miércoles, enero 22, 2014

LA DECEPCIÓN DE KRUGMAN

Paul Krugman, Nobel de Economía e icono de la izquierda en cuestiones de eso, de economía, se queda solo en su refriega contra las políticas de ajustes (y sus recortes) de la Unión Europea. El Nobel se lamenta por cuanto Hollande se acaba de incorporar a los gobernantes europeos a quienes atiza Merkel. El presidente de la República anuncia una fenomenal rebaja de impuestos a las empresas y un recorte del gasto público de más de 60.000 euros. Tal desprecio a las virtudes de la economía socialista tiene por objeto, según Hollande, crear empleo. No seré yo quien lamente este espectacular cambio habido en Francia, aunque (y esto es de paso) sí me sorprende) la facilidad de Hollande para aflojarse el cinturón en lo particular mientras que,  en lo general, se lo aprieta a los franceses.

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...