Guillamón Sostenible

Guillamón Sostenible
Lo que no está rodeado de incertidumbre, ¡no puede ser verdad! Richard Feymann.

jueves, enero 03, 2013

MODUS TOLLENDOS TOLLENS



Contaba Gila, entre sus grandes e irónicas ocurrencias, que una suegra murió al salirle un ‘padrastro’ en un dedo y despellejando, despellejando, hubo que rematarla. Del tal panadizo resultó tal consecuencia mortal. De otro lado, en la Ciencia Lógica se describe el ‘modus tollens’ que para nosotros, los no iniciados en tan severa disciplina, tiene que ver con la individual y única premisa de la que se infiere otra consecuencia lógica de la primera. Así, si decimos que ‘si A es verdadero, entonces B, lo es también’. Y, por consiguiente, ‘si A no lo es, B, tampoco’.
Viene, esta abstrusa introducción, a cuento del caudal de emocionantes y triunfadoras opiniones acerca del asunto de Cabo Cope. La reciente sentencia del TC respecto a lo que se contiene en la Disposición Adicional Octava de la Ley de Suelo Regional (texto refundido de 2005) declara nulo que ‘Los límites de los Espacios Naturales Protegidos incluidos en la disposición adicional tercera y Anexo de la Ley 4/1992, de 30 de julio, de Ordenación y Protección del Territorio de la Región de Murcia, se entenderán ajustados a los límites de los Lugares de Importancia Comunitaria a que se refiere el Acuerdo del Consejo de Gobierno de 28 de julio de 2000.’ Si este texto es A y esto es lo que el TC ha declarado impropio por lo que supone una seria amenaza a la seguridad jurídica de personas y cosas, la debilidad legislativa del Gobierno Regional debe ser corregida. Pero, desde luego A es exactamente A. Por eso el entusiasmo, emoción, arrebato y frenesí con que Verdes, IUs y Socialistas han acogido la Sentencia y enjaretado su discurso vencedor de condición tan extensa y tan global acerca de la política ambiental tiene poco -o casi nada- de ser ese B que se infiere de A.
Costa Morata, el héroe (no electoral, se entiende) de la  lucha antinuclear nos viene,  una vez más,  con su pepla de 1974 cuando lideró (según él) la necesaria y conveniente oposición a ejecutar una Central Nuclear en Cabo Cope y, si bien la acción fue correcta, aún en el supuesto caso de que nuestro salvapatrias Costa no hubiera actuado, con seguridad un disparate nuclear de tal calado no hubiese tenido lugar. Así las cosas, en cuestión de remembranzas no creo que este recurrente reconocimiento tenga, para mí, mayor emoción de la que me hubiera producido el recuerdo de Platero II al ser subastado en 1958 en favor de los damnificados de Valencia.
Y, claro, al observar tales explosiones de júbilo por los guardianes del ecologismo y, sobre todo, por las alusiones de elevado tono peyorativo en los adjetivos empleados, de manera que el fondo de la cuestión queda deliberadamente oscurecido, pues uno -que también está por la labor de encontrar el equilibrio entre el progreso y desarrollo (para propiciar mejoras en ese mundo inmanente del Bienestar) con el mantenimiento de una sostenibilidad ambiental razonable- tiene derecho a plantearse eso de que no tiene otra ocurrencia el lector de periódicos que hacer caso a lo que determinado grupo minoritario (ó muy minoritario en relación cardinal con la generalidad admitida) diga lo que le interesa y calle lo que no le conviene. Por eso, en primer lugar, todos deberían saber que han sido muchas las actuaciones administrativas que sobre iniciativas urbanísticas producto de la Ley del Suelo –la que llevaba incorporada la disposición adicional de marras- han sido (todas) de carácter positivo. La cuestión es, pues, que la verificación de lo que jurídicamente –esto es, formal- no es correcto puede hacerse viable. A mi modo de ver sería lo plausible y procedente, no dándose por convencido bajo los argumentos de quien –lo parece- parece demenciado según sus catastróficas declaraciones por mucho que procedan de un salvapatrias y perdedor electoral contumaz como es el caso de Costa Morata, a todas luces capitán de un barco pirata que hace aguas en el mar de la ciudadanía global. Claro que de no ser por los contados (¡parecen mil!) corifeos que le acompañan en todas y cada una de sus fanfarronadas del color de forraje maduro, el asunto no tendría la trascendencia que por desgracia ha merecido.
Estoy en la Asamblea Regional y pertenezco al Grupo Popular, pero dada mi condición de independiente puedo expresarme no exactamente de acuerdo con lo que se entiende como ‘políticamente correcto’. Así, a modo de ejemplo, no creo que ningún diputado sometido, por demás, a la disciplina del PP sería capaz de tomar el riesgo de formular lo que yo formulo y de esta manera. Por tanto, vaya mi desprecio a quienes, como Costa Morata, ese perdedor impenitente, anclado en tiempos no democráticos, saque la bandera de ese reducto radical, a veces aborrecible, haga trampas retóricas, demuestre su desprecio hacia lo que jurídicamente se dispone,  muestre su desnudez moral para arrimar el ascua verde a su bandera y pretenda dejar títere sin cabeza mediante toda una sarta de improperios (los que yo ahora copio y empleo) a cualquier proyecto que en la Región se proponga. Y se ríe con la risa del pensador sobrado como si los demás fuéramos imbéciles  y él, el rey del mambo ¡Qué grotesco resulta este candidato salvapatrias! El capitán del barco de los piratas radicales y perdedores que, paso a paso, han perdido, primero, el ojo, después el brazo, la pierna… y sin embargo continúa terco en su empeño de otear objetivos que torpedear. Ni el Aeropuerto se salva, ni Gorguel, ni Paramount, de tal forma que lo mejor para los murcianos, los del sentido común, los indignados contra los recortes y el malvado Crédito (sí, el Crédito de los cojones que nos han llevado a este inmoral paro de mil por ciento) y aquéllos que disponen del juicio suficiente como para no dejarse impresionar por las admoniciones del capitán de los piratas, sería que tal señor fuese admitido en esa academia ubicada en el ambiente de la inmanencia más cursi para que aprendiera a enjaretar adornos con hilo en complejas urdimbres de tejido, calado con flores y figuras, y ponérselos en las bocamangas, bordadas con puntillas, para así poder decorar su nada imparcial toga.
        Dicho sea todo lo anterior muy lejos del dictamen propio de una conciencia plena de liberalismo procaz, pues no es el caso.
Nota.- Sepa el lector que todas las expresiones de bajo estilo utilizados en este apunte tan agresivo han sido copiadas, algunos con plena textualidad, del artículo que, en su día, redactó quién ahora le respondo.
La opinión de Murcia
diciembre 2012


33 comentarios:

Pablo Alcázar dijo...

Estimado señor Guillamón, leí su artículo publicado en La Opinión de Murcia. Y ahora que veo su blog personal, me gustaría hacer unas aclaraciones, sobre todo porque su blog contiene la palabra sostenible. Y no voy a limitar a decirle resumidamente las aberraciones de la Marina de Cope, y poco más. Con, o sin, su permiso voy a extender.
Primero, esto no es por defender a Pedro Costa, él se puede defender solito, esto es porque creo que hay mucha gente que piensa de una forma parecida, me refiero en tanto a la conservación de la Marina de Cope. Y usted no parece estar de acuerdo con el grupo muy minoritario de salvar Cabo Cope. Y a ello voy: “todos deberían saber que han sido muchas las actuaciones administrativas que sobre iniciativas urbanísticas producto de la Ley del Suelo –la que llevaba incorporada la disposición adicional de marras- han sido (todas) de carácter positivo”.
“Todas” según usted. Todas no, porque la Marina de Cope pertenece a esas iniciativas urbanísticas, y no es positiva (sí es positiva para constructores y gestores, faltaría más). La actuación de Marina de Cope, no sólo no es positiva, sino que está basada en mentiras, como catalogar al complejo turístico (el mayor de Europa, por cierto) de “impecable ecológicamente” (según Patricio Valverde, delegado de Iberdrola en la región.
¿Se puede considerar “impecable ecológicamente” a la retirada de miles de toneladas de tierra sólo para construir un puerto deportivo interior? No es impecable ecológicamente, y no hace falta haber estudiado nada de nada para saberlo. Añado que atenta contra los valores paisajísticos y geo-morfológicos de la zona.
¿De verdad se puede considerar positivo y llamar progreso a construir unas 30.000 plazas entre hoteles y viviendas, cuando sólo en la Región de Murcia había el año pasado unas 30.000 viviendas sin vender? Además de todas esas casas y pisos sin vender en Murcia, hay que mirar a la provincia vecina de Almería (sobre todo porque la Marina de Cope se encuentra a menos de 20 kms de Terreros, que pertenece a Pulpí, Almería), sólo hay conducir desde Calabardina hasta Carboneras y observar la cantidad de urbanizaciones a medio construir o a medio vender. Por ello ¿es algo positivo la construcción del mayor complejo turístico de Europa? No. No es positivo el proyecto. No es progreso. Es pan para hoy y hambre para mañana. Y recuerdo que la burbuja inmobiliaria ha sido una de las razones de la crisis que padecemos. Parece que eso se ha olvidado ya. ¡Que pronto se olvida la historia (así nos va), y no ha pasado ni un lustro desde que empezó la crisis!
“No tiene otra ocurrencia el lector de periódicos que hacer caso a lo que determinado grupo minoritario (o muy minoritario en relación cardinal con la generalidad admitida) diga lo que le interesa y calle lo que no le conviene”. Vaya, esto me recuerda a algo. Ah, es verdad, que casualidad que digan eso mismo los políticos y empresarios de Murcia que no les conviene ahora la sentencia del Tribunal Constitucional. Cuando interesan las sentencias hay que acatarlas. Cuando no interesa, entonces se dice: “estas actividades se están viendo cuestionadas por motivos medioambientales de erróneo enfoque, cuya paralización podría limitar gravemente las posibilidades de recuperación y futuro desarrollo de la Región»”. Me remito a los párrafos anteriores para comprobar que es mentira que se limita el desarrollo de la Región de Murcia y que no es de erróneo enfoque medioambiental, en cuanto a la Marina de Cope.
“El asunto no tendría la trascendencia que por desgracia ha merecido”. Eso es lo triste de todo este asunto, que no ha tenido mayor trascendencia. A todas las personas que les he contado el volumen de construcción de la Marina, y después le he dicho lo que hay sin vender, se han unido a la iniciativa. La gente está desinformada, por pereza más que otra cosa.
Continuará.

