Guillamón Sostenible

Guillamón Sostenible
Lo que no está rodeado de incertidumbre, ¡no puede ser verdad! Richard Feymann.

sábado, diciembre 01, 2012

LA FALACIA, EL CATASTROFISMO, LA CRISIS SOLBES Y SEVILLA, ETC..



La actitud que mantiene el PSOE en estas circunstancias críticas tan insoportables merece la peor de las calificaciones éticas. Estoy (casi convencido de que la ciudadanía está hasta el gorro de nosotros, los políticos, porque aprecian una verdadera falta de sintonía política con el problema actual. Al tiempo, seguro, desprecian las declaraciones de unos y otros que tan solo tienen que ver con la determinada posición de los partidos como fortaleza ideológica. Los resultados tenidos por el PSOE en las recientes elecciones de esas comunidades denominadas 'históricas' (así es que Castilla no es parte principal de la Historia de España) merecen un suspenso integral para tal partido. El asunto (señores, estamos en España) no tendría especial relevancia si no fuera porque el PSOE se considera a sí mismo el alumno más aventajado y el más listo de la clase (clase política, se entiende). Sin duda, sus coqueteos interesados con los que alientan los nacionalismos le han pasado factura.
Lo que se declara en los programas electorales debería ser cumplido, pero si resulta que las circunstancias resultan inadecuadas (sobrevenidas) y no se puede mantener lo comprometido, es necesario un ejercicio de responsabilidad por hacer lo posible por salir airoso de la situación. La escasa subida de las pensiones acordada esta semana por el Gobierno (1-2%) supone más que un engaño, una obligación moral encuadrada en el conjunto de medidas para atajar el Déficit, verdadero leviatán no solo para pensionistas sino para el ciudadano en general. Y, ahora, viene el PSOE -el partido que franqueó el paso de la señora Crisis a España- a postularse como el apóstol del ciudadano, cuando resulta palmario que su último mandato fue un engaño descarado para mantenerse en el gobierno a toda costa. Un verdadero ejemplo de irresponsabilidad. Y, he aquí, el paradigma de la mentira:  El 14 de enero de 2008 (inmediaciones de las Generales y confirmada ya la Crisis desde junio del anterior año) Zapatero nos cuenta: que ‘La crisis es una falacia, puro catastrofismo. Estamos creciendo por encima del 3%. Aunque mañana crezcamos al 3% o al 2,8%, que es un crecimiento bueno, vamos a seguir creando empleo y teniendo superávit’. Y, lo que es ya –ciertamente- el colmo: 3 de marzo, 2008, Zapatero, enfatiza ‘prometo crear dos millones de empleo’. Lo dice aunque no puede prometer pero promete ¿Al cabo del tiempo es o no es esto una gran mentira como para que ahora el PSOE no ya cese en su apostolado sino  que se sonroje?  Y, algo después, dijo ‘España está en condiciones de llegar al pleno empleo’ (¡¡¡).
Lo cierto es que no es mi intención negar que estamos fatal y que el gobierno hasta el momento no ha dado con la clave para frenar este desconcierto económico tan pertinaz, que el futuro a corto plazo es negro, muy negro, pero de ahí a aceptar las críticas del partido socialista hay un trecho intelectual demasiado largo. Si los socialistas hubieran hecho sus deberes de acuerdo con el interés general en vez de tener puesta su atención en las ‘rajitas’ de las urnas electorales, la situación actual -¡seguro!- no sería tan grave y ministros tan responsables como Sevilla y Solbes no hubieran abandonado el barco. Zapatero debió hacer como su colega Schroeder en Alemania cuyo adelanto en las reformas del mercado laboral, la enseñanza y las políticas netamente sociales, hace ya más de diez años, han permitido que Alemania hay sorteado la Crisis de mejor manera que España en lo particular.
Solo el silencio, la colaboración y aceptar que la lucha contra el déficit es condición necesaria y suficiente para atajar esta miseria económica a medio plazo, la ciudadanía podría dar respaldo electoral a este socialismo, intruso en el sistema de libre mercado, una vez abandonado a su suerte el modo y manera de gobernar mediante el centralismo y la búsqueda radical del reparto de riqueza por mucho que esta resulte ser una auténtica miseria.
Ah, finalizo reconociendo que, por desgracia y de cara al ciudadano, el PP todavía no ha tenido (es evidente) el éxito que se esperaba. Esto es así, pero que el PSOE, siendo el mayor responsable de este pifostio-tiberio insoportable es como para echarse a llorar. Y si no, ¿qué trabajo les cuesta a sus dirigentes darse un garbeo por las actas electorales de los últimos comicios en Galicia, País Vasco y Cataluña (las nacionalidades históricas de España, ya que Castilla –al parecer- no lo es, insisto) para que el sonrojo limite su instinto de revancha. Sí, porque aunque todos somos muy malos ellos, los socialistas, son peores. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

De eso precisamente, de que el PSOE esté cosechando tan malos resultados, es de lo que se aprovecha este Gobierno embustero (tres millones de empleos para esta legislatura decía González Pons) para tomar medidas tan duras como las que está tomando. También estos gobiernan mirando a los socialistas por el retrovisor, así que mientras la distancia lo permita y siempre después de una consulta electoral como las andaluzas, gallegas, vascas o catalanas; el Sr. Rajoy aprovecha para incumplir alguna de sus promesas y dar una vuelta de tuerca más a nuestros bolsillos. La paga de Navidad de los funcionarios (a ustedes los políticos no les afecta), Privatización de hospitales, recortes en Educación, una Reforma Laboral que abarata el despido y hace crecer la cola del INEM,...

Que si, que los socialistas lo han hecho muy mal, pero seguro que si el PP nos hubiera gobernado en 2008, ahora serían los socialistas los que estarían en el poder.

Un saludo.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Tu comenario está dentro de lo que obliga tu adscripción a determinada ideología. Me parece bien. Dentro del terreno de la especulación (al que yo también acudo) creo que si el gobierno de Zapatero hubiera seguido las instrucciones de Sevilla y Solbes, probablemente el PP lo estaría haciendo mejor de lo que está haciendo y, desde luego, los resultados electorales del PSOE en las elecciones 'históricas´hubieran sido mucho mejores.
En todo caso lo que es bueno para ahora es la colaboración y, por supuesto, que el ímpetu inicial de Hollande para contrarrestar a Frau Látigo Merkel no se deshilache demasiado.
Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=O78aDp18WU4

Juan Guillamón Álvarez dijo...

'España está haciendo lo que se había comprometido a hacer y lo que debe hacer', dice Almunia y debería oír el PSOE.

https://pbs.twimg.com/media/A9qwBU3CUAA28Uu.jpg

Anónimo dijo...

Pues la verdad es que este Sr. no es santo de mi devoción, pero es verdad que lo que dice ahora lo decía también en 2010 y 2011 y desde el PP se realizaban vídeos haciendo una dura crítica al Gobierno de Zapatero por adoptar medidas impopulares como congelar las pensiones más altas, reducir el sueldo de los funcionarios, subir el IVA los chuches, retirar el cheque bebe,... Y ahora, cuando ya no se contemplan los toros desde la placida barrera, se pide el apoyo a la MUY LEAL OPOSICIÓN. Mire, yo estoy harto de salvapatrias como Almunia, Díaz Ferrán, y otros por el estilo, que cuando dan ideas para salvar España, siempre es a costa del sacrificio de los mismos, y ellos mientras haciendo de las suyas.

Un saludo.