martes, noviembre 12, 2013

DESALACIÓN

Desde luego parece lógico mirar al mar y proceder a su total desalación. El 96% del agua del planeta está en los océanos. Y el 0,04% se contiene en ríos, lagos y humedales. Sólo con cambiar de siglo, el coste del m3 desalado se puso en su mitad. Siguió decreciendo pero con un límite (las cosas del mundo no son infinitas), lo cual no fue óbice para que la intrusión política entrara de lleno en el mundo del Agua, ofreciendo desalación como bienaventurada alternativa a otras fuentes de suministro. El desprecio sin miramientos a eso de que desalación y energía es una pareja indestructible nos lleva, hoy, a no saber qué hacer con tanto artilugio improductivo y plantar cara a Europa, no sea que nos pidan los cuartos que en ello se fundieron. 

No hay comentarios:

Estado de los embalses 14-11-2017

Jamás hube considerado que una asíntota horizontal tan tremenda hubiese sido posible. Ya se sabe porqué en teoría de curvas, para que exi...