Guillamón Sostenible

Guillamón Sostenible
Lo que no está rodeado de incertidumbre, ¡no puede ser verdad! Richard Feymann.

jueves, enero 16, 2014

HOLLANDE

Jamás entendí  el porqué del amor de Sofía Loren por Carlo Ponti. Sigo sin entenderlo. El asunto Hollande, sin embargo, no me sorprende. Las mujeres (también) buscan la belleza en los hombres (sí, ya sé, siempre que tras ella haya un buen fondo). Así si Juliet Gayet cayó en brazos de Hollande se entiende si esos brazos fueron los de la mismísima República Francesa. Sí, pues las cualidades físicas del presidente –bajito, algo miope, barriguita incipiente, calvita al uso y sexagenario (casi)- no son las óptimas para encandilar a una belleza como Juliet. Ah, de lo que es capaz una mujer tan bella: poner, en pelotas, a todo un presidente de la República frente a la cámara de un avezado paparazzo. Y, menos mal que fue una cámara y no una pistola de algún calibre lo que le apuntó.