martes, junio 19, 2012

OJALÁ ASCIENDA EL CARTAGENA EN UN AÑO



Hoy se cumplen dos años del desgraciado descenso a 2ª B del Real Murcia. El fútbol solo es una diversión, pero tan profunda que sus fracasos te hacen llorar. En Girona lloramos muchos, mucho. La manera en que se produjo el accidente fue demasiado cruel. Suerte que en un año nos ‘devolvimos’ al lugar que nunca debimos abandonar. Y, hoy, 19 de junio, la suerte es que podemos aspirar a subir a Primera, lo cual no es mucho pedir por cuanto Murcia Ciudad es, en cuanto al número de habitantes, la séptima capital de España. Y, la Región, una región puntera:  Murcia, Cartagena, Lorca, Molina, Yecla… y cuarenta más.
     Celebro esta efemérides con alegría y buena disposición. Tan buena que lamento el descenso del Cartagena, del Lorca y de La Unión (pero espero satisfacciones de Yeclano y Águilas). Todo sea por la Región. Viene a cuento de lo que cuento, la mala imagen que la afición del Cartagena dio en su vergonzoso partido del 0-4 con el Albacete. En su día apunté que tal actitud fue miserable; Díaz Manresa –cartagenero de pro- también advirtió de esa, digamos, no agradable actitud y sus peligros. Tal peligro, por desgracia, se cumplió mucho antes de lo que el más pesimista pudiera entender. Bien, mi actitud ante esta nueva circunstancia sobrevenida no puede ser –de ninguna forma- similar a aquella que he censurado. Lo digo con claridad, el descenso del Cartagena fue una mala noticia y, por tanto, deseo su ascenso con la misma velocidad con la que se produjo la de mi equipo: un año. Y, desde luego, si la ovación con que se premió el penalti de Girona mereció mi indignación, ¿cómo habría de aceptar que yo procediera de igual forma? La educación, la grandeza y honorabilidad se debe manifestar con largueza: olvidando lo pasado y deseando para todos un futuro mejor. Ya, si perdonar es de inteligentes, olvidar, quizá, de poca listeza pero en tal circunstancia, perdono y olvido.
      Pero no es el caso del director-fotógrafo (ortógrafo limitado) del digital Sportcartagena, quien convirtió un educado comentario mío en ¡un artículo demoledor hacia el Cartagena!, dando pie a una serie de incontrolados comentarios anónimos en su periódico y que, en virtud de su vesania, no controló. Este señor debe pagar con su vergüenza el daño moral que me hizo, yendo de cabeza a la cárcel de papel que se merece. Allí debería aprender a escribir sin faltas de ortografía, respetando la sintaxis y, por demás, recibir de Arturo Pérez Reverte su magistral consejo: “Escribir es fácil; sujeto, verbo y predicado. En este orden”. Como no hablo de bromas, considero necesario decir que guardo algunos de sus más comprometidos artículos en donde la morfología y sintáxis son todo un espectáculo.
De Cartagena, pienso como el 95% de los propios cartageneros. No hay problema; al menos debe ser así.

No hay comentarios:

GUILLACRÓSTICO 43

49 CHISPAZOS TERRORISTA . - Ver a Otegui, a los anticapitalistas de la CUP y a los burgueses medio caciques del PdeCat juntos y cobijad...