Guillamón Sostenible

Guillamón Sostenible
Lo que no está rodeado de incertidumbre, ¡no puede ser verdad! Richard Feymann.

jueves, abril 29, 2010

CONVENCIDOS, AUNQUE SEA CON EMBUSTES


Desde la indiferencia y la nostalgia a la burguesía, este presunto lobo estepario que es Barreda requiere la colaboración de otra señora, burguesa y presuntamente inteligente, para estafar no a los habitantes de la Cuenca del Segura sino a toda España a cuenta de una batallita electoral que disputan entre ellos dos, solitos. Una disputa que tiene como objetivo, a toda costa, lograr la presidencia de la muy solidaria región española, de nombre Castilla La Mancha. Esta confrontación, a despecho de todo aquello que pudiera ser razonable, se atiene al discurrir de un solo elemento: el Agua, una vez que, en relación con ella, los manchegos están convencidos de estas cinco cuestiones:
Uno. El río Tajo y sus riquezas pertenecen (material y vitalmente) a la ciudadanía de todas y cada una de las cinco provincias que constituyen el territorio manchego.
Dos. La situación esperpéntica (¡estamos en 2010!) que padecen 58 municipios manchegos sometidos a un abastecimiento de agua indecente -que sólo puede ser solucionado con camiones cisterna durante el estío- es culpa de la voracidad hídrica de levantinos que pretenden hacer negocios espurios con campos de golf y urbanizaciones sin cuento.
Tres. El escandaloso estado que llegó a padecer las Tablas de Daimiel cuya desecación produjo la indignación de los manchegos tiene un culpable: el trasvase del Tajo al Segura (TTS).
Cuatro.- La sequedad extrema de los pantanos de Entrepeñas y Buendía, ayer florecientes y hoy recién rescatados del secarral en que ha estado sumido durante los últimos años, ha sido ocasionada por los transferencias de agua al Segura.
Cinco.- Si bien es fácilmente comprobable que con el volumen de agua transportada por el TTS (540 Hm3 netos) podría regarse unos 1.200 campos de golf, el agua trasvasada se destina a regar los campos de golf.
Esto es lo que hay y por eso la bandera para conseguir la presidencia en nuestra vecina región tiene que ver con el Agua porque el ciudadano está convencido de las cuestiones anteriormente mencionadas. Quien no acepte así esta cuestión, quien la soslaye, va en dirección opuesta a la que puede dar el éxito en unas elecciones. Por eso, el Sr. Barreda está forzando la situación cuando dice que el Estatuto –con su estúpida reserva de los 4.000 Hm3- debe contar para su aprobación no sólo los votos socialistas sino con los del PP. Está poniendo en un brete a su rival De Cospedal, de tal forma que si ésta, forzada por la dirección nacional del PP (como debe ser) optara por lo razonable, esto es, por la continuidad del TTS, se vería afectada por el sentimiento frustrado (y global) de una ciudadanía decepcionada. Barrera sabe que el PP, por la cuenta que le trae (y no sólo por repulsivos intereses electorales) jamás actuará en contra del TTS y es por esto que basaría su triunfo en la muy necesaria actitud complaciente con el TTS de su rival De Cospedal, cuya aparición como secretaria nacional del PP es tan inconsecuente y mentecata como si hubieran elegido al peor de los enemigos de los dirigentes populares del Levante español ¿En qué trampa debió caer Rajoy para elegir tan discordante secretaria general en su partido?
Así son las cosas y las que siguen, la réplica:
Uno.- El Agua no tiene fronteras ni límites autonómicos. Sólo la totalidad de la cuenca establece su término.
Dos.- El mal ejercicio y la incapacidad de invertir en infraestructuras hidráulicas del Gobierno manchego durante los últimos años provocan la miseria hídrica de 58 municipios. Y dinero para ello han tenido: por el Agua del TTS se está pagando desde hace 31 años.
Tres. Los miles de pozos, tan ilegales como localizados y no precintados, han hecho su agosto esquilmando los acuíferos manchegos.
Cuatro.- Los volúmenes trasvasados en estos 30 años han estado sujetos a cantidades acotadas. La capacidad de los embalses es del orden de los 2.400 Hm3 y la media de volúmenes trasvasados ha sido inferior a 300 Hm3.
Cinco.- Con más o menos 150 Hm3 se podrían regar todos los campos de golf (casi 400) de la plural España.
Hay, sin embargo, un argumento respetable para los solidarios vecinos manchegos. Éste: Si detraer, en su desembocadura, el 8% del volumen del río más caudaloso de España (el Ebro, 14.000 Hm3) es improcedente, ¿cómo admitir una detracción del 20% en un sistema de 2.500 Hm3 máximo (Tajo) en su cabecera?
El pecado original se cometió en junio de 2004. Aquí están sus consecuencias, y por eso quien participó en tal tropelía deberá ir al Limbo de la irresponsabilidad compartida, a fin de purgar el pecado de la derogación decretada a determinadas transferencias procedentes del Ebro. Ah y por cierto, no deje el lector de conocer que de la determinación hídrica ésa de 4.000, nadie sabe cómo se calculó.
La verdad, abril 2010