lunes, abril 07, 2014

ROUCO

No es lo mismo Rouco que Fran Prístino, el de Facebook. A poco que diga el cardenal todo el mundo laico de la plural España ha de recordarle que, en efecto, su mundo no es de este mundo. En cambio si Fran se expresa tal que así: ‘Hemos llegado al punto en que esto no se arregla sin que haya sangre. En este país no se arreglarán las cosas hasta que haya sangre y muertos en la mesa. Los políticos solo se acuerdan de nosotros cuando llegan las elecciones. Cuatro años que nos putean, pisan y recortan derechos. Esto no se arregla sin sangre’, la cosa cambia. Fran, por suerte, representa a don Nadie pero su agresividad debe hacernos reflexionar. Guerra Civil no, desde luego, pero que esto está que arde, sí que sí.

No hay comentarios:

Estado de los embalses 14-11-2017

Jamás hube considerado que una asíntota horizontal tan tremenda hubiese sido posible. Ya se sabe porqué en teoría de curvas, para que exi...