viernes, septiembre 05, 2014

Einstein, Newton, Samper y Tebas



















No sería capaz de estimar el tiempo que hubo necesitado Albert Einstein para pasar a limpio, de seguido, sus teorías acerca de la relatividad. Ni, tampoco, el requerido por Isaac Newton para redactar todos sus Principios Matemáticos. Por descontado que nunca di crédito a determinada fantasmada de quien se jactó de haberse aprendido El Capital de Carlos Marx de una tirada y  privado el sueño, en cierta noche de verano. Así las cosas, no me creo que el juez Vaquer Martín, de paso por el Mercantil 7 de Madrid, tuviera el talento y pluma necesarios para redactar las 20 páginas con las que enmendaba el auto anterior del también transeúnte por el citado juzgado de lo mercantil, Sánchez Magro, y que de acuerdo con el interés del señor Tebas, enviaba al Real Murcia al Norte del infierno y llamas de la Segunda B. Aun admitiendo que el juez Vaquer holgase la comida y merienda, y contara con la presencia desde un primer instante de la más eficaz mecanógrafa, no es posible que ni él ni juez alguno sea capaz de enjaretar con orden tanta disposición, tanta referencia y ordenación precisa de conceptos en un espacio de tiempo tan reducido para dar con tan imprecisa como abstrusa sentencia. Por todo esto, y por el dolor que me supone este desconcierto judicial, doy por seguro que el auto ya estaba no sólo pensado sino enjaretado morfológica y sintácticamente antes de que se procediera a la audiencia de los implicados: Real Murcia de una parte y de otra, la inaudita LFP. A la espera de que alguien con la categoría mínima de juez me corrija, me atrevo a afirmar que Tebas conocía de antemano la dirección judicial del asunto. Ello explica que incumpliera, en flagrante desobediencia, el mandato cautelarísimo del auto anterior dictado por el juez Magro. Vaya, se me ocurre (¿o, en realidad, me sugiere esto alguien?) que si la LFP no obedece una orden judicial, ¿por qué no habría de hacer otro tanto la Generalidad catalana frente a una segura negativa del TC a celebrar el referéndum por la soberanía del pueblo catalán? Decididamente me inclino por que Tebas estaba de acuerdo con el auto antes de que éste saliera a la luz: ¡Lo sabía! Claro que alguien, de acuerdo con mi razonamiento, podría sospechar, de igual modo, que el señor Samper sabía lo que hacía al dirigirse al ya muy referido Mercantil 7. Yo podría estar de acuerdo con esto y sospechar como pudiera sospechar cualquiera que lo de Samper y lo de Tebas han sido ardides propios de un par de pillos (en el buen sentido, en el figurado, se entiende) cuyos enconos personales han llevado a LFP y Real Murcia hasta el mercado infame donde se saldan cuentas a cualquier precio.
El Plan B
Si uno se pone a pensar es muy posible que quede aterrado por la frivolidad aparente de ciertas partes curiosas que la Justicia presenta tal y como es este caso. Que un juez, aplicando la Ley, diga una cosa y a los 15 días, otro determine lo contrario es para ponerse a temblar ¿Habría de confeccionarse una lista de jueces que ven los asuntos de la forma que conviene a nuestros intereses y los que no para elegir el momento y juzgado conveniente? La única manera que se me ocurre para justificar que la Justicia no tiene la cara del juez que la practica sino que es la Ley, por encima de todo, la que debe aplicarse, es que en la cuestión de fondo, en lo que realmente se juzga al Real Murcia, hay unanimidad entre los dos autos: Que las sociedades deportivas están sometidas a las leyes mercantiles, que al Real Murcia hay inscribirlo en Segunda A y que la normativa de los ratios aplicados no son legales porque no son de advertencia sino penalidades a efectos retroactivos ¿Entonces, cuál es la cuestión? Sin duda, la cuestión es lo que, envuelto en el papel sutil de la inquina personal, era el plan B del ‘sanguinario’ Tebas: la multa del Juez Único que, por reiterados incumplimientos  en los pagos a Hacienda, impuso al Murcia con el descenso de categoría y 180.000 euros de multa. Esto es.
Tal y como están las cosas de la Justicia –y de la Ley, no lo olvidemos- el Recurso que el Real Murcia ha de presentar, antes del día 10, al auto del 21 de agosto, le debe resultar favorable pues de otra manera la Justicia y la Ley para muchos de los que no sabemos enredarnos en las zarandajas, precisiones, molesta jerga y frases abstrusas por las que se redactan las sentencias, tal resolución positiva sería, al menos, un placebo con el que estimar las decisiones judiciales con la tranquilidad de que quien las dispone lo hace con objetividad.
El ‘traje a medida’
Dice Samper que la LFP le ha hecho un ‘traje a medida’. Es verdad, él sabrá el porqué de la cuestión. A menos de que reconozca que él y Tebas no son precisamente buenos amigos y que sus rencillas vienen de lejos, no sabremos por qué la LFP ha tratado de destruir al Murcia. Lo seguro del caso es que hemos ido a pagar el pato quienes no nos lo merecemos. La composición de los ratios con los que se penaliza a los equipos incumplidores se aprueba en junio, creo que el 26, y toma cuerpo normativo el uno de julio. En su aprobación no participa el Real Murcia, ni a favor ni en contra pues, parece, que no se asistió a la reunión correspondiente. El ratio más cabrón, se establece (deudas a corto, a largo, ingresos, cocientes, etc.) en 4,5. El único que no lo cumple –ya es casualidad- es el Real Murcia. Si en vez de 4,5 se hubiese estimado 2,5 lo habrían incumplido algunos más. Y si 5,0 quizá ni el Murcia. Es un ‘traje a la medida’, en efecto. Y, por tanto, ilegal pues, como aditamento suplementario, las cuentas se hacen (retroactivamente) sobre los datos de la pasada temporada, 2013-14. Ningún juez, titular, suplente, de paso o de vacaciones, del juzgado de al lado, puede aceptar esto como legal. Ni en el ámbito deportivo ni en ningún otro. Claro que el papelón de Samper también se las trae. No vota en contra de la aplicación de los ratios –según parece- y tras su pérfida aplicación no hace nada para enmendar el castigo  ¿No lo hace por petulancia o, lo que es más trágico, porque no tiene el dinero? Debe ser por lo primero pues si no fuera así, el asunto Paramount sonaría a truenos. Claro que, a lo mejor, desplazando la deuda que el club tiene con él mismo, las cuentas hubieran cuadrado dentro del ‘trajecito’ (a medida) que su sastre Tebas le hubo endilgado. Mal asunto.
El Equipo X
La parcialidad de Tebas, la de todo su organismo deportivo, la de los clubes de futbol de la plural España, la de la RFEF y la de nuestro amigo Cardenal y su CSD se nos muestran con toda la claridad si comparamos los ‘ascensos’ del Murcia (2013) y del Mirandés (2014) a costa del Guadalajara y el propio Real Murcia. Descendido el Guadalajara, el Murcia hubo de esperar casi dos meses, convertido en Equipo X en los calendarios de la Liga Adelante y sufrir unas votaciones (que ganó por centésimas) por parte de un montón de equipos de Primera y Segunda División hasta ser considerado oficialmente equipo de Segunda A. Este año, por el contrario, la proclamación del Mirandés como equipo de Segunda ha sido automática al descenso proyectado del Murcia. Como las votaciones son secretas –me refiero a las antes mencionadas- que Tebas vaya diciendo que él salvó al Murcia con su voto es como si yo me voy a París y paso por el Arco del Triunfo con su jeta a cuestas.
Antes del día 10 el Real Murcia habrá presentado su Recurso. Y no importa que su abogado sea el hermano de Samper, ése que -en medio de la tormenta y del fuego destructivo que afecta al fútbol español en la cabeza de nuestro Real Murcia- se envanece sin vergüenza alguna de haber visto publicado su pinito jurídico en los medios de comunicación como si eso fuera capaz de enmendar el funesto desarrollo de su tarea al frente de las cuestiones deportivas del Club que son esclarecedoras de quien ha sido más malo que el baladre en su gestión. No importa, digo. El recurso saldrá ganador; no tiene la Justicia otra salida. Pero el regreso del Murcia a la Liga Adelante no debe proceder pues la plantilla, completada en diez días, es magnífica para lograr un puesto en el playoff cuando no el propio primer puesto de la Segunda B pero no así para competir en una Segunda A que, sin duda, por el historial de los equipos participantes, es la más fuerte de toda su historia. Mejor, exigir una indemnización (mayor de cuatro millones de euros) y asegurar (¿) el ascenso.
            No puedo creer que tras estos sucesivos cogotazos que recibe el Real Murcia la cuestión de su desaparición sea posible. Siempre habrá una solución. Solución que a lo que se ve no pasa por Samper a quien hemos de agradecer que con su dinero haya hecho posible el funcionamiento del club durante un montón de años. Sí, y con su dinero. Pero al que debemos culpar como responsable único de la situación caótica actual por la que pasa el Real Murcia. Si pudiera ser, si hubiera oportunidad, lo mejor para el Club es que Samper no estuviera. Pero ¿Quién es el que le pone el cascabel al gato? Esta es la cuestión.
Juan Guillamón.
Socio Abonado nº 223 Real Murcia SAD. Ex Consejero. Ex Presidente.



