viernes, diciembre 08, 2006

Héroes, magos y diablos constructores de acueductos







LA TRIBUNA DE 'LA VERDAD'
JUAN GUILLAMÓN/
Imprimir Enviar
El Trasvase del Ebro está próximo a finalizar. La previsión establece que la fecha de inauguración de este excelente artilugio hidráulico estará en torno al verano de 2007. Sin embargo, el mes pasado ha sido testigo de alguna que otra contingencia desagradable por cuanto la asociación ecologista ARCA indicó que las obras deberían paralizarse, en contra de la decisión de la Consejería de Medio Ambiente que no ve necesaria por el momento esta medida. No obstante el trasvase entre el embalse del Ebro y el del Torina (Alza) quedó cerrado hace unos días después de que la Confederación Hidrográfica del Norte ordenara paralizar el trasiego de agua entre ambas cuencas con el fin de prevenir la posible invasión del mejillón cebra. Este corte, pese a todo, no afectará a las obras del denominado Bi-Trasvase Ebro-Pas-Besaya, que seguirán su curso, así como tampoco al abastecimiento (ni al caudal) del agua que se aporta al río Besaya a través del Torina. En total, 20 hectómetros cúbicos-año. El diseño del bitrasvase -en tubería, y con medidas de control- reducirá sustancialmente el riesgo de entrada del mejillón cebra a esta obra (y, digo yo, de las margaritiferas auricularias, almejitas de río algo molestas). El bitrasvase será una pieza fundamental del sistema de abastecimiento en Cantabria, región caracterizada por cuencas de pequeñas extensiones, ríos rápidos y torrenciales, todo ello presidido por la espléndida Cordillera Cantábrica. La solución propuesta soluciona de una vez por todas el secular problema de abastecimiento de la ciudad de Santander y otras, pues el planteamiento de una presa en cualquiera de las cerradas de los ríos cantábricos hubiera sido un atentado ambiental de hondo calado; desde luego mucho mayor que otros muchos que son invocados por los conservacionistas de manera continuada. Bien, como ingeniero de caminos puedo sentir la satisfacción de que nuestro colectivo no ha sido, ni mucho menos, el depredador de la España ambiental, porque las construcciones hidráulicas en vigor son pieza fundamental para la corrección hidrológica de lo que la Naturaleza nos hubo negado. Eso sí, sin pasarnos. Por eso, rechazo con contundencia esa velada la acusación del ambientalista Antonio Estevan (con 'v') quien tiene el atrevimiento de vernos como «viejos héroes, magos y diablos constructores de acueductos, que temen que su estrella decline para siempre». Bah, lo que es posible que decline será España en su conjunto si, por desgracia, filósofos como Estevan encuentran más eco de lo debido.Por demás, en Aragón ya comienzan los recelos ambientalistas frente al despropósito hidráulico que se pretende incluir en la reforma de su Estatuto. El profesor Arrojo se lamenta de que «la lucha emprendida contra el trasvase del Ebro no haya servido para que la Diputación General de Aragón haya optado por la modernización de los regadíos y no por su extensión masiva, y porque ha roto el diálogo hidráulico». Fuerte palo el que reciben todos los políticos aragoneses. Desde la derecha (en donde destaca la siniestra figura de su líder Gustavo Alcalde) hasta la izquierda -cerril e inmoderada- del chichinabo Labordeta, y pasando por la esfinge de su presidente Marcelino Iglesias. Respecto a ello, hago unas cuentas: los aragoneses (PSOE, PP, Chunta y demás) exigen para Aragón la reserva de 6.500 Hm3 para sus necesidades (¿¿), pero indecentemente se olvidan de su débil y anterior argumento de que la detracción de 1.050 Hm3 en la desembocadura del Ebro con destino al Levante peninsular, no sólo es un atentado ambiental extraordinario sino una petición exagerada ante la que no vale para nada criterio alguno de solidaridad. El trasvase desde el Delta del Ebro supone 50 m/sg durante ocho meses. Aragón se asigna 210 m/sg durante los 12 meses del año. ¿Pobre Delta!¿Pero esto qué es? Yo digo como Bono: ¿por qué se puede trasvasar del Tajo y no del Ebro? A todo esto la batalla territorial ya esta armada. Da lo mismo ser de derechas que de izquierdas; y de arriba y de abajo, y del centro... Importa el territorio y sus barricadas. Y todo tiene su punto de arranque en la derogación del trasvase del Ebro al Levante. Menuda hazaña, para que luego en un editorial de El País (27-11-06) se pueda leer: «contra lo que pueda parecer a quienes observan el enredo fluvial en los estatutos, el problema principal del Agua en España, no es de carácter político » a lo que se ve, es cosa de extraterrestres y laborbetas. Narbona, hay que ver la que has armado.Juan Guillamón es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos

No hay comentarios:

Estado de los embalses 14-11-2017

Jamás hube considerado que una asíntota horizontal tan tremenda hubiese sido posible. Ya se sabe porqué en teoría de curvas, para que exi...