Anónimo dijo...

Otra pregunta retórica: ¿por qué no se han extinguido las ballenas? Por algo tan simple como prohibir su caza. Proteger las ballenas ha servido para que ahora sigan existiendo. Si no, seguro que se habrían extinguido casi todas las especies. Eso es una realidad.

Conservar y proteger la naturaleza es el verdadero progreso. Y la historia nos dará la razón.

Usted hace referencia a la “pepla de 1974” de Pedro Costa. Púes yo, para terminar, me voy a remitir al discurso de Miguel Delibes cuando ingresó en la Real Academia de la Lengua Española en 1975, yo lo tengo en formato libro e ilustrado por Celestino Piatti (no tengo ningún problema en prestárselo, se lo puedo enviar por correo), cuyo título no puede ser más certero, ni más actual: El mundo en la agonía. Ya hace 38 años del discurso es absolutamente actual. A ver si usted y muchos otros piensan si lo que dice un ganador del Cervantes es una pepla. Pero como pepla significa algo molesto, fastidioso; púes entonces sí, será una pepla. Porque ahora mismo la naturaleza es un estorbo para el “progreso” humano. Falso progreso humano.
“Mientras el respeto a los delicadísimos mecanismos ecológicos no sea actitud desinteresada y general, apenas adelantaremos un paso” Miguel Delibes, El mundo en la agonía, pag. 92.

Atentamente, Pablo Alcázar Costa.
PD: Si he ofendido a alguien llamándole mentiroso, lo siento, pero me duele demasiado que alguien tenga la cara dura de decir que el proyecto de la Marina de Cope es “impecable ecológicamente”. No puedo evitarlo.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Pablo Alcázar ha dejado un nuevo comentario en su entrada "MODUS TOLLENDOS TOLLENS":

“Si bien la acción fue correcta, aún en el supuesto caso de que nuestro salvapatrias Costa no hubiera actuado, con seguridad un disparate nuclear de tal calado no hubiese tenido lugar”. Como me he reído con esta frase. Yo opino lo contrario (ya que nuestros gestores lo están demostrando ahora en el siglo XXI), sin oposición la central nuclear se habría llevado a cabo. No tengo la menor duda.
Lo ideal sería que hubiera una aptitud desinteresada en conservar el medio ambiente, pero como no es así, voy a poner encima de la mesa una medida que impulsaría el turismo y la pesca y se protege el medio natural. Medida propuesta muchas veces, pero que no ha sido considerada en profundidad (por supuesto, ya que la medida trata de conservar lo natural): Crear reservas marinas integrales y parciales en Cabo Tiñoso y Cabo Cope-Isla del Fraile, o mejor Cabo Cope-Calnegre. Dos reservas marinas que se sumarían a la reserva de Cabo de Palos-Islas Hormigas. Seríamos la única comunidad con tres reservas marinas. Y eso que sólo somos una provincia. Tenemos mucho litoral, vamos a aprovecharlo pero con cabeza, no con megaproyectos urbanísticos. Ahora mismo, 3 de los mejores puntos de buceo de todo el mediterráneo penínsular se encuentran en la Región de Murcia, Cabo de Palos, Mazarrón-La Azohía y Águilas.
Por si acaso no lo sabe, las reservas marinas han callado a muchos pescadores, los cuales no quieren oír hablar de quitar las reservas marinas. ¿Por qué? Porque en la periferia de las reservas se pesca un mayor número de capturas y más grandes. Hechos apoyados científica y económicamente (Doc 1; Doc 2; Doc 3, y esto es sólo por poner un pequeño ejemplo). Y por si no fuera suficiente, el mayor núcleo de turismo de la Región de Murcia dedicado al buceo es en Cabo de Palos, y creo que no hace falta decir que es porque la reserva marina proporciona un buceo casi perfecto de un ecosistema poco perturbado, o mejor dicho, recuperado y conservado.
Si quieren turismo, proteger y conservar el medio natural es la solución. La conservación del medio natural es el verdadero progreso. El progreso no es construir un puerto deportivo interior acompañado de un volumen desproporcionado de ladrillo. Hablando claro, si la Marina de Cope no tuviera ese volumen brutal y el puerto deportivo, no habría tanta desaprobación; si la construcción se limitara a un cuarto de lo proyectado y sin puerto, es decir, un turismo sensato y con cabeza, habría menos gente en contra del proyecto. Pero con la crisis del ladrillo y todo lo que hay sin vender, es que no tiene sentido construir eso, es un proyecto sin cabeza. Sin cordura. Un proyecto que huele a corrupción. Además, ni siquiera tienen inversores suficientes, ¿Por qué? Porque no es un proyecto viable, no es rentable, no tiene sentido construir eso. Los políticos se están dando mucha prisa por este proyecto, por eso huele a corrupción.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Disculpa, Pablo, no encontré otra manera de publicar tus dos nuevos comentarios que en la forma que ves. Y es que para una vez que recibo algo no anónimo no tengo por menos que agradecer el detalle. Así pues, hasta aquí todo es tuyo y coherente.
Si en mi título aparece la palabra Sostenible es porque estoy muy concienciado en que hay que proteger y hacer del consumo de la Naturaleza un 'contrato' de acuerdo con lo que el futuro pueda seguir aprovechándose. Ya sé que el término está más que manido y no hay discurso político en donde no aparezca, ya sea en conciencia, ya en vano.
Predicar la protección a las ballenas no es tan bueno ni practicar el uso del Ladrillo tan malo. Debemos buscar el equilibrio y, desde luego, no es buen camino proponer medidas ambientales de contemplación absoluta. Te lo digo porque pese a tu pretendida beligerancia hacia mis puntos de vista, adivino buena voluntad y, sobre todo, suficiente formación teórica. No soy un desarrollista desalmado pero, hoy, estoy más inclinado (no tanto como el radicalismo de los tuyos piensan) más al hombre y el ladrillo que a las ballenas y al buceo. Dejo campo, eso sí, a calderones y esforzados buceadores pero entiendo que la situación desesperante en que el Paro tiene sumida a España y muy en particular a la Región me obligan a pensar en soluciones para taponar tal desgracia.
Sucede que a la hora de formular proyectos –yo puse profesionalmente en marcha algunos, por mi profesión- entre las alternativas de los impactos negativos siempre se contemplan los ambientales (esto no es 1974, es el siglo XXI) y puesto que la Naturaleza es tan sensible siempre se valoran en las Informaciones Públicas de forma muy radical. Algo así como ‘esto es así, o nada’. No debemos admitir que un proyecto de interés económico y social se venga abajo por el veto derivado de una interpretación exclusivamente ambiental. No. Juegan más variables y en caso necesario habría que aceptar ‘consumir’ un poco más de Naturaleza que de lo que se desprende del criterio meramente ambiental. Así son las cosas y así se precisa con la contemplación de la Matriz de Impactos de cualquier EIA.
Por si no lo sabes, en su momento declaré que, en efecto, “nos hemos pasado con el ladrillo”.
Murcia, por su situación geoeconómica dispone de una buena oportunidad de negocio (es una cuestión recurrente para mí) en la sabia explotación de su clima. Ideal sería encontrar la oportunidad para que ‘un montón de bárbaros del norte (Luís Racionero)’ pudieran venir otro montón de tiempo a nuestra Región. Si fuéramos capaces de resolver la ecuación desarrollo-ambiente habríamos laminado con contundencia nuestro exagerado Paro. Seríamos más felices. Todos deberíamos remar en esta dirección.
Respecto a Cabo Cope espero que el gobierno regional rectifique con criterios más ambientales pero, jamás, vería razonable que el proyecto se venga abajo (aunque alguna ballena fuera incomodada).
Termino con lo de tu admirado Costa Morata ‘El Héroe Antinuclear’. Nunca leí de un experto científico tantos adjetivos tremendistas para defender sus tesis. Tantos que dudo de su habilidad como ingeniero pues de estos es muy cuidado el empleo del denominado ‘coeficiente de seguridad’ y él se lanza, siempre como aquel que dice, en tromba, sin paracaídas, descalificando a diestro y siniestro, tal que fuera el mismísimo rey de todos los mambos del universo mundo. Por cierto, cuando escribes -por las buenas- que el “proyecto (Cabo Cope) huele a corrupción” me lo recuerdas. Es muy fuerte, exagerado de punible calificación esto que con tanta alegría escribes.
En fin, agradezco la exposición de tus puntos de vista en este tan impertinente blog. Y a ver si nos aplicamos, los dos, en la labor de encontrar el equilibrio entre el progreso y desarrollo. Para empezar te diré que, en efecto, nada hay impecablemente ecológico. Y, puestos a discrepar, tus gustos cinematográficos en nada coinciden con los míos (en particular, ‘El Resplandor’ me produce escalofríos). De Delibes, lo que quieras. Aquí estoy de acuerdo.
Saludos.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Nota breve.- Las cosas de Costa Morata, para mí y por lo reiteradas, son fastidiosas y molestas, como un permanente achaque, es decir, una pepla.

