jueves, abril 22, 2010

PREGUNTAS Y RESPUESTAS VERSUS AVANCES Y PREMISAS

¿Puede la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, admitir a trámite un asunto inconstitucional?
Sí.

Pero, ¿qué broma es ésta?, ¿están de broma los señores diputados?
No, pero sí también.

4.000 Hm3, ¿dan para garantizar el abastecimiento urbano de toda España?
No, sólo el 85% del total de la población.

¿Dónde está el estudio técnico que justifica esta cifra?
En el baúl de las intenciones electorales de unos y otros. Desde luego los Servicios de Planificación de las Confederaciones implicadas territorialmente en Castilla La Mancha -Tajo, Guadiana, Júcar y Segura- no han dispuesto de un sólo papel para esta propuesta.


¿Es posible conocer el resultado habido en la Comisión respecto al Estatuto Castellano-Manchego?
18 votos del PSOE a favor de la reserva de 4.000 hm3 y 17 (PP más Rosa Díez) en contra. El resto, nacionalistas, abstención.

Así es que, ¿es verdad que se ha tramitado y resultado vencedor un cosa claramente inconstitucional?
Sí.

¿Dónde está la clave para terminar con este bodrio impresentable de guerras autonómicas, bajo excusas hídricas?

Cuando, por fin, después de las elecciones autonómicas castellano-manchegas den con un ganador.


¿Qué diferencia hay entre 'Reserva' y 'Necesidad y Prioridad'?

En realidad ninguna, pues el término 'Reserva' no tiene cobertura administrativa según la Ley de Aguas. Pero sí subyace una sutil incompatibilidad: 'Reserva', abre el paso a una decidida eliminación del Trasvase Tajo- Segura, mientras que 'Necesidad y Prioridad', a este respecto, es como un ¡viva Cartagena!


¿Quiénes son los culpables-responsables de este desencuentro territorial?

Varios. En primer lugar quien, por decreto, derogó el Trasvase del Ebro. Luego, los intereses espurios de los partidos políticos. Pero, sin duda alguna, el más culpable de todo, el más responsable e ingrato elemento es, sin duda: ¡LA CONTUMACIA TOTAL CON QUE LOS RÍOS ESPAÑOLES SE EMPEÑAN EN NO ADAPTAR SUS CUENCAS A LOS LÍMITES TERRITORIALES QUE CONFORMAN LA PLURAL ESPAÑA !

Conclusión.-
Hay que acabar con este Gobierno...¿y con esta Oposición, también?

8 comentarios:

Quique Baeza dijo...

Dices verdades como puños!

Anónimo dijo...

Si Dios hubiera querido que los ríos desembocaran en el Segura, lo hubiera dispuesto así. Pero parece que se equivocó y decidió, erróneamente, que los ríos desembocaran el el mar. Sus designios tendría, tal vez los mares serían diferentes, las zonas costeras pudieran haber tenido una forma de población distinta...Dios sabe. Incluso es posible que la región hubiera sido diferente. Pero por alguna terquedad y sinrazón, el agua fluye de arriba a abajo, busca en las hondonadas y se funde con un paisaje inmensamente azul en los territorios de los sueños.
¡Que buenos creyentes hubiéramos sido con otro Dios (nuestro)!

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Y si Dios hubiera querido que TODA el agua de los ríos desembocara en el mar, no habría ni abejas ni miel, ni naranjas en la China. Si Dios hubiera querido que TODA el agua de los ríos desembocara en el mar, ni tú ni yo podríamos abrir el grifo de la ducha y los bidet serían gatos de porcelana inútiles. Si Dios hubiera querido que TODA el agua de los ríos desembocara en el mar, ni habría embalses ni tuberías ni norias elevadoras (adiós, pues, al tornillo de Arquímedes). Si Dios hubiese querido que TODA el agua de los ríos desembocaran en el mar, en España, 35 millones de personas tendrían sed. En fin, si Dios no hubiese impedido que la sangre llegara al río, quizá, algún que otro iluminado se haría ver el caletre.

Anónimo dijo...

