viernes, febrero 21, 2014

CULTURA

Racionero dice que la Cultura de un país es proporcional a la longitud de su costa (metros) dividida por la extensión de su superficie (m2). España, en esto, sale muy beneficiada. Admítase que hace un porrón de años, sin internet, ferrocarril y carreteras, el transporte e intercambio de bienes y cosas se hacía por mar. A mayor cantidad de puertos y costas, más intercambio de ideas y saberes. Así, España durante demasiado tiempo vivió de la inercia intelectual de las letras que hicieron de la cultura del Siglo de Oro  el freno inconveniente de los conocimientos científicos que en Francia se dieron un montón de años antes de que la eximia y petulante Generación del 98 tomara a los científicos (y no sólo a Echegaray) como estúpidos insolventes. Ahora, así nos va (aun con carreteras, puertos y trenes)

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...