Pablo Alcázar dijo...

Gracias por publicar mis comentarios, aunque un poco desordenados, que tuve que dividir para que cupieran. Lo malo, es que la segunda parte esta como la tercera y última, y ésta como la segunda, la que lleva PD:

Desde luego nuestros puntos de vista nunca jamás serán iguales. Decir que la protección de las balles no es tan buena, pues..... creo que la sociedad en general y los empresarios y políticos (que son los que manejan el mundo) no son conscientes todavía de lo que un ecosistema es, y necesita de todos sus elementos, de todos, y eso incluye a las ballenas y a los tiburones (con los tiburones se esta realizando un gran masacre, descendiendo sus poblaciones en un 99%).
Si en el medio marino desaparecen las ballenas, y los tiburones, podemos darnos por muertos. Los océanos son imprescindibles para la vida en la Tierra.

Voy a repetir: La marina de cope es una aberración con todas sus letras. El mayor complejo con la crisis que tenemos no tiene sentido. Ninguno. SI REDUCEN EL VOLUMEN A UN CUARTO Y SIN PUERTO, estaré de acuerdo. Pero el proyecto es una aberración. Y lo digo alegremente, porque sólo tiene usted que pasear por las calles, los bares y las plazas, para ver como la gente habla de corrupción más alegremente que yo. Y lo siento, pero querer ir rápido con un megaproyecto buscando inversores de manera precipitada después de años sin decir nada del proyecto: huele a corrupción. Recuerdo que la mayor corrupción es con el ladrillo, la mayor de todas en España, pues un megaproyecto como este buscando rápidamente inversores huele a corrupción, y no me voy a callar. Además la sentencia del constitucional debería bastar para empezar a investigar por corrupción a los promotores (constructores, ayuntamientos y comunidad), puesto que gran parte del proyecto estaba basado en una reforma del suelo inconstitucional. Dicho esta. Inconstitucional.

Proteger es el verdadero futuro. Destruir no. Ladrillo= pan para hoy y hambre para mañana.

Gracias.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

o cierto es que yo estoy a favor de las ballenas, ¿de dónde sacas lo contrario? Y del Buceo, también.

Pablo Alcázar dijo...

Hola otra vez, realmente tengo más buena voluntad, pero si, por desgracia soy beligerante. Por cierto, pienso en proteger y veo las estafas del mundo, me preocupo más por el ser humano preocupándome por la protección ambiental, que todos los empresarios de la Marina de Cope. Nuestros hijos necesitan que se proteja el medio, es una medida de futuro.

Lo de las ballenas y buceadores:

"jamás, vería razonable que el proyecto se venga abajo (aunque alguna ballena fuera incomodada"

"hoy, estoy más inclinado (no tanto como el radicalismo de los tuyos piensan) más al hombre y el ladrillo que a las ballenas y al buceo"

Creo que estas freses suyas me dicen que no esta tan a favor de las ballenas y del buceo. Pero, también es verdad que no esta usted en contra como hago ver.

Si de verdad esta a favor de la pesca y del turismo, apoye la creación de reservas marinas. Pesca y turismo.

"Dejo campo, eso sí, a calderones y esforzados buceadores pero entiendo que la situación desesperante en que el Paro tiene sumida a España y muy en particular a la Región me obligan a pensar en soluciones para taponar tal desgracia"

¿Acaso la Marina de Cope es un ONG que nos va a librar del paro y de los agujeros de las administraciones a los murcianos?
La construcción de una nueva ciudad (30.000 plazas entre hoteles y viviendas es básicamente una nueva ciudad) no es sostenible, ni social ni económicamente en estos momentos de crisis. Si queremos buscar un equilibrio, no se debe hacer el puerto ni construir tanto.

No soy adivino, pero esto esta condenado al fracaso. Además, no me respondió a la pregunta que hice: ¿es positivo para la economía un megaproyecto turístico cuando hay sin vender y sin terminar montones de urbanizaciones turísticas a lo largo de la costa murciana y almeriense?

Un nuevo dato en contra del ladrillo en este momento: La urbanización Isla del Fraile declara suspensión de pagos, ayer me enteré. Otra urbanización turística que no ha vendido lo que ofrece, y que se queda con el proyecto a medias.

Yo soy más filántropo que mucha gente, y menos radical de que lo nos queréis hacer ver a los proteccionistas de la naturaleza (yo no soy tan radical, ya que digo que sin el puerto y sin 20.000 plazas estaría a favor de la marina de cope), y lo demuestro: el biodiesel producido a partir de alimentos para dar de comer a nuestros coches en vez de a los millones de seres humanos que pasan hambre en el mundo me da asco.

Si los políticos quieren hacer lo mejor para la humanidad deben empezar por el biodiesel fabricado por cultivos en tierra. Pero claro como el biodiesel es "bueno" para el cambio climático, pues ya están los ecologistas con el eslogan prefabricado de las petroleras (y Brasil por ejemplo) gritando: "BIODIESEL". Cuando, 1- no es tan ecológico cuando se destroza selva para cultivar, y 2- se cultiva tierra para dar de comer a los coches, puagggg, que asco.

Sin más. Ni lo uno ni otro: equilibrio construyendo pero sin megaproyectos. Eso es sostenible económica, social y ambientalmente. Lo otro no. Se pueden buscar soluciones. Un saludo.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Sí, eres muy radical.y yo diría que bastante. Mide tus juicios en intensidad. Abusas en demasía citando 'lugares comunes' que encierran juicios de valor, también muy tópicos. Deberías equilibrar tus afirmaciones. Te veo, perdona, algo despótico, respecto a lo que no te gusta. Por mucho que te empeñes en lo contrario,mis criterios respecto al mantenimiento de un equilibrio entre Desarrollo y Naturaleza es bastante común. Reflexiona acerca de sí las cuestiones ambientales son materia de veto o, por el contario, limitadoras. Tu visión acerca del ladrillo y sus cuota de corrupción es francamente demagógica en demasía. Ahora estoy en Londres. Hace un frío que pela. de buena gana todos los londinenses se irían a pasar unos días en nuestras playas. Si quieres luego hablamos de ballenas: me fascinan mucho; tambiėn,si te parece, te puedo contar mis experiencias en el buceo de cuando podía sumergirme de una manera que,para mí, hoy es ya imposible.
Lo que quieras,en agradecimiento a tus comentarios.

Pablo Alcázar dijo...

Mire usted, parece que no se ha leído nada de lo que pongo en mis comentarios, además de no responderme a algunas preguntas, sobre todo la que repito, y voy a repetir:

No estaré en contra de esta basura corrupta de la marina de cope hasta que disminuya el volumen de construcción y se elimine el puerto deportivo. NO ES EQUILIBRIO CON LA NATURALEZA. LO VUELVO A REPETIR Y LO PONGO EN MAYÚSCULA PARA RESALTAR: LA MARINA DE COPE NO ES EQUILIBRIO CON EL MEDIO NATURAL. NO LO ES. NO LO ES. NO LO ES. NO LO ES. No hace falta ser perito ambiental. Además te voy a decir que me lo han dicho 3 personas de 3 empresas ambientales diferentes: La Marina de Cope no es sostenible en ninguno de sus aspectos.

¿Ha que dado clarico?

"¿Acaso la Marina de Cope es un ONG que nos va a librar del paro y de los agujeros de las administraciones a los murcianos?
La construcción de una nueva ciudad (30.000 plazas entre hoteles y viviendas es básicamente una nueva ciudad) no es sostenible, ni social ni económicamente en estos momentos de crisis. Si queremos buscar un equilibrio, no se debe hacer el puerto ni construir tanto."

¿Yo soy depsótico?

Jajajajaja, anda que usted...........

Empiece a leer un poco más, en vez de pensar en el suculento dinero de la Marina de Cope.

http://freecabocope.com/articulos/77-pablo-alcazar-importancia-en-la-conservacion

http://freecabocope.com/articulos/76-marina-de-cope-un-poco-de-historia

http://freecabocope.com/articulos/86-patrimonio-geologico-y-paleontologico-cope


LEA, y después hablamos. Si lo mío es demagogia, JAJAJAJAJAJA, entonces lo suyo es de traca, es demagogia más pura. Lo de todos los políticos:
"La marina de Cope nos salvará del paro y de la crisis"

AFIRMEME USTED QUE LO SUYO CON LA MARINA DE COPE NO ES DEMAGOGIA. Jajajajaja, ¿hablar de paro de esa forma no es demagogia? Usted es un gran demagogo con todo este asunto de la Marina de Cope.

