lunes, octubre 07, 2013

CHISPAZO LA OPINION

Si casi todo es cíclico, no sé si la Economía goza de tal condición pero es de esperar que sea como las ondas que disponen máximos y mínimos equidistantes de una posición de equilibrio a la que ojalá volvamos a tiempo. Con el Agua, recién finalizado el año hidrológico, lo mismo. Las cosas del mundo son expresión directa de los modos de Dios, quien se organiza pluviométricamente mediante un proceso aleatorio, sometido a las leyes de azar pero que puede ser controlado por los ingenieros hidráulicos que con sabiduría aplican el Cálculo de Probabilidades. Claro que este control, empírico, tan sólo se refiere al modo en que las cosas se "produjeron". Pero la magia ingenieril es capaz de convertir la incertidumbre en dato. Que así sea el futuro.

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 51 OCURRENCIAS

OCURRENCIAS . - Referente al Mar Menor, durante una sesión de la Comisión creada al efecto en la Asamblea y a requerimiento del portavoz ...