martes, junio 22, 2010

GIRONA 1 MURCIA 1

¿Puede admitirse que un árbitro responsable pueda pitar un penalty -aunque lo fuera- en una jugada sin peligro, donde no hubo ni manos ni zancadilla y sí una inocente obstrucción donde el atacante cae (¿ó se tira?) al suelo, en el minuto uno del descuento del último partido de una Liga de 42 jornadas, si ese penalty fuera transformado en gol y el equipo goleado, en consecuencia, pierde la categoría? Y ¿No es demasiada mala suerte que el portero pare el penalty, el balón (mojado) se le vaya de las manos - una tarde del mes de junio y ¡lloviendo!- y al revolverse empuje el balón, despacio, muy despacio- para que entre en la portería.
Desde luego que no, pero así fue. Probablemente el destino es mucho más fuerte que la voluntad de quienes, futbolistas y aficionados, fuimos a Girona a conseguir lo contrario.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Con todas las cosas que dices, deberías acordarte de la celebrar el gol del Salamanca que os mandó al pozo, y la pancarta de GRACIAS VECINDARIO, creo que mas que mala suerte, el destino siempre nos depara lo que nos merecemos.

Anónimo dijo...

Pues amigo, si por una pancarta y pq unos cuantos celebraran el gol del Salamanca nos merecemos esto,a vosotros con lo del sábado en el Cartagonova no sé que tendría que pasaros.......pero bueno, espero que el destino no os sea tan cruel..

Juan Guillamón Álvarez dijo...

En efecto, la estupidez de algunos no tiene límites. Me resultó inexplicable la acción que , amigo anónimo, denuncias pero de un grupo no muy significativo. Verdaderamente estúpida, algo así como 'sácame a mí un ojo para que a mi enemigo le saquen los dos. De acuerdo,pues. Sin embargo, hay videos crueles en donde se produce una alegría generalizada en el Cartagonova con motivo del descenso del Murcia y ello acompañado de una serie de videos de intencionado mal gusto, al menos para mí. Mi decepción ante estos hechos es total pues he permanecido toda la temporada confiado en el ascenso del Cartagena. Ahora me siento ridículo. En todo caso, cuando se produzca una situación inversa, que se producirá dentro de uno, cinco, cincuenta o cien años, mi actitud será bien diferente.
Sé que en cuestiones de rivalidad deportiva los límites son mucho más laxos que en cualquier otra circunstancia, pero lo de los videos supuran mala educación, odios cainitas y falta de respeto a quienes se puedan ver ofendidos. En Cartagena, no todos son así.

Anónimo dijo...