Responda a mis preguntas, y seré menos beligerante. ¿es positivo la construcción de una nueva ciudad, cuando hay miles de casas sin vender? Y por favor, si crees que los ingleses van a venir en masa porque lo digáis vosotros los políticos es que nos crees tontos a los ciudadanos. Nos consideráis muy tontos si creéis que la Marina de Cope se va a llenar de extranjeros de la noche a la mañana. Jaaajajajajaj, estáis demasiado ensimismados con el dinero que ibais a ganar con la marina de Cope, ya no podréis engañar a tanta gente, ni ganar tanto dinero.

Esa es otra, los empresarios harán todo lo posible para impedir a los españoles que compren una casa en Marina de Cope porque va orientada a turismo extranjero. Encima discriminación a los españoles.


No pensará usted AFIRMAR QUE LO QUE DIGO DEL BIODIESEL ES DESPÓTICO. No es una opinión personal lo que afirmo (en España también hay gente pasando hambre y en Murcia, y en Lorca) sin embargo a los empresarios y a los políticos les interesa más tener a los grupos ecologistas contentos con que "están haciendo algo contra el cambio climático" cuando la realidad es que no están haciendo nada de nada (todo son mentiras, y sí soy radical, sólo porque veo la realidad del mundo). Lo del biodiesel es la visión de un puñado de personas en todo el mundo que vemos más allá de nuestras narices y somos de verdad unos filántropos.



He cambiado de opinión, todo el asunto de la marina de cope, no quiero que me conteste usted a nada, porque vpy a zanjar el asunto con una sólo palabra y un pequeño consejo.

primero el consejo: Ir contra de la constitución española es ir contra de España, y es, por tanto, traición a la constitución española y por lo tanto a la patria española.

La última palabra sobre el AIR de la Marina de Cope, para que dejéis de dar el coñazo los políticos y empresarios (que casualidad que los ciudadabos murcianos no se han manifestado a favor de la marina de cope, que casualidad, los ciudadanos que están en paro no se han manifestado en favor de ese proyecto que nos va sacar de la crisis y del paro):

INCONSTITUCIONAL.

Un saludo.
(Cuando quiera le dejo el libro de Miguel Delibes).

Pablo Alcázar dijo...

Sobre el biodiesel, son hechos que expongo a continuación, no sólo es que no me guste, sino que lo despótico es lo que nos quieren hacer creer las petroleras y muuuuhcos paises:

El IPCC y los gobiernos apoyan la fabricación de biocombustibles. Un gran desastre medioambiental y una gran estafa. La mera idea de que se cultiven tierras para dar de comer a nuestros coches, en vez de dar de comer a los millones de personas que pasan hambre en el mundo, me repugna. No estoy en contra del biocombustible cultivando microalgas (se fabrica a través de enormes tanques de cultivo, sin utilizar grandes hectáreas de terreno), al fin y al cabo, es como fabricar cerveza. Pero me opongo rotundamente a la idea de cultivar tierra para dar de comer a nuestros coches. Lo más grave de la situación es que la sociedad lo acepta de buen grado; como lo dicen todos los gobiernos y no se escuchan a los detractores, pues todos a apoyar el consumo de biodiesel. Y además, no se tiene claro si aumentan o disminuyen28 las emisiones de GEI. Cuando se deforestan numerosas hectáreas de selva para cultivar futuro combustible se tardan 250 años en compensar la pérdida de los árboles (Lapola et al., 2009), y muchos gobiernos lo hacen sin preocuparse por la importante pérdida de biodiversidad que se produce (se extinguen especies por culpa del biocombustible). Que gran ecologismo el del IPCC que apoya estos biocombustibles, y encima pretenden hacernos creer que son buenos para la atmósfera y la sostenibilidad del medio ambiente. Se trata de uno de los mejores ejemplos de manipulación mediática.


Con apoyos científicos sobre que no es tan bueno el biodiesel para el medio ambiente.

http://www.sciencemag.org/content/319/5867/1238.short

http://www.pnas.org/content/107/8/3388.full.pdf+html

Juan Guillamón Álvarez dijo...

No hace falta que grites pues te oigo perfectamente. No te auguro buen camino si sigues con este estilo tan soberbio, crecido y tan falto de ciencia. La ciencia es la ciencia y no lo que tú crees que es. Te tomaré por un osado e infeliz kamikaze ambiental -algo ó bastante despótico, sí- y renuncio a seguir debatiendo contigo (por contra, te autorizo a seguir 'gritando' en este Blog tan permisivo que hasta tú puedes escribir lo que quieras), pues eso de 'la basura corrupta de Marina de Cope' es todo un ofrecimiento para anestesiar mis apuntes. Me has hecho perder el tiempo, no has tenido la consideración que merezco, no sólo por mi edad, por mis conocimientos, mi acreditada profesión y por mis aportaciones al transcurso de la vida civil en la que tú y yo estamos. Mi actitud hacia ti -acaso joven airado, inexperto y temerario- ha sido en exceso educada y meditada. Algo me queda de resquemor si de comparar nuestras actitudes se trata. No sé si arrepentirme por darte la importancia que te he dado…, bueno no, no me arrepiento, pues arrepentirse es de débiles y cobardes.
Lo tuyo, sin embargo, no me merece interés. Y, jovencito, ten presente que conmigo no podrás.
Eso sí, si te parece podemos seguir debatiendo. Con una condición, que nos circunscribamos a las ballenas, las mediterráneas, esquilmadas o no por la acción del hombre. Ese hombre impetuoso y criminal capaz de depredar hasta sacar el último euro de la especie. Un depredador como tú, no audaz y sí, sin mesura temerario: bastaría coger su módulo y multiplicarlo por -1 para encontrarme contigo. También, podemos quedar -en santa armonía, como condición inexcusable- en Cabo Palos, nos ponemos el neopreno, nos tiramos al agua y, felices, nos vamos hasta el fondo de Isla Hormiga para yo disfrutar del biotopo y tú para clavarme el arpón a poco que mire con mal ojo a dentones, gallinetas y meros que, como bendita biocenosis, podríamos admirar.
En fin, perdona, pero te presumo muy tonto.

Pablo Alcázar dijo...

A usted le ha fastidiado muuuuucho todo lo que digo, claro, como no me lo ha intentado rebatir, tengo que pensar que usted se ha molestado mucho, y lo único que puede hacer es atacarme y tacharme de tonto. Jejeje, pues conmigo no podrás, como puede comprobar, ya que no me ha refutado nada de nada de lo que digo en todos estos comentarios.

"Mi actitud hacia ti -acaso joven airado, inexperto y temerario- ha sido en exceso educada y meditada"
¿Es educado llamarme radical, despótico y demagogo cuando yo a usted no le he insultado?

He dejado clarito que pongo mayúscula para resaltar (ya que no hay negrita ni cursiva).

¿Soy tonto?

Pues usted no me ha refutado absolutamente nada de lo que digo, nada de nada. NADA DE NADA. No estoy gritando, sólo resalto las palabras, a ver si entiende lo que lee.

Lo siento pero no me ha tratado usted el respeto que yo sí he hecho. Usted no verá insultos aquí. No por mi parte.

Demagogia, jaja, es lo que hacen todos ustedes. "El paro se acaba construyendo, eso es progreso". Si eso no es demagogia, venga Dios y lo vea.

Yo que no estoy de acuerdo en construir mucho pero sí lo estoy en una medida razonable. Ah, pero es ser radical. Jajajaja.

Usted habla sin decir nada de nada. Cuando me rebata todo lo que he dicho, y con números, con datos, entonces tendrá la facultad de hablar conmigo. Soy soberbio, sí. Mucho, pero como no me conoces, así que no juzgues tanto, y menos me hables de ciencia, cuando yo he puesto datos encima de la mesa, y usted no lo ha hecho.

Cuando ponga datos encima de la mesa, entonces usted podrá llamarme falto de ciencia. Pero no es así. La ciencia requiere de datos, yo los doy, usted no. ¿Quién es más científico?

No vuelva a llamarme tonto. Por favor. Porque quién lea esto puede pensar justo lo contrario, ya que yo aporto datos y noticias, y usted no hace nada, sólo habla e insulta.

http://freecabocope.com/articulos/77-pablo-alcazar-importancia-en-la-conservacion

http://freecabocope.com/articulos/76-marina-de-cope-un-poco-de-historia

http://freecabocope.com/articulos/86-patrimonio-geologico-y-paleontologico-cope


El IPCC y los gobiernos apoyan la fabricación de biocombustibles. Un gran desastre medioambiental y una gran estafa. La mera idea de que se cultiven tierras para dar de comer a nuestros coches, en vez de dar de comer a los millones de personas que pasan hambre en el mundo, me repugna. No estoy en contra del biocombustible cultivando microalgas (se fabrica a través de enormes tanques de cultivo, sin utilizar grandes hectáreas de terreno), al fin y al cabo, es como fabricar cerveza. Pero me opongo rotundamente a la idea de cultivar tierra para dar de comer a nuestros coches. Lo más grave de la situación es que la sociedad lo acepta de buen grado; como lo dicen todos los gobiernos y no se escuchan a los detractores, pues todos a apoyar el consumo de biodiesel. Y además, no se tiene claro si aumentan o disminuyen28 las emisiones de GEI. Cuando se deforestan numerosas hectáreas de selva para cultivar futuro combustible se tardan 250 años en compensar la pérdida de los árboles (Lapola et al., 2009), y muchos gobiernos lo hacen sin preocuparse por la importante pérdida de biodiversidad que se produce (se extinguen especies por culpa del biocombustible). Que gran ecologismo el del IPCC que apoya estos biocombustibles, y encima pretenden hacernos creer que son buenos para la atmósfera y la sostenibilidad del medio ambiente. Se trata de uno de los mejores ejemplos de manipulación mediática; los gobiernos y los medios de comunicación han manipulado de tal forma a toda la sociedad mundial para que acepten de buen grado esta gran estafa.

http://www.pnas.org/content/107/8/3388.full.pdf+html

http://www.sciencemag.org/content/319/5867/1238.short


Me presumes tonto, pues yo empiezo a ver que usted es un auténtico fascista. Usted me insulta pues yo le insulto. Usted ha empezado primero. Sólo tiene que comprobarlo.