2 comentarios:

Mariano Leal Hernández dijo...

Juan, ahora el problema puede ser otra vez Samper, ya que cuando el juez nos de la razón, se empecinará en jugar inmediatamente en Segunda A haciendo gala de su prepotencia y para sonrojar a Tebas. Y con todo el cariño y respeto a nuestra actual plantilla nos quedaríamos en una situación deportiva arriesgada. La animadversión Tebas-Samper y sobre todo la gestión interesada de Samper han hecho mucho daño al Murcia, pero tenemos una gran afición que nos ayudará a salir adelante y a querer todavía más a nuestro Murcia.

Mariano Leal Hernández dijo...

Juan, ahora el problema puede ser otra vez Samper, ya que cuando el juez nos de la razón, se empecinará en jugar inmediatamente en Segunda A haciendo gala de su prepotencia y para sonrojar a Tebas. Y con todo el cariño y respeto a nuestra actual plantilla nos quedaríamos en una situación deportiva arriesgada. La animadversión Tebas-Samper y sobre todo la gestión interesada de Samper han hecho mucho daño al Murcia, pero tenemos una gran afición que nos ayudará a salir adelante y a querer todavía más a nuestro Murcia.

GUILLACRÓSTICO 51 OCURRENCIAS

OCURRENCIAS . - Referente al Mar Menor, durante una sesión de la Comisión creada al efecto en la Asamblea y a requerimiento del portavoz ...