lunes, mayo 26, 2014

TRAMPAS

No es regla fija pero de vez en cuando resulta parámetro indicador de las circunstancias obrantes, lo que e seguido expreso. Al infierno no van los tramposos y sí los que caen en la trampa. Así las cosas, a los fiscales les vendría bien discriminar sus acusaciones contemplando a los tenidos por imputados en esos dos bandos. Y no digo que quienes cayeron en la trampa han de irse, por lo habitual, de rositas pero casi sí con tal discernimiento. Seguro, entonces, que los lances judiciales serían no sólo más precisos sino, lo que es muy saludable, más cortos.

No hay comentarios:

Estado de los embalses 27-03-2018

¡¡ESPECTACULAR COMIENZO DE LA PRIMAVERA!! (Hasta en el Segura se crece). Y a lo que se vislumbra esto no ha hecho más que empezar.. ...