lunes, febrero 01, 2016

OTRO MONTÓN DE MINI ARTÍCULOS EN LA OPINIÓN


1921.- Nadie de los gobiernos democráticos habidos en estos últimos 40 años ha sido, ni es, un maldito tirano, opresor y canalla. Nadie. El líder Iglesias, empero, utiliza argumentos que hace 100 años fueron necesarios para librarse de gobiernos opresores ¡Pero estamos, señores, en 2016! Le echo un vistazo (en Google) a la biografía de Antonio Gramsci, fundador del PC italiano en 1921, cuyo indicio político-intelectual más genuino es su teoría de ‘la hegemonía cultural’, que describe cómo los Estados usan las instituciones culturales para mantener el poder. Carmena, la alcaldesa, ha puesto en marcha tal concepto en Madrid, así que lo de los Reyes Magos no es ni insulto ni error ¡Es pura táctica! (y, por si fuera poco, el Cura de aquí al lado, dando caña al Arzobispo de Toledo, en lugar darnos la Comunión).
CUATRO AÑOS. - No es porque lo diga yo, que lo digo, sino porque las circunstancias postelectorales así lo demuestran. La pluralidad es, de entrada, enemiga de la gobernabilidad. La democracia ha de reconocerse por su efectividad social y por crear las condiciones con las que se pueda mejorar universalmente y con el objetivo de voluntarioso de la casi imposible reducción de las desigualdades. Y hay que ponerse manos a la obra. Pero la multiplicidad de coaliciones con las que se acude al Parlamento dificulta y hasta hace imposible empezar a ejercer el gobierno. Creo que se debe modificar el sistema electoral a fin de primar la gobernabilidad. Si ésta se ejerce con acierto, plus de cuatro años más; si no, a la calle y que vengan otros.
LUENA. - En realidad, Luena (PSOE) en lugar de calificar o explicar, bajo su punto de vista, la acción de otro, en este caso Rajoy, se muestra falto o escaso de entendimiento y de razón (vaya, rayando en la necedad y estupidez), y llama al presidente trilero. Insulto puro y duro para explicar (¿) la maniobra efectuada por el mismo Rajoy con la que toma en consideración, en primer lugar, el respeto a los españoles y, en segundo, con la que le pasa el testigo de tomar la iniciativa a ese estirado, en tanto que cuestionado, secretario general de su partido, Pedro Sánchez, adalid del consenso y portador altanero de esa curiosa pancarta que entre líneas rojas reza que No es No. Para completar la acción, Pablo Iglesias propone a Sánchez: ‘Susto o Muerte’, elige. Échale una mano, Luena.
BARRABÁS. - Discrepé, y discrepo sutilmente, de aquello por lo que, entre otros asuntos mayores, estableció mi admirado Alfonso Guerra afirmando que, en votaciones, ‘El pueblo siempre tiene razón’. Discrepo, pues es más exacto decir que el pueblo ‘siempre tiene razones’ para votar lo que vota. Y esas razones no tienen por qué tener razón, acaso por desconocerla, pero siempre por querer estar en posesión de ella. Entonces (siempre me cautivó el personaje) el mismo Barrabás no debió ser tan malo como su propia maldad inmortalizada. Había razones para que, en comparanza con Jesús, fuera elegido. Lo cual no justifica que las razones de odio, acoso y derribo sean razonables dentro de lo que el propio buen juicio (y razón) dispone. En todo caso, jamás estaría del lado de Barrabás, aunque no fuera tan malo como se nos hubo indicado. Nunca.
PARIPÉ. - Me tomo en serio la Asamblea Regional: Servir al ciudadano. Desde mi punto de vista, el conjunto de enmiendas, al peso, que el Tripartito presentó a los Presupuestos es una estafa al método y al Sistema. En infraestructuras, casi todas apuran dinero de partidas que apenas pueden atender a sus fines: conservación, explotación y mantenimiento del transporte. Son papel mojado que atienden exclusivamente al interés sectario y compromisos del tripartito carreteras cuya necesidad técnica se ve superada por un montón; rotondas cuya prioridad es rebasada por una decena con más intensidad de tráfico; descaro e indecencia para (aun sabiendo) disponer cantidades que se corresponden con fondos finalistas del BEI. Es toda una estafa, una pantomima que los tres partidos, en conjunción, realizan con impostura. Estoy decepcionado, la tramitación de los presupuestos ha sido, sépanlo, un paripé.
