin más rédito notable a su alcance. Heterodoxia por heterodoxia, sin más que ponerse un hábito se convertiría en un auténtico fraile: tonsura redondita por detrás, cabeza ya carente de una pretérita melena rala, y barbas luengas y albas, por demás. Ya en el convento, y en el refectorio, saldría adelante con sólo pan y agua, pues para el heterodoxo siempre será posible vivir sólo de pan ¿Y, aquello de no dejar de pensar que en donde menos se piensa para que no salte una liebre, al principio muy juguetona y, después, tan rauda y veloz como para que sea imposible detenerla, surja como endemoniada?  Pues también. El heterodoxo no indignado no debería buscar lo que no hay en esa ideología dispersa en donde el reparto de lo poco es preferido a la creación de riqueza. Se equivocaría pues ignora que, a veces, el pez no muere por la boca, sino por falta de agallas. Así quien en apariencia (solo en apariencia) parece que anda mal –visto desde la intransigencia indignada de los trasnochados progres, velas imprudentes de tiempos pretéritos- debería a su término acabar muy bien.
        Reconozco mi admiración hacia todo el conjunto de heterodoxos que pueblan mis territorios, en especial por aquellos transgresores que modifican la impertinente deriva de los asuntos que nada tienen de innovadores. A todos ellos les renuevo, con constancia, mi desinteresada colaboración, pues -dado que la realidad es muy incierta- es preciso modificar las trincheras desde donde articular heterodoxias que combatan con éxito prejuicios y recurrencias atávicas, tal es el caso de esta Izquierda nacional que, empeñada en gestionar las cosas como si fueran propiamente (ella) la Derecha nacional, habría de llevarnos a los límites perniciosos de los Déficits y las Deudas, de no darse la feliz circunstancia de que ahora lo que se lleva es la Derecha, esto es, el Orden, la Eficacia, la buena Gestión y el derrote seguro hacia la solidaridad de nuestra plural España.
         A lo mejor al pájaro que dice pío, pío, no se lo come el gato.
La verdad
Junio, 2011.












martes, junio 07, 2011

Estado de los embalses 07-06-2011

Atención, vamos bajando! Pero quién dijo miedo si a primeros de diciembre estaremos por encima de 36.000 hm3. Sí, porque este verano no se ha de portar muy mal.

Agua embalsada:
45030
hm3
81.01
%
Variacion Sem. Anterior:
-264
hm3
-0.47
%
 Capacidad embalses:
55586
hm3
100
%
 Agua embalsada (2010):
46107
hm3
82.95
%
 Agua embalsada (Media 10 años):
36288
hm3
65.28
%

Y ya que estamos, aquí va el resumen por Demarcaciones Hidrográficas (todas pierden, un poco, pero es normal):

Cuenca
Capacidad
Embalsada
Variacion
   Tajo
11012
8204
74.50%
-75
 
-0.68%
   Guadiana
8635
7810
90.45%
-53
 
-0.61%
   Guadalquivir
8280
7476
90.29%
-16
 
-0.19%
   Duero
7520
6412
85.26%
-19
 
-0.25%
   Ebro
7507
5969
79.51%
-63
 
-0.84%
   Norte
3655
2473
67.66%
-17
 
-0.47%
   Júcar
3336
2033
60.94%
-4
 
-0.12%
   C. Atl. Andaluza
1878
1721
91.64%
-9
 
-0.48%
   C. Med. Andaluza
1177
964
81.90%
-4
 
-0.34%
   Segura
1141
814
71.34%
-6
 
-0.53%
   Cataluña Interna
736
644
87.50%
0
 
0.00%
   Galicia Costa
684
491
71.78%
1
 
0.15%
   Pais Vasco Interna
21
19
90.48%
1
 
4.76%

miércoles, junio 01, 2011

8º Aniversario del accidente de tren en Chinchilla.


     El próximo viernes, día 3, se cumplirá el octavo aniversario del accidente ferroviario de Chinchilla. Como todos los años, dejo testimonio de solidaridad para con los familiares y amigos de aquellas 19 víctimas  quienes, en las tremendas circunstancias producidas en el brutal coche de trenes no tuvieron la oportunidad de escapar de la muerte.

     No ha habido ni un solo día en que no haya tenido un pensamiento hacia esas víctimas y todos sus allegados. No por mucho que los años pasen saldrán del cajón de mis recuerdos todos ellos, pues ¿Qué es un hombres sin recuerdos? Nada.

Estado de los embalses 25-04-2017

Una verdadera carrera hacia el desastre hidrológico.