miércoles, enero 01, 2014

HAY QUE NEGOCIAR

Cierto que Cataluña no cesa en su escasamente constitucional ímpetu centrífugo. Cierto que el Gobierno no parece, a corto plazo, encontrar una solución. Todo cierto, pero desde la Oposición lo que se opina respecto al ‘hecho diferencial catalán’ es absolutamente coincidente con el del Gobierno´: No al referéndum. Tan solo con una diferencia: la recurrente adenda de que ‘hay que negociar’. Pero negociar, ¿para qué?, ¿para llegar al mismo punto de partida? Días pasados, escuché a Jáuregui expresar exactamente lo mismo que expresó Rajoy. La distancia entre ellos es la línea roja que marca la disciplina política de los partidos para su oportuna confrontación. En efecto, para Jáuregui, además, ‘hay que negociar’. El corolario es inmediato: Sí, pero para qué. 

No hay comentarios:

Estado de los embalses 19-06-2018

El año 2016 no estuvo mal del todo (el malo, malísimo, fue el 2017). Con algo de suerte podremos terminar el año en la media de los último...