Ser contrario a la constitución es seer un traidor a España.

Inconstitucional.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Amigo Pablo, me haces perder el tiempo, no porque el asunto concernido no me interese sino por la sencilla razón de que te has ‘enroscado’ y pretendes que yo lo haga también. Es lástima pues, en principio, creí que podríamos llegar a un intelectual acuerdo: yo, admitiendo la reconsideración urbanística de Cabo Cope, y tú, manteniendo ‘si se reduce el volumen a un cuarto y sin puerto’. Estábamos cerca. Solo nos faltaba para un acuerdo total la declaración pertinente de un ISA para concretar el nuevo número de viviendas y si sí o si no de la marina.
Estábamos cerca.
A continuación, mostrando un estilo tan soberbio, crecido y tan falto de ciencia global (económica, técnica, social y ambiental) te revuelves, muy encendido, para enmendarte (ignoro el porqué de tan brusco cambio) y pasas de la sospecha (‘esto huele a corrupción’, varias veces) a la afirmación temeraria (‘la basura corrupta de Cabo Cope’), lo cual, a mi modo equilibrado de ver las cosas no representa para nada una conclusión derivada del análisis científico y si de una inmoderada opinión preconcebida. Al tiempo, y dentro del camino de nuestro desencuentro, me incluyes entre los que ‘con la marina de Cope, ya no podréis engañar a tanta gente, ni ganar tanto dinero.’. Esta afirmación me impulsaría a dedicarte el justo y correspondiente insulto. Más no lo haré a fin de continuar con este estéril diálogo sin proferir ni uno solo, excepción hecha del que se deriva del ‘tonto’ con que concluí mi anterior post. Te anuncio que, dadas las circunstancias, en éste es factible concluir de la misma manera (he repasado mis comentarios y no he visto por lado alguno la sarta de insultos que me atribuyes).
Me doy cuenta de tu táctica –por cierto, la de todos los radicales ecologistas como tú- con la que pretendes rebatir mis juicios, situándolos en la posición más extrema y contraria a los tuyos. Estoy, por la práctica, bien armado para defenderme ante lo que considero un ataque de intención perversa: No soy ése a quien tanto quisieras tener enfrente. Esto. ‘Predicar la protección a las ballenas no es tan bueno ni practicar el uso del Ladrillo tan malo’, no es despreciar a las ballenas ni santificar los excesos en construcción de viviendas. Es ‘un apunte de acuerdo entre Naturaleza y Desarrollo’. Lo que tú puedas decir fuera de esto no tendrá más valor que el que se te supone para disfrutar de tu nada inamovible posición. Y aquí me tienes concienciado en una posición que busca encontrar el equilibrio entre el desarrollo y la protección del Medio. Si aceptaras tal sincera precisión podrías ser más piadoso y objetivo en la interpretación desconceptualizada que, también, haces de ‘estar más interesado por hombre y al ladrillo que por las ballenas y el buceo’. Mis cosas son como las digo, con la intención con que las escribo y no como tú las interpretas.
Alegremente (sic) pides que ‘dejemos de dar el coñazo, políticos y empresarios’; pasas del mero apunte a la conclusión: ‘la basura corrupta de la Marina de Cope’; te defines ‘radical y filántropo’ pero abusas de la demagogia verde en demasía (insisto); me llamas fascista por las buenas y, en fin, eres tan osado que vomitas: ‘..puagg, que asco’ (¿¿).
Mi inclinación hacia el equilibrio no implica despreciar a las ballenas. Del biodiesel, perdona, pero hace tiempo que expresé con rotundidad que no es oro todo lo que reluce. En efecto, un proyecto sostenible en Cabo Cope, ayudaría a mitigar el Paro. Que los bárbaros del Norte puedan venir a ‘usar’ la edificación sostenible’ de Cabo Cope, es una gran posibilidad.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Te seguiré publicando tus cosas en este blog gracias a mi actitud nada fascista, con el riesgo, cada vez mayor, de que sigas en permanente ridículo. Comprenderás que dado el derrote de este, cada vez menos interesante debate, el interés que pudiera en consumir tiempo en la consideración de los links que me anuncias es insignificante (bueno, a lo mejor otro día, en otro momento, sí debería considerarlo). Sería del género tonto por mi parte preocuparme en exceso por ‘Si en el medio marino desaparecen las ballenas, y los tiburones, podemos darnos por muertos. Los océanos son imprescindibles para la vida en la Tierra’. Como si no tuviera más que hacer. Puedes, ya ves, seguir ‘dando el coñazo’, pero recuerda que lo que nos puede poner de acuerdo es tu propuesta, próxima a mis entendederas, de ‘si se reduce el volumen a un cuarto y sin puerto’. Esto es así, de lo contrario, si persistes en lo que estás persistiendo, por todo el conjunto de tus ‘gritos’ (contempla el uso de las comillas), el tono iracundo de tus comentarios, esa agresividad tan poco respondida por mí, seguiré pensando –y bien que lo siento- que eres un tonto. Y no lo tomes como insulto, sé que eres espabilado, pero en esto te falta lucidez y te sobra arrojo.
No quiero terminar hablando ni de ballenas ni de tiburones. Puedes seguir en esto pero toma en consideración que tus comentarios, por todo lo que supra expreso, no me interesan.

Pablo Alcázar dijo...

Mire usted señor que el uso de las comillas no es para resaltar, es para poner de manifiesto un pensamiento; para copiar lo que no dice, en este caso yo copio frases suyas para analizarlas; también las comillas son para dar a entender un doble sentido. Por todo ello, las mayúsculas se ponen en estos casos, donde no hay cursiva ni negrita, para resaltar algo.

Si gritase pondría signos de exclamación, que es lo que diferencia a un grito de otra cosa que no lo sea.

¿Llamarme déspota no es insultarme?


Busque otra vez, y vea que el primero que insulta es usted. Y no me voy a quedar quieto mientras usted me insulta primero.

Esto es sólo el principio, ya que tengo una buena ristra de comentarios a todo lo que usted me dice. Empezando por lo de tacharme de asesino. Cuando yo en ningún momento hago acopio de violencia, ni amenazo ni nada de nada con violencia. Pero claro, cualquier persona que no piense como usted es considerado un radical, y añade violento por si acaso.

Mirese al espejo, y vea que su forma de tratarme como un tonto desde el rpicipio, y no me engañe, desde el princio me trató como un niñito, con una prosa muy buena y adornada, pero despreciándome totalmente, hablando mucho sin decir nada de nada, siendo presuntuoso y muy prejuicioso.

Y eso son unas muy malas cualidades.

Soberbia es decir que: "no pasa nada si se incomodan unas ballenas y unos pocos buceadores". Eso es soberbia, por si acaso no o sabe. Usted me habla de respeto pero a mi no me ha respetado, en ningún momento.

Me ha tratado desde el principio como un niñato.

No conteste todavía, que me queda muuuuuuuuuuucho por decir, por muy tonto que sea, el ridículo lo esta haciendo usted, que es personaje público, y ya he podido mostrar su otro lado, insultandome y despreciandome. Esperese, no conteste.

Pablo Alcázar dijo...

Pensaba sinceramente que usted era una persona razonable, pero veo que no es así. Vi lo de sostenible, y un político… Pero es imposible luchar contra un concepto, una idea no se puede matar. Nadie aprende escuchando a otra persona. Hay que mostrar las cosas para que cada uno saque sus conclusiones. Yo muestro hechos. Científicos y que se pueden encontrar en prensa. Excepto lo de la corrupción, no he dicho nada nuevo, ni mío, bueno algunas cosas, como lo de la historia.

