lunes, marzo 05, 2012

ESTAR EN MISA Ó ESTAR PREDICANDO



         Nada tiene de extraño que la consciencia ciudadana hacia nosotros los políticos sea del tenor más descalificativo. Y la explicación es bien patente pues un político, en sus expresiones, depende demasiado del ‘lugar’ que se ocupa; no es lo mismo predicar desde un gobierno cualquiera que desde la oposición al efecto. Claro y desmoralizador ejemplo, casi paradigmático de ello, lo encontramos en la unicidad de críticas que desde la oposición se hace a los inevitables pactos del gobierno con los perversos y nada solidarios intereses nacionalistas. Da igual quién esté o no en el gobierno y quién en la oposición, pues es lo mismo.
         En éstas estamos.
         Desde mi punto de vista, muy particular y, pese a todo carente de imparcialidad, observo con admiración las cosas del PSOE en su recién comenzado transcurso por la Oposición (que por el bien de la plural España espero y deseo que sea largo). Hace como poco más de un año, el Gobierno de Zapatero, plegándose a las condiciones que se nos exigen por aquello de pertenecer a Europa, promulgó un montón de recortes necesarios que contó con una muy pacífica oposición del PP. Meses después, el gobierno murciano del PP (siguiendo esa no muy luciente llamarada europea) hace tres cuartos de lo mismo, ganándose sus directivos más notables pancartazos, insultos variados, lanzamientos de huevos etc.., lo que resulta ser, según supra se apunta, que no es lo mismo estar en un sitio que en otro (no es igual estar en misa que predicando). Ahora, por demás, nos encontramos en una situación, no exactamente prevalente pero sí didáctica del asunto que nos ocupa, en donde las ‘renovables’ están siendo utilizadas como argumento político y, créame el lector, que uno está hasta el moño superior de que la intrusión política desmorone, descuartice y anule las condiciones razonables por las que una cosa es mejor que otra en mérito a consideraciones técnicas, económicas y ambientales. Pues bien, el PSOE murciano arremete contra determinada normativa del gobierno PP que establece una moratoria en el asunto de las energías renovables (léase fotovoltaica, termosolar y eólica). La cosa no estaría mal si sólo nos atañéramos a lo inconveniente que resulta no tratar con mimo a estas energías pero, puestos a ser equitativos con unos y otros, esta respuesta socialista representa una engañifa tan grande como aquella de 2008: ‘ésta será la legislatura del Paro cero’. En efecto, no es lo mismo una moratoria necesaria que un ataque a la seguridad jurídica como el decreto de octubre de 2010 del PSOE cuando se limitó la producción de los kws fotovoltaicos a un 70% de lo inicialmente asignado. Esto fue una auténtica estafa legal, si bien ponía coto a las nefastas consecuencias que en el inicio de de esta orgía solar nos impuso el gobierno PSOE, concediendo primas exageradísimas a la producción fotovoltaica. Nada más y nada menos que 45 céntimos por kwh, cuando las compañías eléctricas facturaban al usuario no más de 8-9 céntimos. Aquello fue como una tronera donde entraron a saco tanto profesionales como aficionados. La deuda del Estado con las Eléctricas se fue por las nubes y hubo que acotar. Tal acotación se pudo hacer de dos maneras. Una, la del PSOE, recortando derechos adquiridos. Otra, la del PP, con moratoria, es decir, ‘un momento de calma, señores, esto hay que arreglarlo’. Que venga ahora el PSOE, ya en la oposición, a rasgarse las vestiduras es un escándalo: hay que ver lo que dan sí dos meses en la oposición. Es como si en los siete años y medio anteriores no hubiera pasado nada. Los petardos son para las ferias y el petardo del aumento de las tarifas eléctricas (inevitable) tiene sus razones más poderosas en aquella improvisada oferta de primas monumentales (esto sí que es un despilfarro).
         Y ya que estamos con lo de las renovables, he aquí una razonable propuesta: Cuando hablemos de energía nuclear, con carácter previo, deberíamos explicitar si lo hacemos bajo los auspicios de determinada ideología, si desde el punto de científico-técnico ó si en función de la economía, la sociedad y el futuro. Así nos aclararemos mejor.
         Ciudadanos del Mundo y de Murcia, sean ustedes más condescendientes con nosotros, los políticos, aunque no lo merezcamos.
         (Y, a todo esto, Saura -El Agazapado- dando lecciones de cómo ha de llevarse la Economía de la Región).
Marzo, 2012, La verdad

