jueves, junio 14, 2012

Conjugar en voz pasiva

Están hablando dos banderas, la Rojigualda y la Senyera. Le dice esta última a la primera:'te voy a quemar toda y, por demás te pisaré, como expresión legítima de libertad democrática; no te puedes molestar, por tanto'. -De acuerdo- dijo la Rojigualda -yo he sido quemada y también te quemo a tí, Qué me dices?. -Como yo haya sido quemada, me enfadaré mucho y te daré con mi hecho diferencial en toda la cresta. Rojigualda hubo de conformarse? Sí.

1 comentario:

Fernando Márquez dijo...

¡Hasta que se le hinchen las narices a Rojigualda! Que todo llegará...

Estado de los embalses 25-04-2017

Una verdadera carrera hacia el desastre hidrológico.