miércoles, enero 29, 2014

ALGARADAS

Si una obra sensata, como es la remodelación de una calle para convertirla en boulevard, es capaz de originar un motín ciudadano, a partir de ahora, y siempre ante un gobierno de derechas (desde luego), la posibilidad de quemar contenedores, derribar semáforos, romper escaparates y volcar vehículos, a menos que seamos más sensatos de lo que ahora da muestra la izquierda, puede ser el jodido denominador gamonal que quiebre la debida compostura que precisa el ejercicio de la democracia. Manifestaciones callejeras, en orden y concierto, están dentro de las normas de convivencia. Otras cosas, no. Y sacar partido de los destrozos y de las miserias que las algaradas callejeras incontroladas originan, no tiene perdón de Dios.

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 43

49 CHISPAZOS TERRORISTA . - Ver a Otegui, a los anticapitalistas de la CUP y a los burgueses medio caciques del PdeCat juntos y cobijad...