Mira no hables de falta de respeto, porque la afición mencione al eterno rival (debería ser una rivalidad sana pero no lo es), no deben meterse ni los directivos ni los políticos. Los de Cartagena en ningún momento han increpado a nadie ni han dicho nada ofensivo contra vosotros (si acaso Paco Gómez dijo que fichábamos hombres y no nombres, no creo que sea muy ofensivo), pero la actitud de vuestros políticos (porque ni los de la ciudad de Murcia ni los de la CCAA velan por nuestros intereses) siempre ha ido encaminada a crear odios y meter cizaña (hay entrevistas incluso en La Verdad), creo que es ahí donde está la estupidez. La rivalidad entre Cartagena y Murcia vende mucho, debería haber más odio desde el mar puesto que partimos en una situación de clara desventaja que no nos merecemos históricamente, pero últimamente los políticos de la capital parece que tengan miedo, porque siempre que pueden cargan contra nosotros (el único partido político "antimurciano" podría ser el MC y no saca muchos votos que digamos...).
No tengo nada en contra vuestra, pero no sois el centro del mundo, y aunque queráis centralizar la Región, la historia no se puede enterrar, y si tenemos más que vosotros, es lógico que no nos sintamos murcianos, igual que para vosotros el Real Murcia sea siempre vuestro equipo, por historia y tradición aunque el Efesé estuviera en primera, es lógico y en nuestro caso sería lo mismo.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Mire, señor anónimo, ya está bien de insistir, una y otra vez, en una rivalidad que para mí no tiene razón de ser, sino al contrario. Permítame decirle -y de paso acabar con esta estúpida historia (de nivel despreciable) basada en unos argumentos recurrentes siempre con origen en el complejo de inferioridad, o de sometimiento a lugares comunes de escaso valor real- que mi relación con Cartagena es intensa y muy antigua y que, por tanto, tanta declaración negativa y justificativa de la expresión estúpida unánime de una exageradísima porción del aforo del Cartagonova nada tiene que ver ni conmigo ni con cartageneros que son de mi conocimiento y trato.
No me interesa más esta cuestión de tan escaso nivel. Eso sí, le diré por boca de D. Eduardo Díaz-Manresa, esto: "Con lo del Albacete, he vuelto a sentir tristeza y vergüenza, mucho más de la segunda que de la primera, al contrario que tras lo de Huelva. No puedo disfrutar con las desgracias de los demás. Hay un refrán o algo parecido que dice : no te alegres del mal de tu vecino porque el tuyo viene de camino. Y donde las dan las toman. Y tampoco olvidemos la máxima evangélica : con la misma medida que midiéreis, seréis medidos. También recuerden aquello de que más dura será la caída". Tome nota de ello y considere que tal visión proveniente de un acreditado aficionado cartatagenero es de mi total asunción, al tiempo que de por hecho que desde Murcia no se mira de manera despreciativa a Cartagena como a la inversa, al menos cardinalmente: Todo un estadio en actitud vengativa el día del Albacete frnte una actitud muy, pero que muy, minoritaria que estúpidamente aplaudió un gol del Salamanca.
Termino con la exposición de una carta al director aparecida hoy en el diario La verdad:

CARTAS
Vergüenza de ser cartagenero
25.06.10 - 02:05 -
CARLOS SAN VICENTE BRAVO | MURCIA/CARTAGENA
"Soy nacido en Cartagena, socio del Efesé este año, el pasado, y también hace veinte, cuando ganamos 0-3 al Hércules con Boria, Naixes, Requena, Rai, Bartolo, Pedro y compañía; pero el sábado pasado, en el partido contra el Albacete, me di cuenta de que realmente yo no debo ser cartagenero. Fue la mayor manifestación de «miseria» humana que he presenciado en un partido de fútbol. La demostración palpable de una ciudad cuyo único orgullo posible es lo que hicieron los romanos hace 2.000 años y cuya única alegría posible es la desgracia de la envidiada ciudad vecina, la que tiene el doble de población, la que es capital de Comunidad Autónoma, la próspera, alegre y muy vitalista ciudad de Murcia.
Es difícil expresar lo que se siente cuando los tuyos jalean los goles del equipo contrario. El 0-4, que no es auténtica alegría sino 'esquizofrenia colectiva' de nacidos para el fracaso, de mediocres y mezquinos en grado sumo. Fue una vergonzosa traición a unos colores, a un sentimiento, a unos jugadores.
Sólo pude quitarme la camiseta blanquinegra y salirme del estadio a la media hora de partido. Siento pena y vergüenza. Cartagena tiene mucho más de lo que merecen los cartageneros. Por suerte para mí, hace tiempo que me fui de allí".
Yo diría lo mismo y, además, expondría que esta historia de resquemor odio y complejos paradójicamente me trae sin cuidado: hay niveles de más envergadura y consideración que estar pendiente de estas historias que sin duda, más pronto que tarde, se volverán contra los cartageneristas radicales y yo, precisamente yo, no me mostraré en absoluto radical y sí respetuoso, porque la vida da muchas vueltas y he aprendido que ser elegante es muy adecuado para afrontar las duras y no sólo las maduras.
En fin, tenga por seguro, señor anónimo, que estoy más intrigado por los misterios de la mecánica cuántica que de los insultos de (ponga usted el calificativo que corresponda) un determinadao conjunto de cartageneros.

Anónimo dijo...