Sigo pues, porque no había terminado con todo lo que dice usted sobre mi persona. Y no sé si usted me ha contestado o no a mi respuesta a su comentario diciendo que ve tonto. Puede llamarme arrogante, soberbio, despótico, radical (este último está de moda entre los políticos para denominar a todo lo que les molesta y les incordia) y todo lo que usted quiera, de hecho quería serlo (menos lo de radical, pero sé que lo soy en algunos temas). Porque conforme usted hablaba sabía que tenía que ser así, para mostrar su otro lado, el lado de que “no tengo argumentos, tengo que poner fin a esto y si insulto mejor”. Y a lo expuesto me remito, usted no ha dicho ni mu de las reservas marinas; usted habla de turismo, yo hablo de turismo, pero sin embargo no dice nada sobre ese tema, prefiere meterse con lo de las ballenas y otros aspectos (no sé porque quiere ir a la reserva de cabo de palos, si parece que para usted no existen las reservas ni sirven para nada). Tampoco dice nada sobre todas las urbanizaciones fantasma, sin vender, sin terminar o ambas. No dice nada, el silencio y el insulto es su arma.
Cuando me tacha de que podría matarle y, además, por mirar mal a un mero, según usted soy capaz de matar a una persona. Por mucha guasa y socarronería que pretenda mostrar, no deja de ser un comentario mucho más radical que cualquier cosa que haya dicho yo, y demasiado desafortunado. Si por lo que yo digo usted piensa así de mí, entonces no son menos que terroristas para usted algunas personas por lo que son capaces de decir en las calles, en los bares y en las plazas, amén de en sus casas. Si yo puedo matar, entonces algunos son capaces de poner bombas y demás. No vaya por ahí, yo nunca sería capaz de algo así, y menos cuando estoy hablando de cultivar para los seres humanos y no para los coches. No me conoce de nada. No soy violento, no lo he sido con usted, en ningún momento he sido violento.

Pablo Alcázar dijo...

Última parte: Me habla de respeto, pero ya sabía yo que había truco desde el principio. Yo soy muy respetuoso con la gente mayor, pero resulta que estoy aprendiendo, y no sólo por esta vez sino también por otras charlas que he tenido, que hay que respetar a los que son más jóvenes, a veces enseñan lecciones, o nos recuerdan lecciones de la escuela, del instituto, de la catequesis, o de lo que sea. Tengo 30 años, y usted es mayor que yo en bastantes años, porque no decirlo, pero no por eso en una conversación, o discusión, hay que tener muuucho más respeto el joven con el mayor. En discusiones no importa la edad. Yo le he tratado con mucho respeto, a su persona. Que mi forma fuera arrogante, o soberbia (la frasecita que suelto de: “Conservar y proteger la naturaleza es el verdadero progreso. Y la historia nos dará la razón” es soberbia de narices, sí que lo es) era toda la intención. Esa era mi intención. Porque quizá haya que aclarar que usted ha publicado una cosa, más encaminada a una persona concreta, peeeeeero, la publicación ha sido hecha en un medio público, en un periódico, y en su blog personal, es pues su intención de hablar no sólo con la persona aludida, sino con un colectivo al que usted no deja bien parado en su artículo, o columna. Si usted quiere decirle algo a esa persona y que nadie se meta no lo publique, hágalo personalmente. Pero creo que lo primero que debe esperar es que alguien que no tenga su opinión, y al que no deja bien parado, le hable de una forma totalmente cordial; aunque fui beligerante y soberbio, fui muy prudente y respetuoso. Cosa que usted no.


En cuanto a arrogancia debería mirarse al espejo, porque su frasecita de: “Si sólo se incomoda a una ballena y unos pocos buceadores no pasa nada”
¿Acaso esa es una frase carente de arrogancia, y puedo añadir desprecio? Je. Desde el principio he visto sus maneras, y no me engañe, que desde el primer momento se ha mostrado así. Sólo le faltaba haber dicho: “mira niño, no sabes mucho del mundo, si se molesta a unas ballenitas y unos buceadores no pasa nada, se puede construir lo que sea”. Además de que estoy seguro que usted pensaba al leer la primera vez: “¿qué pinta ahí, en lo de Cope, hablar de ballenas?”. No se dio cuenta, pero el comentario de las ballenas de mi primer encuentro en su blog no iba por lo de Marina de Cope, y voy a reproducirlo: “Otra pregunta retórica: ¿por qué no se han extinguido las ballenas? Por algo tan simple como prohibir su caza. Proteger las ballenas ha servido para que ahora sigan existiendo. Si no, seguro que se habrían extinguido casi todas las especies. Eso es una realidad”; significa ni más ni menos que lo que significa: que si no se hubiera protegido a las ballenas estarían la mayoría extintas. No veo por ningún lado algo referente a la Marina de Cope en mi comentario de las ballenas. Sólo es un ejemplo.

Desde el principio me ha hablado como un buen político, hablando muy bien, con una buena prosa y muy adornada, perfecta para decir mucho sin decir nada. Porque yo no he visto más argumento que: “el ladrillo no es tan malo, hay que buscar equilibrio y la Marina de Cope es para luchar contra el paro agobiante de la región”

Hablar mucho sin decir nada de nada.

No sé si lo que más le ha molestado es que no me calle, o la arrogancia de mis argumento (por lo menos los tengo, y con ciencia, con artículos científicos en algunos casos, y todo se puede encontrar en la prensa, lástima que no se acepten hipervínculos en los comentarios de los blog, lo primero que hice tenía una buena lista de todo eso). Seguramente lo que más le ha fastidiado es que le diga que lea. Esta bastante claro que por su edad y experiencia ha leído mucho más que yo, miles seguramente. Pero yo no estoy carente, y como no me ha afirmado que ha leído lo de Delibes, debo suponer que no lo ha hecho, y quizá eso le haya dolido más que ninguna otra cosa, que venga un niñato y te diga que leas algunas cosillas.


Usted es una persona taimada, en demasía.

Pablo Alcázar dijo...

Lo último último, que son tantas cosas que se me olvidan.

Nadie puede aprender sólo escuchando a otra persona, por ello, hay que mostrar los hechos, las pruebas o lo que haya que mostrar, para que cada uno saque sus conclusiones.

A usted no le interesa la opinión de un votante, adenás rechaza leer mis propuestas, rechaza explicar mis propuestas, y leer mis Enlaces, entre todo eso y lo prejuicioso que es usted, es pues usted un fascista.


Prefiero que me llamen radical por decir: "no quiero que se construya tanto", y por decir: "quiero que lo que se cultive en la tierra sea para los seres humanos". Prefiero que me comparen con Gandhi, a él por decir cosas en favor de los pobres le llamaron terrorista, radical, etc... yo sin llegar a ser él por supuesto, no soy como Gandhi ni mucho menos, pero mis pensamientos son mucho más acordes a Gandhi, que los pensamientos de usted y los de su gremio.

A Galileo lo quemaron por ser radical.

No he hablado en ningún momento de violencia, cosa que usted si. Hablar soberbiamente no es hablar violentamente. Usted es quien se ha tomado todo esto como un ataque. Yo no he atacado, pero cuando ataco, por culpa de usted, sólo se defiende con insultos. No me conoce de nada.

Con usted ya he podido, ya he dejado ver su otro lado.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

16,14 de ayer, Pablo Alcázar, también dice:
Pensaba sinceramente que usted era una persona razonable, pero veo que no es así. Vi lo de sostenible, y un político… Pero es imposible luchar contra un concepto, una idea no se puede matar. Nadie aprende escuchando a otra persona. Hay que mostrar las cosas para que cada uno saque sus conclusiones. Yo muestro hechos. Científicos y que se pueden encontrar en prensa. Excepto lo de la corrupción, no he dicho nada nuevo, ni mío, bueno algunas cosas, como lo de la historia.

Sigo pues, porque no había terminado con todo lo que dice usted sobre mi persona. Y no sé si usted me ha contestado o no a mi respuesta a su comentario diciendo que ve tonto. Puede llamarme arrogante, soberbio, despótico, radical (este último está de moda entre los políticos para denominar a todo lo que les molesta y les incordia) y todo lo que usted quiera, de hecho quería serlo (menos lo de radical, pero sé que lo soy en algunos temas). Porque conforme usted hablaba sabía que tenía que ser así, para mostrar su otro lado, el lado de que “no tengo argumentos, tengo que poner fin a esto y si insulto mejor”. Y a lo expuesto me remito, usted no ha dicho ni mu de las reservas marinas; usted habla de turismo, yo hablo de turismo, pero sin embargo no dice nada sobre ese tema, prefiere meterse con lo de las ballenas y otros aspectos (no sé porque quiere ir a la reserva de cabo de palos, si parece que para usted no existen las reservas ni sirven para nada). Tampoco dice nada sobre todas las urbanizaciones fantasma, sin vender, sin terminar o ambas. No dice nada, el silencio y el insulto es su arma.
Cuando me tacha de que podría matarle y, además, por mirar mal a un mero, según usted soy capaz de matar a una persona. Por mucha guasa y socarronería que pretenda mostrar, no deja de ser un comentario mucho más radical que cualquier cosa que haya dicho yo, y demasiado desafortunado. Si por lo que yo digo usted piensa así de mí, entonces no son menos que terroristas para usted algunas personas por lo que son capaces de decir en las calles, en los bares y en las plazas, amén de en sus casas. Si yo puedo matar, entonces algunos son capaces de poner bombas y demás. No vaya por ahí, yo nunca sería capaz de algo así, y menos cuando estoy hablando de cultivar para los seres humanos y no para los coches. No me conoce de nada. No soy violento, no lo he sido con usted, en ningún momento he sido violento.
ablo Alcázar

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Pablo Alcázar, también esto:
Última parte: Me habla de respeto, pero ya sabía yo que había truco desde el principio. Yo soy muy respetuoso con la gente mayor, pero resulta que estoy aprendiendo, y no sólo por esta vez sino también por otras charlas que he tenido, que hay que respetar a los que son más jóvenes, a veces enseñan lecciones, o nos recuerdan lecciones de la escuela, del instituto, de la catequesis, o de lo que sea. Tengo 30 años, y usted es mayor que yo en bastantes años, porque no decirlo, pero no por eso en una conversación, o discusión, hay que tener muuucho más respeto el joven con el mayor. En discusiones no importa la edad. Yo le he tratado con mucho respeto, a su persona. Que mi forma fuera arrogante, o soberbia (la frasecita que suelto de: “Conservar y proteger la naturaleza es el verdadero progreso. Y la historia nos dará la razón” es soberbia de narices, sí que lo es) era toda la intención. Esa era mi intención. Porque quizá haya que aclarar que usted ha publicado una cosa, más encaminada a una persona concreta, peeeeeero, la publicación ha sido hecha en un medio público, en un periódico, y en su blog personal, es pues su intención de hablar no sólo con la persona aludida, sino con un colectivo al que usted no deja bien parado en su artículo, o columna. Si usted quiere decirle algo a esa persona y que nadie se meta no lo publique, hágalo personalmente. Pero creo que lo primero que debe esperar es que alguien que no tenga su opinión, y al que no deja bien parado, le hable de una forma totalmente cordial; aunque fui beligerante y soberbio, fui muy prudente y respetuoso. Cosa que usted no.