ASTUCIA. - El directo de izquierda, con la guardia invertida, que Pablo Iglesias ha propinado a Pedro Sánchez a punto está de dejarle K.O. Este Iglesias es como un demonio, juega en política con astucia todas las bazas que se ponen de su lado. Su propósito es quedarse con la Izquierda, y con una sonrisa maléfica (no la del destino, esto vale para la Quinta de Beethoven y no para quienes los escrúpulos los dejan en casa) lanza un órdago a ese melifluo secretario general que es Sánchez, ofreciendo un Pacto. Si acepta el reto y si no lo acepta, da igual, el PSOE va a saltar en al menos dos pedazos, uno de los cuales lo engullirá Podemos. Por si fuera poco, Rajoy se aparta para que Sánchez mueva ficha. El acoso al melifluo no tiene tregua.
NO ME LO CREO. - El lugar común de los discursos de la Izquierda es la denuncia de las desgracias que tienen lugar en el país. No hay otro más que aquél que se formula sobre las quejas del ciudadano. Pero la cosa empieza a flaquear en el momento en que se ofrecen soluciones para evitar las maldades. Y aquí es dónde la viabilidad de las propuestas no se la creen ni siquiera los propios proponentes. Viene a ser que toda reforma regresiva practicada por el Gobierno, las bajas en lo laboral, el no incremento en las pensiones, recortes sociales, copagos, aumentos del IVA (cultural o no) y demás impuestos etc. constituyen el arsenal con el que el gobierno se empeña en joder al ciudadano porque sí, por gusto. Y para eso están los otros, para arreglarlo. No me lo puedo creer.
NO ES NO. - Es, para los del PSOE, cuestión recurrente echar en cara a Rajoy que no se mueva para intentar formar gobierno, de tal forma que el sacrificado partido de los cien años de honradez, el de los espectaculares resultados electorales, quienes apelan al consenso una y otra vez, los que tienen en vilo a sus barones porque ven al secretario general con desconfianza, los ases de las formaciones políticas, en definitiva, quienes no ven más allá de su propio ombligo sectario y circunstancial, se ofrecen para lo contrario de lo que las urnas determinaron y se abre el camino del ‘No es no’ como vía única de consenso entre ellos, los muy modernos de Podemos, restos del comunismo testimonial, mareas, compromisos, independentistas y caciques emboscados a fin de gobernar la plural España, en armonía y organización.
PELOTAS. - Rosa Alcántara, de buen juicio, me advertía -yo, de joven- ‘Juanito, por caridad, córtate el pelo’. Y no. Eran dos puntos de vista muy opuestos respecto al tamaño y forma del pelo. Yo, ahora, no puedo librarme de los anuncios televisivos (sobre todo de noche) que encumbran cabellos lisos, aireados, lacios y sueltos. Tengo mi opinión ajustada a este modelo. Las rastas me parecían horribles y, hasta que el diputado que las luce manifestó que dedicaba a la higiene de sus rastas dos horas diarias, tenía por convencimiento que eran motivo de suciedad evidente. He cambiado, entonces, mi punto de vista respecto a la higiene. Eso sí, también pienso que, de cara a la ciudadanía, lo mismo da que el ciudadano dedique esas horas a la limpieza de su cabello que si las dedicara a tocarse las pelotas. Igual.
PSOE. - La encrucijada en la que se encuentra el PSOE no presenta ninguna salida oportuna para el partido de los cien años de honradez. Si permite la presidencia al PP con su abstención, malo; si se le ocurre pactar con Podemos, peor. Y si, por su falta de decisión, se produjeran nuevas elecciones, entonces, eso sería el colmo de sus perjuicios. Una verdadera encrucijada, en efecto. Desde fuera, desde determinada atalaya ciudadana y expectante, lo esperado como más oportuno quizá sea lo de ‘hacer el don Tancredo’ para que el PP siga gobernando. Eso y que doña Susana releve de una vez a Pedro Sánchez, que esto es ya ‘un sin vivir’. Y ya que estamos, los músicos de Compromis, las bicis de Equo y hasta lo del bebé Dieguito, una gilipollez.
CIFRAS Y LETRAS. - César Luena piensa que yo soy tonto (no me atrevo a incluir a nadie más, pero quien se dé por aludido que hable) diciendo (sic) ‘El PSOE se va a comportar con responsabilidad, pero votará 'no' a Rajoy’ ¿Esto cómo se come?, ¿Qué coño es? Sin apariencias, y por lo directo, tal expresión lleva a la imposibilidad, pues se propone hacer una cosa y su contraria al mismo tiempo. Señor Luena, permítame decirle que lo que está en juego es España, no el PSOE y menos el PP. Es cuestión de cifras y letras. La cifra es, exactamente, la abstención (no el No) en la investidura del presidente del PP. Y la letra una honesta negociación entre Rajoy y Sánchez poniendo sobre la mesa el interés de los españoles. Y si yo no soy tonto, no lo sea usted.
