martes, marzo 22, 2011

Multas de tráfico en Granada: el reino andalusí de las multas.


     La Noticia.- 
Granada, la cuarta capital andaluza en población es la primera en recaudación por multas de tráfico, con 11,5 millones en 2008 que espera elevar a 16,5 millones de euros en 2009. Los ingresos por multas de 2008 triplican la recaudación de Sevilla, con 700.000 habitantes, casi tres veces más que la antigua capital de Boabdil.

Tal ha sido el volumen, con 340.000 multas, que el propio Ayuntamiento granadino ha tenido que proporcionar un complemento de productividad a los siete funcionarios encargados de las tramitaciones de estas multas de tráfico.

El Comentario.-
Granada (tierra soñada) tiene un corte urbano moro y medieval, por eso es tan bonita, pero si vas allí, no vayas en coche: ¡te multarán, seguro! Mira si no, otra vez, la noticia que encabeza el post. Para circular en coche por Granada hay que ser un experto ciudadano que resda allí. De lo contrario deberás pagar porque la multa es segura.
He dejado de ser cliente de un magnífico hotel, Santa Paula, porque está ubicado en la Gran Vía, porque desde no sé cuanto tiempo está prohibida la circulación de vehículos privados, porque cuando llegas a Granada, bastante tienes con aclararte 'por dónde vas' y, sobre todo, porque los conserjes/miembras y receptores/as del Hotel te toman por un cretino, cuando no son exactamente unos embusteros ¿Por qué?, porque cuando te aperciben de que has llegado al hotel por la Gran Vía te dicen: Está prohibido pero no se preocupe que no le multarán porque mandamos NOSOTROS una nota al Ayuntamiento, justificando que usted ha sido cliente nuestro. Animado de esta confianza, disfrutas de la ciudad y tan tranquilo te vuelves a tu pueblo. Al cabo del tiempo (no sé cuanto) te mandan una multa de escaso monto (30 ó 42 euros o así). Te dices: ¡jóder con los merluzos del hotel! Si el Ayuntamiento quiere cobrarla que corra y que me embargue, pues por esa cantidad no muevo un dedo.
Pero no te embargan, porque con el truquito de la 'identificación' de   la parte de atrás del impreso de la multa, al cabo de otro tiempo te mandan una de 300€. Me acuerdo del padre de Santa Paula, llamo al Ayuntamiento y me dicen, casi con una gestualidad aproximada, que las notas que les manda el Hotel se las pasan por el arco del triunfo (y no el de los Parques Elíseos). O sea que te han encarecido la visita a Granada en 300 euros, por el momento. He recurrido la multa por dos veces porque la primera y la segunda vez, creo, la enviaron a un número de calle que no es el mío (a lo mejor el portero de al lado me conoce y la firmó (muy mal hecho, coño) sin tener conocimiento yo de ello (la primera).
No me han hecho ni pajolero caso y me vuelven a mandar el impreso siempre igual (como la cerveza El Águila).
Sigo recurriendo y este jueves que vuelvo a Granada, vuelvo otra vez, iré en tren, muy despacio pero tendré mucho tiempo para pensar (la gente irá dormida) y voy armado hasta los dientes para protegerme en ese territorio comanche plagado de radares, vestidos de incógnitos, implacables y cabrones. Cuando llegue, iré andando, con los brazos en cruz como penitencia debida a mi renuncia a ser multado por ese campeón de España de Multas de Tráfico.
¿Mejor subir andando al carmen (nada de hoteles céntricos en Gran Vía y Recogidas) para no ser multado?
Sí.

No hay comentarios:

Estado de los embalses 25-04-2017

Una verdadera carrera hacia el desastre hidrológico.