lunes, mayo 11, 2015

ACRÓSTICO INVENTADO CON 15 NOTAS INDEPENDIENTES ENTRE SÍ

Eduardo Barreiro, más que un gran empresario, un emprendedor con argumentos capaz de gobernar el invento automovilístico. Logró, a la contra, cambiar de opinión respecto a la gasolina, introduciendo el gasoil exprés, mirando de reojo a Alemania (a lo mejor, hasta Wallseemuller), motores 4 por 400, fáciles de conducir hasta por la señorita Trini.  Lástima que, por Don Eduardo, no se cumpla el sueño de Gilgamesh. No fue diputado eficiente (ojo al oxímoron) de la oposición pues, para los vehículos diésel, no basta solo el agua para todos ellos.

BARREIRO.- Si en algún estamento no se cumple aquello de que ‘un grano no hace granero’ es en Política ¿Quién podría dudarlo? No es nada edificante un político imputado. Me preocupa tal cuestión, pero es mucho menos edificante, más cretino y despiadado, identificar imprudentemente, y con todo descaro, imputación con corrupción. Esta falta de respeto, a veces cercana a la canallada, es el viento que atiza la popa de los nuevos partidos, tan emergentes como desconsiderados con la mesura. El caso de Pilar Barreiro es tan carismático y ejemplar que, al margen de la alegría que produce, ganas me dan de mandar a tanto acusador a la porra (y qué decir de las 14 o 15 acusaciones, querellas, denuncias etc. Practicadas sin éxito por el PSOE de Puerto Lumbreras contra Pedro Antonio).
EMPRESARIO.- Algún político (las más de las veces, de oídas) habla acerca de Investigación y Desarrollo. Olvida, para rematar la oferta, que el argumento económico que da valor a ese binomio es la Innovación. Sin ella no hay progreso. Y del progreso se desprende el valor añadido de toda producción. El valor añadido es más beneficio, más reparto, más renta y menos paro. Adoro a los empresarios que, en lugar de atesorar su dinero, lo invierten. En 1776, Adam Smith apuntaba: cuando un emprendedor logra más beneficio del que necesita para mantener a su familia, emplea el excedente en contratar más empleados y lograr mayores beneficios. El beneficio del empresario es la base de la riqueza y de la prosperidad colectiva.
ARGUMENTOS.- Solamente con la cuarta parte de las admoniciones que el mundo radical del ecologismo nos recuerda (o impone) sería suficiente para que tomemos en consideración que el ‘consumo’ de Naturaleza ha de estar controlado. En realidad todos somos ya ecologistas y todos mostramos preocupación ante la falta de sostenibilidad en determinadas actuaciones, pues no es lo mismo disponer de la Naturaleza adecuadamente que practicar abusos descarados sobre ella. Así es que al radicalismo no le faltan ni razones ni argumentos pero le sobra intransigencia y un montón de petulancia. No todos somos malos y no todos despreciamos sus argumentos. Hay vida sostenible más allá de las doctrinas verdes que se aderezan de la ideología pertinente.
GOBERNAR.- Si difícil es legislar, más lo es gobernar ¡Qué agobio! Aplicar la Ley no es, en muchos casos, aplicar justicia. En la teoricidad del campo jurídico sus actores pueden moverse sin sobresaltos. Otra cosa es tener que dar cumplimiento a todo aquello que la Legislatura dispone. Gobernar es sufrir constantemente ¿Qué, si no, es disponer el desahucio legal de una familia sin recursos y ponerlos en la calle?, ¿y la obligatoriedad de clausurar pequeños comercios de toda la vida cuando se da matarile a los alquileres de renta antigua? El ejercicio del político tiene mucho de cruel.
EXPRÉS.- ¿Quién con independencia de juicio puede dudar de que los partidos exprés fundados en determinadas circunstancias duren lo que duran otras circunstancias?, ¿no es exactamente propio de lo escandaloso que, como sucedáneos de ciertos múridos, esforzados capitostes ayer de UPyD, salten sin vergüenza alguna desde el barco que se hunde para subir a un nuevo bajel, inmaculado y abstruso en su programa, a fin de seguir gozando de las miserias y glorias que da la Política?, ¿son estos Ciudadanos quienes, desde su barco recién estrenado, nos darán los dineros con los que salvar nuestro bienestar? Podemos estar seguros de que no.
OPINIÓN.- Soy una de las casi siete mil millones de personas que no disponen del caletre suficiente para entender de mecánica cuántica y bioquímica molecular, y aunque me encanta leer -para aprender- cosas relativas a tales disciplinas, bien me guardo de no opinar de ellas ante sus acreditados expertos: me vale, solo, preguntar. Sin embargo debo reconocer mi audacia, no exenta de temeridad, cuando dispongo argumentos propios al opinar acerca de la macroeconomía pues en el 90% de las conversaciones en curso no logro enterarme de lo que disponen los entendidos en la materia (los mismos que no me apercibieron de la Crisis de 2007). Pido disculpas por ello.
DIPUTADO.- Finiquitada la VIII Legislatura en la Asamblea Regional de Murcia, y agotada mi representación, quiero agradecer (mucho) a Ramón L Valcárcel la oportunidad de haber sido diputado en dicha Asamblea, dentro del Grupo Popular. Fue un honor haber ostentado tal distinción en el Parlamento de mi tierra. También, y tras un sincero análisis (nadie es capaz de engañarse a sí mismo), reconozco no haber realizado mi labor con la eficiencia que en un principio supuse practicar. No me siento satisfecho de haber contribuido muy poco a la mejora del bienestar de mis paisanos. Pensé que iba a hacer algo más.  Me suspendo y pido disculpas por ello.

