miércoles, febrero 26, 2014

Reforma

El reformismo actual en España tiene que ver con el radicalismo político necesario en tiempos de Crisis. La acción prioritaria de un gobierno, ya que damos por asumido que estamos de pleno en una economía de libre mercado, es propiciar reformas más que dirigir el curso de la economía. Para eso están las empresas. Por el contrario, si el estado en vez de corregir tratara de determinar el rumbo de los asuntos económicos, estaríamos en el caso de los países centralistas, de los que ya quedan pocos, Cuba si acaso. Atrás quedan los países de la órbita soviética. Y lo de China es para pararse y no echar gota: un país comunista navegando con éxito en medio de un mundo capitalista. Vaya, estoy, como siempre, por un estado corrector.

No hay comentarios:

Estado de los embalses 14-11-2017

Jamás hube considerado que una asíntota horizontal tan tremenda hubiese sido posible. Ya se sabe porqué en teoría de curvas, para que exi...