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Guillamón, D. Pedro Toledo, Presidente de AREMUR y nada sospechoso de poseer el carné socialista, ha pedido nuestro Presidente Regional que mantenga su defensa del sector de las energías renovables, con la misma fuerza que cuando el anterior ministro, Miguel Sebastián (PSOE), decidió recortar en un 30% las primas a este tipo de energía. Entonces, desde la Comunidad Autónoma lideró el recurso de inconstitucionalidad que presentaron varias comunidades autónomas contra el Real Decreto-Ley 14/2010. El presidente Valcárcel aseguró entonces que aquella medida era un claro castigo a la energía fotovoltaica, y destacaba que ponía en peligro las inversiones de 20.000 agricultores murcianos y la pérdida de centenares puestos de trabajo.
Respecto a la nueva norma de este gobierno, ¿acaso no se incurre también en retroactividad al provocar la pérdida del dinero ya invertido en los proyectos pendientes de preasignación?.

Como reza el refrán, ve Ud. la paja en ojo ajeno...

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Sr. Anónimo,puedo asegurarle que no es precisamente mi especialidad apreciar pajas en ojos ajenos. La cuestión fotovoltáica -disculpe si necesariamente vuelvo mis pasos hacia el pasado- tiene un origen infausto: La ligereza con la que el gobierno primó su producción. Lo del Decreto del 10, sin duda, fue un ataque (¿necesario?)a la seguridad jurídica de nuestras distintas españas. No tiene vuelta de hoja.
Y, por concretar, en efecto, la moratoria afecta a quienes no fueron 'veloces' en la tramitación de las 'preasignaciones'. A ellos, y a sus cuartos, sí que les afecta. Pero, sólo por comparar, ¿es lo mismo de intenso el daño económico que se produce en ambos casos, el de la inversión total hecha y el de la inversión en gastos y gestiones hechas?
En todo caso, había que poner coto a esta cuestión, ¿cree usted lo contrario, o lo haría de otro modo?
Por si le interesa le contaré que el 'mercado' es muy listo. Cuando las primas eran de 45c€, el Mw instalado costaba 6 M€; últimamente, cuando la prima bajó por debajo de los 28c€, el Mw resulta ser viable a poco menos de 2 M€, lo cual descubre la torpeza inicial del ministro Sebastián, allá en los comienzos de esta compleja pero interesante historia.
Gracias por tomarse molestias y opinar en mi modesto blog.

Anónimo dijo...

Desde luego Sebastián metió la pata con lo de la subvención, por excesiva, pero fueron muchos en la Región los que se apuntaron al carro de las energías limpias. Y si no, que se lo pregunten a nuestro Presidente que presumía de Región puntera, y no ponía reparos a la hora de inaugurar huertos solares a diestro y siniestro, y posar para la foto junto a los "magnates" del sector. Ahora no levanta la voz ni lo más mínimo para protestar por la dichosa "moratoria", que nadie sabe cuanto se alargará en el tiempo, y que de haber sido impuesta por los socialistas habría resucitado al mismísimo Antoñete Gálvez.

Un saludo.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Discrepo en cuanto a lo que usted califica como 'dichosa' moratoria. En realidad de beríamos hablar de necesaria moratoria. No es lo mismo. Le dirí dos cosas. Una, recuerdo aquello del refrán que alude a aquellos polvos y estos lodos. Dos, disponga de la necesaria paciencia a fin de que durante esta no gratuita moratoria, se pongan en su sitio las cosas. Sí, porque las energías renovables son tan de tal importancia que deberán salvar nuestro futuro pues, como dijo el sabio, "el futuro ya no es lo que antes era". Gracias por animarme al debate.

Salva dijo...

El Sr. guillamon tiene razón, primemos las renovables cuando podamos permitirnoslo, mientras tanto, amorticemos el parque nuclear cobrando impuestos a las eléctricas por prorrogar su uso, busquemos petróleo en Canarias si lo hay, y no engordemos mas artificialmente el déficit tarifario. Afrontemos los problemas de una vez, que con la que esta cayendo antes de preocuparme de como es de limpia la electricidad de mi nevera, tendré que preocuparme si tengo para poder llenarla y así comer algo...

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...