OXÍMORON.- Una mentira no es igual que un embuste responsable. En 2011 el PP prometió cosas antes de abrir el cajón de las sorpresas y ver que faltaban 70.000 M€. Con la Prima del Sr. Riesgo en la planta Quinta, había dos opciones. Una, mantener las promesas, ponerse de perfil (como en 2007 se puso el PSOE frente a la traidora Crisis del mundo mundial) y otra, hacer frente a la cuestión y realizar reformas ingratas, impopulares, a fin de ser honestos con el ciudadano y terminar con  aquella Crisis. Los frutos han comenzado a verse ahora, sin estridencias y sin cohetes. Así es que aquellas promesas, no siendo mentiras, sí han resultado ser un oxímoron original: el de ‘embuste responsable’. (Y ya con la Prima en el Primer piso).
TRINI.- Me cuentan, en Madrid y en situación de importancia aunque no podría afirmar si de fuente solvente, que la exministra Trinidad Jiménez optó sin éxito, mediante la oportuna oposición, por tres veces a la carrera diplomática. Después logró matrimonio con un diplomático de quien posteriormente se divorció. Pese a ello no desmayó en el empeño. Tanto que, pasado el tiempo, llegó a ser ministra de Asuntos Exteriores. Si la cosa va de contumacia no descarto convertirme en rey del Mambo a. nivel mundial. Dicho lo cual con la debida admiración que la señorita Trini nos merece tanto a Alfonso Guerra como a mí.
4 POR 400.- Ya sé que no estamos para bromas pero se me ocurre que, de una vez por todas, pudiera aclararse el chantaje que supone para la Región la actividad de la Plataforma Pro Soterramiento: Una encuesta  con solo dos preguntas ¿Qué prefiere usted, la llegada inmediata del AVE soterrado parcialmente en Murcia, con el proyecto de soterramiento total redactado y adjudicado, con obras a realizar más adelante y cuando se pueda o, por el contrario, condicionar su llegada hasta tanto en cuanto no se ejecute con soterramiento total? Y si sale lo primero por cuatrocientos frente a cuatro ¿Cuál sería su opinión ante la amenaza del tipo Gamonal con que los del ‘cuatro’ nos anuncian su respuesta? Menuda broma.
OPOSICIÓN.- Estar en la Oposición es más fácil que estar en el. No existe la perfección en la gobernanza y ello da pie a que, en función de las imperfecciones, pueda expresarse lo más catastrófico de entre los argumentos de la Oposición (más ruido hace un árbol al caer que miles creciendo) sin importar -esto es lo mejor- las contradicciones en que incurren los argumentos expuestos frente a cuestiones opuestas: Malo recortar servicios y malo aumentar la Deuda, todo al mismo tiempo. Dejemos al Gobierno  seguir aplicando las medidas necesarias para generar riquezas y luego poder repartirlas. Menuda estafa sería obligar al reparto de miserias a despecho de seguir creciendo. Por tal tesitura estamos en el PP porque es lo más idóneo en el ingrato mundo de la gobernación.
A LA CONTRA.- Visto lo que se ve en esta florida precampaña electoral va a ser que el pecado capital cometido por el PP es haber gobernado durante veinte años seguidos. O lo que es lo mismo, que los murcianos han sido persistentes en tan grave error, tal como con si el énfasis entusiasta con que  Alfonso Guerra expresara aquello de ‘el pueblo tiene, siempre, razón’ fuera asimismo otro error. Si veinte años es mucho, la realidad regional está ahí, bien visible. Y, por demás, nada desde el estamento Popular que implique denuesto a ese artificial nuevo frente popular de izquierdas, pues es sabido que toda propuesta basada en ir ‘a la contra’ porque sí no suele favorecer más que a quien (o quienes) se persigue. Háganse los números pertinentes.