En cuanto a arrogancia debería mirarse al espejo, porque su frasecita de: “Si sólo se incomoda a una ballena y unos pocos buceadores no pasa nada”
¿Acaso esa es una frase carente de arrogancia, y puedo añadir desprecio? Je. Desde el principio he visto sus maneras, y no me engañe, que desde el primer momento se ha mostrado así. Sólo le faltaba haber dicho: “mira niño, no sabes mucho del mundo, si se molesta a unas ballenitas y unos buceadores no pasa nada, se puede construir lo que sea”. Además de que estoy seguro que usted pensaba al leer la primera vez: “¿qué pinta ahí, en lo de Cope, hablar de ballenas?”. No se dio cuenta, pero el comentario de las ballenas de mi primer encuentro en su blog no iba por lo de Marina de Cope, y voy a reproducirlo: “Otra pregunta retórica: ¿por qué no se han extinguido las ballenas? Por algo tan simple como prohibir su caza. Proteger las ballenas ha servido para que ahora sigan existiendo. Si no, seguro que se habrían extinguido casi todas las especies. Eso es una realidad”; significa ni más ni menos que lo que significa: que si no se hubiera protegido a las ballenas estarían la mayoría extintas. No veo por ningún lado algo referente a la Marina de Cope en mi comentario de las ballenas. Sólo es un ejemplo.

Desde el principio me ha hablado como un buen político, hablando muy bien, con una buena prosa y muy adornada, perfecta para decir mucho sin decir nada. Porque yo no he visto más argumento que: “el ladrillo no es tan malo, hay que buscar equilibrio y la Marina de Cope es para luchar contra el paro agobiante de la región”

Hablar mucho sin decir nada de nada.

No sé si lo que más le ha molestado es que no me calle, o la arrogancia de mis argumento (por lo menos los tengo, y con ciencia, con artículos científicos en algunos casos, y todo se puede encontrar en la prensa, lástima que no se acepten hipervínculos en los comentarios de los blog, lo primero que hice tenía una buena lista de todo eso). Seguramente lo que más le ha fastidiado es que le diga que lea. Esta bastante claro que por su edad y experiencia ha leído mucho más que yo, miles seguramente. Pero yo no estoy carente, y como no me ha afirmado que ha leído lo de Delibes, debo suponer que no lo ha hecho, y quizá eso le haya dolido más que ninguna otra cosa, que venga un niñato y te diga que leas algunas cosillas.


Usted es una persona taimada, en demasía.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Y, en fin, termina ya (parece)con esto:
Lo último último, que son tantas cosas que se me olvidan. 16,31

Nadie puede aprender sólo escuchando a otra persona, por ello, hay que mostrar los hechos, las pruebas o lo que haya que mostrar, para que cada uno saque sus conclusiones.

A usted no le interesa la opinión de un votante, adenás rechaza leer mis propuestas, rechaza explicar mis propuestas, y leer mis Enlaces, entre todo eso y lo prejuicioso que es usted, es pues usted un fascista.


Prefiero que me llamen radical por decir: "no quiero que se construya tanto", y por decir: "quiero que lo que se cultive en la tierra sea para los seres humanos". Prefiero que me comparen con Gandhi, a él por decir cosas en favor de los pobres le llamaron terrorista, radical, etc... yo sin llegar a ser él por supuesto, no soy como Gandhi ni mucho menos, pero mis pensamientos son mucho más acordes a Gandhi, que los pensamientos de usted y los de su gremio.

A Galileo lo quemaron por ser radical.

No he hablado en ningún momento de violencia, cosa que usted si. Hablar soberbiamente no es hablar violentamente. Usted es quien se ha tomado todo esto como un ataque. Yo no he atacado, pero cuando ataco, por culpa de usted, sólo se defiende con insultos. No me conoce de nada.

Con usted ya he podido, ya he dejado ver su otro lado.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Pablo, me has derrotado.
Sí, Pablo, me has vencido, pero por aburrimiento. Lo que escribes lo haces ignorando que esto lo hacemos, tú y yo, públicos. Aquí quedan los insultos que no escribí y los tuyos con los que te expresas. Y, recuerda que a Galileo lo liquidaron por decir verdades, no por escribir tonterías.
Reitero lo que ya te anuncié: publicaré cuanto envíes a este tan impertinente blog, tuyo, mio y público. No sé como te atreves a escribir que yo te he llamado asesino; ¿es figurado cómo lo del mero y la ballena? No te he acusado de ser asesino, te he acusado de ser tonto. No es lo mismo. Así que no tomes en serio mi temor a que me des un arponazo, entre hormigas. Al principio dudé pero ahora, en efecto, tienes razón: lo tuyo es más bien de ‘niñatos’. Tú pretendida violencia narrativa (arrastras, parece, las teclas con furia) no se compadece con lo noble de tus preferencias ambientales, creo.
Así, con tu estilo, no me enseñas nada y, por demás, no me interesan tus escritos. Y es lástima pues, en un primer momento, pudimos llegar si no a un consenso, a respetar –sin tu violencia- lo tuyo y lo mio.
Qué sabrás tú lo que es un taimado, por Dios, y qué del fascismo!
Termino y escribo que ya no te voy a contestar más; lo dejo así y te recomiendo que no sigas –también- perdiendo el tiempo en este encuentro en el que ya resultado vencedor. No hay más prórroga ¡Corro el peligro de terminar odiando a las ballenas!
Nota.- Galileo no fue quemado sino condenado a cadena perpetua que, con posterioridad, fue conmutada por un arresto domiciliario. Tal misericordia, para mí, no es tal pues si bien el cuerpo fue liberado, el alma y la inteligencia, fueron asesinados.

Pablo Alcázar dijo...

A mi tampoco me merece la pena comentar sus insultos, y sus "verdades" frente a mis tonterías.

Hableme de respeto tratándome de usted. Cosa que yo he hecho, yo no le he tuteado, más que en unas pocos acasiones y por despiste o intención, pero el caso es que he tuteado muy poco, mientras que usted me ha tuteado desde el primer instante.

Como se lo tengo que repetir todo, allá vamos:

No tengo porque recibir insultos y quedarme quieto. Mirese el ombligo y verá que el primero en insultar es usted. No tengo porque estar pensando en que yo soy el primero en ser irrespetuoso e insultar, cuando es usted, el político el que insulta.

No tiene en cuanta nada de lo que he dicho, pensando desde el principio que lo que digo son tontarías.

Si quería usted llegar a un consenso, haberme tratado de usted.
Haberme respetado. Pero claro, como usted es una persona mayor, ya puede tratarme con menos respeto.



Así que desde el principio me ha tratado usted con menos respeto del que yo he hecho.


Siga hablando sin entender nada de nada, y lo digo por lo de asesino, ya le digo que esa frase es guasa y socarronería, pero no deja de ser u comentario radical, mucho más de lo que ya haya dicho.

No, es verdad, usted no es taimado, le falta inteligencia. YO SOY TANTO, TODO LO QUE USTED QUIERA, PERO SOY UN TONTO HONESTO. MIL VECES MÁS QUE USTED.


Evoco a Fernando Fernán Gómez, un gran artista. Vaya se a la.... ¡¡¡A LA ......!!! (ahora si lo digo gritando, vease signos de exclamación)

Más violento ha sido usted con lo del mero que yo, busque mi violencia, y ningún momento me muestro violento. Iracundo, bueno, violento NO.

Pablo Alcázar dijo...

Si es capaz de odiar a las ballenas por mí, es que usted es más estúpido de lo que creía. Ya esta, ya he entrado en el juego que os gusta a algunos políticos: "Tú eres tal" "no, tú más"

El jueg al juegan muchos políticos hoy en día, que parecéis niños a veces.


Yo diré tonterías, pero es la primera misiva que tienen ustedes, cualquier cosa que se salga de lo oficial será tachado inmediatamente de ridículo, de tonterías y de falsedad. Vease el biodiesel, cualquier cosa que se diga sobre la estafa a la que nos someten será tachado de tonto y ridículo. Pero nadie me demuestra que lo que digo es mentira. Nadie me demuestra que lo que digo es mentira y tonterías.


Con personas como usted que no les importa lo que les pasa a los tiburones acabaremos con el mundo entero. Con personas como usted con su falsa sostenibilidad, y sin preocuparse realmente de la naturaleza el mundo acabará en menos de un siglo.