No sé, vivimos en territorios diferentes, pero también es cierto que tiempos históricos diferentes tienen argumentos diferentes. Posiblemente, nos separe la fe en la ciencia y en la tecnología, o más bien la capacidad de la ciencia y la tecnología de evitar con el desarrollo científico y tecnológico los aspectos claramente negativos de la sobreexplotación de los recursos naturales. ¿Tú crees que los avances tecnológicos van a llegar a tiempo de evitar o minimizar el impacto brutal del hombre sobre la tierra?. Yo no lo tengo claro. Y creo que el debate entre esas dos posturas no debe partir de etiquetas para uno u otro defensor.Mira, soy murciano, y tengo claro lo que supondría para nuestra región el cese del aporte de recursos hídricos. Pero también me pregunto, si aceptamos las premisas del cambio climático, si la sobreexplotación de los recursos hídricos dulces no va a suponer adelantar en otro territorios el problema que tenemos en el nuestro. No soy ni un iluminado ni un ecologista radical, sól oque tal vez no tenga una fe ciega en las capacidades humanas para controlar sus actos.

Anónimo dijo...

...lo que, por otra parte, no quiere decir que esté en contra del trasvase (y del conservación, sin ir más lejos de las Tablas de daimiel, de las que son culpables los agricultores castellanomanchegos

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Indiscutiblemente, la sobrexplotación en la cuenca del Segura únicamente tiene que ver con sus acuíferos. Aproximadamente se está extrayendo el doble de lo debido (400 hm3). No hay otra sobrexplotación. Tocamos, los murcianos a 400 m3/año/habitante. En Aragón, diez veces más (4.500 m3/hab/año). No estamos ante un problema de sobrexplotación sino de baja dotación estructural. En cuanto al cambio climático mi unidad de tiempo es 'geológica'.
Gracias por tu aportación.

Anónimo dijo...

El tiempo geológico no es el tiempo humano, es claro. Pero la suma de centenares o miles de generaciones humanas nos acerca, aún remotamente, al tiempo geológico. Pero, ¿no podríamos estar en uno de esos periodo de aceleración brutal de los ciclos naturales?. Es decir, no podríamos estar en el final de un tiempo conocido y previsible.Si hay algo humano es la necesidad de proteger mediante nuestros actos a las generaciones que provienen de nosotros.
Y dirás (y bostezarás): ya está el ecologista recalcitrante con su discurso previsible. Pero creo que hay algo más, que debe haber algo más a la hora de planificar y ejecutar nuestros actos que modifican la naturaleza de una manera imprevisible. Clara, la naturaleza está para modificarla, sino estaríamos en las cavernas contemplando las sombras de Platón, temerosos, sin saber qué hay en el exterior y por qué funciona así.
Los tiempos geológicos dan para mucha, nos aproximanos a una nueva glaciación, ¿qué debemos temer?. Acaso para entonces hayamos domesticado el planeta y tengamos colonias en Marte o yo que sé donde.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

El hecho de que mis criterios ambientales se sujeten a una magnitud temporal de dimensión ‘geológica’ me permite formular estas cuestiones:
1.- Con cierta seguridad, antes de unos 10.000 años se producirá una glaciación de consecuencias muy importantes.
2.- En la actualidad y con referencias al Cambio Climático, la acción antrópica (negativa) supone una agresión a la Naturaleza del orden del 80% frente a un escaso 20% por parte de los fenómenos naturales.
3.- El dato Agua es muy, muy constante a largo plazo (100, 200 años….). Semiconstante, en el medio plazo (< 100 años) y cruelmente variable en el corto plazo. Por eso se precisan los elementos hidráulicos necesarios para asegurar abastecimientos a la población según el criterio del “97-97” que significa "garantía del 97% de los recursos durante al menos el 97% del tiempo".
4.- La Naturaleza ‘se equivoca’ con cierta frecuencia: terremotos, tsunamis, cenizas volcánicas y, sobre todo, sequías e inundaciones. En este sentido, los ingenieros deben procurar que ‘la vida de los ciudadanos no sea una tragedia diaria', sin menoscabo de que las transformaciones proyectadas no modifiquen en demasía entrópica a esta (nuestra) Naturaleza.
5.- Tengo tanta necesidad de exponer mis respetos a la Nauraleza como quienes se arrogan la exclusividad de su defensa.

Estado de los embalses 25-04-2017

Una verdadera carrera hacia el desastre hidrológico.