Vuelves a lo mismo, con la voz más alta aunque no escribas en mayúsculas pero sin decir nada de los que dirigen esto que son los que le provocan. Si la actitud de un estadio de fútbol (deporte de masas pero no un deporte de jugadores ni aficionados inteligentes) es de deficiencia mental creo que la de los que piden el agua con fines políticos no es mucho más inteligente. Da igual que ponga quien soy, no me conoces, y de ti lo único que sé es que eres directivo. Quieres hacer leña diciendo que en Cartagena somos muchos los que nos alegramos de las desgracias ajenas y en Murcia son unos pocos, justifícate si quieres, si hubiéramos ganado no os habrías salvado, al lector este se le olvida en su carta que en el estadio hubieron pitos antes de la alegría desmesurada y a ti se te olvida mencionar (a lo mejor no lo haces porque no puedes) las declaraciones de los que representan. Y celebrar algo es mucho menos insultante que vuestros continuos insultos de vuestra ejemplar afición (en youtube mira los cánticos y lo que nos decían llegando al Cartagonova). Soy un aficionado anónimo y eso me quitará credibilidad, pero hablo desde el respeto y poniendo otro punto de vista distinto al que sale en los periódicos, sólo porque los 4 fanáticos de turno son los que han provocado esto, en vez de tener cojones de largar a los ultras murcia, conocidos entre otras cosas por golpear y quemar la camiseta de un aficionado cartagenero, abrir la cabeza a un seguidor del Ciudad hace unos años... Te lo digo de verdad, voy mucho a Murcia y no tengo ni envidia ni complejos de ningún tipo, pero me asombra que haya unos fanáticos de ese calibre dirigiendo la Región y sean capaces de insultar a ciudades de la propia Región y otras de fuera como Melilla, y no los larguen. Está claro que de eso no quieres hablar porque no podrás pero la causa y el origen del problema está allí y no aquí.

Juan Guillamón Álvarez dijo...

Vamos a ver, señor anónimo, le insisto que hay cosas más importante que continuar esta insignificante historia melíflua y sin sentido. No me siento responsable de lo que usted me imputa y huelga insistir en que yo pretenda 'hacer leña', ¿no se da cuenta usted de que le respondo por dignidad y no porque sus argumentos genéricos estén hueros de estupidez?, ¿a mí, que siempre me ha parecido estúpido los excesos de rivalidad entre Murcia y Cartagena, siempre atizado por el palimpsesto del orgullo cartagenero que esconde un terrible complejo de inferioridad?, ¿pretende curar sus complejos ahora que por única vez están los cartageneros anti-murcia por encima del abundante número de cartageneros imparciales y murcianos regionales?
Despídase de mí (de paso se identifica pues -no sé si es su caso- hay mucho cobarde, inepto y estúpido vengativo tras el anonimato y deje de imputarme a mí las razones que si le mueven a usted. Sépalo bien -desconocido anónimo-: Soy seguidor del Cartagena, hubiere querido que suba a Primera, a desdén de una muy importante cantidad de aficionados que como usted y muchos anónimos no se merecen-
Despídase y, por favor, no me haga blanco de sus evidentes frustraciones con las que nada tengo que ver y me hacen perder el tiempo, igual que me hago cruces si vislumbro el futuro en donde la posibilidad de que anónimos y aficionados febriles se tengan que 'tragar' vídeos, vítores, aclamaciones y denuestos cuando la porción menos recomendable del R. Murcia saquen las vergüenzas de ustedes por mor de una mejora sustancial de la situación (cuestión segura, cuestión de tiempo) del Murcia frente a una no muy deseable nueva caótica deflación del Cartagena, similar a la que a lo largo de su trayectoria ha sufrido, bien como Efesé, como U.D. Cartagener, como Cartagonova, como Balsicas o como el actual eqyipo de sus amores (y mis respetos).
Despídase de mí, de una vez y recuerde dos cosas: Una, (Ricardo Díaz-Manresa dixit) "no te alegres del mal de tu vecino porque el tuyo viene de camino". Dos, tome nota de que no soy ni enemigo que se deja prefabricar, ni enemigo fácil. Emprenda la retirada porque. la verdad. este blog no está para cuestiones tan simples y mentecatas.

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...