miércoles, marzo 26, 2014

EL DUQUE

Sin duda, el gran mérito de Suárez fue haber evitado la revisión histórica que los perdedores de la Guerra Civil con cierta razón le hubieran exigido. Colaboración necesaria la hubo en Carrillo y Guerra, entre otros. Se va Suárez a la tumba con este indiscutible mérito, y al cabo de treinta años, Zapatero (qué estupidez) propone esa revisión obviada para poner patas arriba las dos mitades de España, las que hielan el corazón. Como si resultara conveniente reabrir las heridas de esa Guerra por las que los perdedores fueron tratados injustamente por Franco pero de la misma manera que las atrocidades, durante aquel triste periodo, se hubieron repartido a partes iguales entre ambos bandos, Y como si los populares (o rojos) hubieran sido hermanitas de la caridad.  Vaya, Adolfo, te vas sin dejar aquello atado.

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...