jueves, octubre 31, 2013

EL DIPLOMA

Recién estuve bordeando Asturias, sin llegar. En la frontera con Galicia, mi colega de andanzas me cuenta el porqué del mote El Diploma. Hubo una vez, ya hace tiempo, una chica asturiana que dejó por un tiempo su ciudad para, según ella, cursar determinados estudios en Madrid y recibir el correspondiente diploma. Regresó sin él y al cabo de un determinado número de meses, dio a luz a un bebé que como es natural recibió el apodo de El Diploma en atención al cambio de rumbo en esa dirección sobrevenida. El Diploma es hoy muy mayor, pero muy amigo de sus amigos, incluso de aquellos que pusieron en danza tan oportuno mote. Agradezco con este chispazo a mi colega tan chispeante historia. 

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...