Con la gente que no se preocupa de la naturaleza, esa gente en realidad no se preocupa de sus hijos y nietos.

Miguel Delibes lo deja bien clarito, hace 38 años, que no fue hace un par de años, no, fue hace 38, y el mundo no ha cambiado a mejor, sino a peor.

Es usted muy mala persona.

Pablo Alcázar dijo...

Ya sé que le importa tres de pato lo que diga yo. Pero como no me ha publicado lo último…

Usted y su actitud frente a los tiburones “Sería del género tonto por mi parte preocuparme en exceso” es lo que realmente hace de usted una mala malísima persona. Y alguien que no se preocupa nada de nada por el medio ambiente, ni por sus familiares, con esta afirmación se deduce que usted no quiere a sus nietos e hijos, porque preocuparse tan poco del medio natural es no preocuparse por el futuro. Además, decir eso demuestra su completa ignorancia en materia de ecología, total ignorancia. Encima usted llama embaucadores al departamento de ecología de Murcia, a científicos. Usted no sabe ni siquiera lo que es un ecosistema y sus elementos; no lo sabe porque entonces se preocuparía por los tiburones y las ballenas, elementos imprescindibles para la calidad de los ecosistemas marinos. Y esto demuestra su completa ignorancia, hasta un niño sabe más que usted sobre ecología, además demuestra su intención de usar la famosa palabra “sostenible” para sus propios fines y en su beneficio político.

Yo en realidad no digo más tonterías que las que dicen algunos políticos, como usted. Usted no me ha refutado ninguna de mis tonterías. Me gustaría que se pusiese usted en la piel de un niño de África (puede que usted pasara algo de hambre durante la posguerra, no lo sé), y mire con su forma de ver, si a la gente que pasa hambre le dijeran que hay cultivos en el mundo que se usan como combustible para los coches en Brasil y otros países de Sudamérica, EEUU y en Europa, esa gente nos odiaría a muerte. Menos mal que no lo saben, eh.

Ya que soy un niñato según usted, no tengo ni idea de nada según usted, ¿por qué no me ha iluminado en todo este tiempo? Podría haber dicho que leyera un libro concreto, enlaces de ciencia, no sé, lo que fuera para culturizar a un niñato e iluminarme con su infinita sabiduría. Sin embargo el que se ha tomado la molestia de ofrecer conocimiento he sido yo, y usted lo ha despreciado como buen ...

Yo soy un radical, ya que no soy un borrego que me trago todo lo que dicen los medios y los organismos oficiales, investigo y miro más allá de mis narices. Pues la consigna es clara: cualquier cosa que se salga, o que contradiga, la norma oficial y ofrecida por las instituciones y organismos oficiales será catalogada automáticamente como algo ridículo, radical y falso (si se puede, también añaden violento). De esta forma es fácil hacer que la gente piense como quieran los que mandan. Y el biodiesel entra en un engaño masivo, a ciudadanos y a ciertas instituciones, principalmente ciudadanos por supuesto.

Y usted mirese el ombligo hombre, el violento ha sido usted, yo no he utilizado ninguna expresión violenta, usted ha sido el primero, con lo del arponazo, yo no he dicho nada violento, ni escribo violentamente, como si arrastrara las teclas, no es violencia, es mi forma de escribir a máquina, perdón si le ofendo muy venerable; si tiene algún problema con eso me paga un curso de mecanografía y listo.

¿Usted es de estos?, seguramente:
"La democracia no significa que el pueblo gobierne en ningún sentido obvio de los términos "pueblo" y "gobierno". La democracia significa solamente que el pueblo tiene la oportunidad de aceptar o rechazar a los hombres que van a gobernarle " Joseph Schumpeter.

"Nos encaminamos a una sociedad orwelliana, pero Orwell cometió un error en 1984. El Gran Hermano no necesita verte constantemente si tú le miras constantemente a él" Hal Becker en una entrevista de 1981, haciendo referencia a la televisión y otros medios de comunicación, un arma de manipulación social, y si no me cree, sólo tiene que ver la película Argo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes Señor Guillamón

Me he decidido a comentarle por la última sentencia del TSJ. Después de éste varapalo, parece que los políticos se desvinculan del AIR marina de cope. Supongo que ir en contra de tanta ilegalidad les hará perder votos.

No meto en la pelea que han tenido ustedes en este artículo suyo, aunque empezó muy bien, enseguida se torció. Sólo me gustaría preguntarle un par de cosas.

¿por qué no le da la razón a esta persona en lo que dice de las reservas marinas? Porque me he molestado en ver que dice, y científicamente las reservas marinas son buenas para el turismo, el medio ambiente y la pesca. ¿Por qué tacha usted a las reservas marinas de tonterías?

¿Es mentira que parte, o gran parte, de la crisis se debe al ladrillo desmesurado? Eso no es una tontería y no es mentira. Es la realidad.

¿Es mentira acaso que querer construir un volumen de plazas hoteleras y viviendas de 50.000 personas es cómo construir otra ciudad? La marina de Cope es prácticamente otra ciudad, con la crisis que hay, no se vendería ni un cuarto de lo que se pretendía construir.

ME parece que la verdad duele mucho.

Me alegro de que por ahora los jueces hayan fallado a favor de la verdad y de la naturaleza. Que si no la cuidamos desaparecerá. Eso es verdad, cada vez hay menos de todo en la naturaleza, cada vez queda menos naturaleza. La marina de cope no respetaba la naturaleza, por ello estoy y estaré en contra.

Un cordial saludo.

Juan Guillamon dijo...

Sr. Anónimo, no cargue sobre mis espaladas esa gratuita afirmación de que me parecen una tontería las reservas marinas pues, de lo contrario usted no está hablando conmigo sino con un fantasma inventado. Una cosa es estar a favor de las reservas marinas y otra compararlas con otras cuestiones.
Mire de Cabo COPE, los partidarios de su conservación natural como usted han hecho del fallo judicial un clamoroso uso adaptado a sus nobles intenciones. La realidad del asunto es que que ese fallo, quiérase o no, se refiere a un asunto formal cuyo expediente comete un grave error administrativo pues atribuye competencias al Consejo de Gobierno que no tiene. Tenga la seguridad de qu tal cuestión formal puede resolverse a través del proceso administrativo adecuado. Del fallo no se deduce lo que ustedes pretenden deducir. No es el gobierno regional un depredador ambiental, ni un perverso destructor de la Naturaleza, ni ustedes los heroicos salvadores de la misma. Lo que el fallo dice es que el gobierno regional administrativamente ha metido la para hasta el corvejón. Esto es.
Y mi opinión al respecto es que no se debe abandonar el proyecto. Eso sí, tramitando el expediente con las cautelas administrativas pertinentes y aprovechando muchas de las recomendaciones que ustedes, verdes o no, ha expresado pero nunca dejando a cero el proyecto.
Termino, yo n contra de las reservas marinas? Por Dios.

Pablo Alcázar dijo...

"los partidarios de su conservación natural como usted han hecho del fallo judicial un clamoroso uso adaptado a sus nobles intenciones"



jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajjajjajajajajajajajajajajajajajajajajajaj

Lo que hemos hecho con la sentencia del tribunal constitucional ha sido alegrarnos porque los jueces han tenido sentido común y no han dejado que algo INCONSTITUCIONAL fuera adelante y arrasando la naturaleza.

que manipulador que es usted.


Gracias Anónimo!!!

Anónimo dijo...

Hola

Pablo, no me des las gracias, no hace falta.
Subrayo la frase que has puesto entre comillas.

Sólo decir que estoy a favor de una opinión y totalmente en contra de la otra. Voy a practicar una verdadera sostenibilidad donde las megaconstrucciones y megaresort turísicos no tienen cabida, porque esos proyectos y construcciones no son sostenibles, y jamás lo serán, al menos por ahora.
un saludo

Anónimo dijo...

P. D.:
No me malinterprete que sólo estoy a favor de la opinión de Pablo en cuanto a la conservación de la naturaleza.

Pero:
Lo cierto es que usted en ningún momento se ha posicionado a favor de las reservas marinas, no lo ha hecho, y sí que dice que todo lo que dice el otro son tonterías… ergo, tonterías son las reservas marinas para usted (simple lógica y descarte), así pues no veo el motivo de su cabreo.

Juan Guillamon dijo...

Créame, no estoy en contra de las reservas marinas. No insista. Al contrario, me conmueven. No es éste el problema.

Anónimo dijo...

Le conmueven las reservas, entonces ¿por qué no lo ha dicho antes? rectificar es de sabios.

Yo seguiré fiel a un pensamiento razonable, y estaré en contra siempre de las mega construcciones, que no son solución para nada, os habéis parado a pensar que cuando se construya todo lo que se puede construir ¿donde construiréis?

Menos mal que do sentencias judiciales han servido para demostrar el fraude que había con la Marina de Cope, y como bien dices, que el gobierno murciano ha metido la pata hasta el fondo.

Pues no han rectificado hasta que ha tenido que venir el tribunal constitucional y el tribunal superior de justicia.

Si no se rectifica... no es sabio, y ha hecho falta dos sentencias, en fin que ustedes se lo han guisado y ustedes se lo deberían de comer, pero al final las meteduras de pata nos las comemos los ciudadanos. Muchas gracias.