martes, enero 12, 2010


He recibido el siguiente comentario procedente de un buen aficionado al fútbol, de Murcia y por tanto seguidor del club de esta ciudad. Es éste:

Estimado Sr. Guillamón, como asiduo lector de su blog a la par que asiduo a las Condominas desde hace ya unos lustros, le rogaría si pudiera dedicar una entrada de su blog a la situación que padecemos con nuestro querido Real Murcia.

Los murcianos andamos algo intranquilos, y bien si es a través de su blog o a título personal (le envío mi correo), andamos ansiosos de saber qué se cuece (o al menos una visión de la opinión general) en las entrañas del club.

Un saludo y muchas gracias.

PD: Si le gusta Feynman, le dejo con un vídeo bastante curioso.

Y, contesto:

Querido amigo, le doy las gracias por disponer de la amabilidad suficiente como para acercarse a mi nada determinante blog. No estoy, de momento, en condiciones de atender una de sus sugerencias, la de comentar algo acerca del futuro del Real Murcia. Por dos razones; la primera porque hace ahora aproximadamente un año un seguidor de tal blog mostró su indignada extrañeza por mi osadía de haber permutado el 'instinto' de mis consideraciones hacia el fútbol. Lo dijo con tanta claridad que a partir de ese momento mi intención volvió hacia la incertidumbre en su lado más científico (esto, con permiso de la miserable intromisión de la polìtica). No obstante lo cual he seguido siendo un seguidor indesmayable del fútbol y, en particular, del Real Murcia, pues me siento identificado con él entre otras cosas porque no nací en Vigo, por ejemplo, en cuyo caso mi pasión iría paralela al devenir deportivo del Celta. Mi sentimiento regional me hace seguir las trayectorias del Moratalla, Águilas, Sangonera, Ciudad, Caravaca y Cartagena con interés hacia la victoria de todos ellos. La segunda razón, y la más importante, es que estoy meditando qué hacer y, sobre todo, cómo. Quiero formular (creo que estoy obligado a ello) algo que no vaya en contra de los intereses del Real Murcia. Todavía no sé cómo. Pero estoy obligado. Quizá mañana. De momento tan solo sé de mi posición, lo cual tiene un exacto significado de incertidumbre: ¡Es imposible (Heisenberg) lograr dos cosas al mismo tiempo! Reconocer que gracias al dinero de Samper el Murcia está vivo; y espabilar sin demora a quien sea para sacar al equipo de un descenso si no seguro, muy, muy probable.
Entoces hablaré. Estoy obligado.
Respecto al video, sensacional. Sin duda. Feynman toca el bongo a sentimiento, al azar; su sonido no responde más que a la probabilidad de que algo suene como suena. Le debo a este físico parte del orden (quizá desorden) intelectual que he logrado alcanzar, por aquello de la duda razonable, del azar, de los dados tirados por Dios, que tirarlos, los tira, y por la previa tranquilidad que concede al lector una vez comenzado su particular periplo cuántico: "quien dice entender la física cuántica es que no la entiende". Yo no la entiendo muy bien, la verdad. Y, la entropía, esa odiosa variable de estado que siempre crece.
En fin, tenga usted, amigo, la seguridad de que voy a hacer algo, porque tengo que hacerlo. Sólo me falta encontrar el camino que no haga más entrópicamente irreversible el futuro del Real Murcia.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Con este comentario, decirle que el seguidor de su blog que hace referencia en esta entrada sigue leyéndolo con bastante frecuencia.
Que sigo esperando que venga por Granada (una pena que sea decano de Murcia y no de Andalucía) para escucharlo en alguna de sus magistrales conferencias y que también (en gran parte por su influencia) he leido recientemente "Si yo fuera presidente ...".
Me gustaría conocer sus impresiones acerca de las elecciones a los órganos territoriales del colegio de ingenieros de caminos, canales y puertos.
Sigo con el correo de siempre. josepedalea@hotmail.com . Un Saludo

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...