AGUA PARA TODOS.- En España hay tres millones de Has de regadío que consumen anualmente 24.000 Hm3 de agua, unos 8.000 m3/Ha. Siendo que en Murcia y Alicante la dotación media para producir las mejores frutas y hortalizas del mundo suele bajar hasta 4 ó 5.000 Hm3/Ha, si fuéramos capaces de optimizar los sistemas de riego en uso de la plural España se obtendrían sobrados excedentes, sin mácula alguna de pecado ambiental, para distribuirlos en la parte seca de esta España mía y nuestra. Además, con la ejecución de las infraestructuras necesarias para tal optimización daría para crear empleo, reducir el Paro, repartir renta, consumir más y, en definitiva, dar un poquito de matarile a la Crisis. Si el Desarrollo no puede ser decretado, sí que puede ser direccionado. Agua para todos, pues.
GILGAMESH.- Los de mi generación, y probablemente los de las dos o tres más que nos siguen, no llegaremos a disfrutar de la casi inmortalidad que se alcanzaría gracias a los avances en la investigación médica. Hoy, enfermedades hasta ayer incurables o de muy funesto pronóstico, disponen de una efectividad en su curación prácticamente total. La ciencia supera todas las adversidades, si somos ‘buenos’ y le concedemos su tiempo. Sin la eventualidad de los accidentes de tráfico, la desgracia de caer en el consumo de drogas y las incursiones en determinadas y satánicas sectas religiosas, es posible prolongar la vida con cierta normalidad hasta más allá de los cien años. El sueño de Gilgamesh, al fin, hecho (casi) realidad.
WALDSEEMULLER.- América, en lugar de llamarse así, debería haberse llamado Colombia, o incluso Catolonia (por los Reyes Católicos). Ignorando la razón por la cual el Nuevo Continente recibe tal nombre, encuentro de entre mis lecturas el porqué. A principios del siglo XVI unos textos que describían las expediciones a América se atribuyeron al marino italiano Américo Vespucio. Al tiempo, el cartógrafo Martín Waldseemuller publicó un mapamundi para explicar que lo que Colón descubrió no eran las Indias sino otro continente. Y, erróneamente, confundió a Colón con Américo Vespucio. Y ese error confundió a todos. Así es que ese Waldseemuller resultó ser el responsable de que el nuevo continente, América, rinda honor a quien no fue su descubridor. Dicho todo lo cual en mérito al mogollón de políticos que, ahora, pretenden descubrir la Política.



1 comentario:

Fernando Márquez dijo...

Empezar un título con el palabro "Acróstico" ya tiene bemoles, que encima sea inventado y parezca más la contraseña del wifi que un atisbo de poema, ya es ir por lo rebuscado, aunque yendo a lo de dentro, y sin contar la mención obligada a la física cuántica, -esta vez sin gato vivo o muerto a la vez dentro de la caja- resulta interesante el escaparate que muestras en este post, que tiene más de batiburrillo que de acróstico. (Con perdón del oxímoron)
Y como no, vuelvo a recomendarte a los chicos de "The big bang theory" https://plus.google.com/u/0/+bigbangtheory/videos

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...