JETA. - Sépanlo que es humo de pajas y procedan a examinar el haz y el envés de lo que los políticos predicamos, las más de las veces dando muestras de tener la cara más dura que el hormigón armado en puentes y pantallas, cuando se nos ocurre decir que el consenso es necesario para dar cuerpo a una nueva forma de gobernar la democracia de España. Toda una vida llevan los del PSOE acusando al PP de que no es capaz de gobernar en consenso y a la primera oportunidad que tienen aquéllos de ponerlo en práctica van y se ponen de perfil con el NO por delante en sus encuentros para pactos, tanto a su derecha como a su izquierda. El palimpsesto del consenso político socialista es su propio ombligo, alrededor del cual gira.
DETALLE. - Destripar con interesada astucia el detalle puede ser inconveniente para determinar la perspectiva. Mantiene Glz. Tovar, líder del PSRM, que es posible, factible, hacedero y, por qué no, viable, resolver la crisis de gobierno en la plural España mediante un pacto entre C’s, PSOE y Podemos. Y tiene su justificación tal propuesta en el detalle inequívoco de que en esta Región tal mejunje ha sido posible, pues no hay nada más que ver cómo este heterogéneo tripartito lleva sus cosas en la Asamblea Regional para comprobarlo. Pero lo que es posible ver en este detalle, a nivel serio, equilibrado y coherente, resultaría ser, respecto a la plural España, algo así como lo que en un circo pudiera darse de serio y formal.
EFÍMERA. - Me siento solidario conmigo mismo, no quiero llevarme por los derroteros, a veces falsos como la falsa moneda, de lo políticamente correcto, para dejar sentado, ahora y cualquier mañana que hubiera de venir, que el pluralismo político resultante de cualquier plebiscito nos lleva, como primera salida, a la ingobernalidad. Lo que venga después estaría por ver, pero siempre sujeto a los intereses (más que a las diferencias) de las distintas coaliciones en liza y cuyas armas tienen por fundamento el malvado oxímoron que pone a la par consenso y líneas rojas, todo en su conjunto, tal que una vez llegado el momento del consenso -como las efímeras adultas (ephemeropteras) que ni se alimentan, pues nacen y antes de la mañana siguiente mueren- comienza el dibujo lineal teñido de rojo. Y vuelta a empezar con el rollo.
LÍNEAS ROJAS. - Mantengo, una vez más y por escrito, que las mayorías absolutas (a veces aplastantes) son de todo punto más convenientes que las que hubieran de conformarse entre varias formaciones. Ante cualquier proceso electivo la rivalidad entre partidos se torna irremediablemente en enemistad. Pese a ello se habla de consenso y se apela a él como el oráculo y respuesta que los falsos dioses de la Política ofrecen a sus fieles y muy falsos seguidores. Hablar de consenso es hablar de líneas rojas; de por aquí no paso, de entrada. Con el No por delante a negociar un imposible. Y lo peor de todo es que de este modo tan claro y transparente tomamos por imbéciles al resto del mundo. Mayorías absolutas, ya; segunda vuelta, si no. Y, al cabo de cuatro años, a renovar mandato o a la puñetera calle.
CONCIERTOS. - Respecto a que determinados centros concertados tengan por método separar a niños y niñas no es para mí ni inquietud, ni perjuicio. En todo caso perjudicaría e inquietaría a quienes no se inquietan ni se perjudican porque son precisamente quienes son partidarios de ello, ¿por qué, entonces, tocarles las pelotas? Y si de inquietud y perjuicio se trata, no solo me perjudica y me inquieta, sino que me indigna, eso de que alguien diga que ‘el Congreso es un Parlamento burgués de mierda y que ha llegado a él en camiseta dispuesto a montar el pollo’ (sic, Pablo Iglesias). Si el ataque a los colegios concertados es parte de una experiencia (y praxis) revolucionaria, ¿qué cojones pintan Ciudadanos (C’s) y sus votantes en todo esto?
MIGUEL. - Habría sido bueno militando en cualquier partido. Fue rápido de mente y eficaz ejecutor de sus ideas, de principios firmes e irrenunciables. Incluso de no haber militado en partido alguno hubiese dado muestras de su valía y de haber sabido aprovechar cualesquiera circunstancias para hacer algo bueno y mejor para los demás. Simpático y cercano. Así puedo definir a Miguel Navarro cuando le doy la despedida, cuando nos deja de improviso y lo hace sin rechistar. Alguien, alguna vez dijo querer hacer un contrato con la Muerte: ‘si me reclamas dormido no importa que me lleves ahora mismo o dentro de veinte años; no te temo, pero no quiero sufrir si me avisas que vienes a por mí’. Miguel ha merecido irse de este mundo sin sufrir; llevado por la Muerte, sin previo aviso.

ECO. - El Eco parrandbolero predica, con letra de González Barnés, que Murcia en primavera es una Fiesta. No le falta razón a ese Eco, como no le falta ni luz ni color, pero, tras lo visto el Fin de Año y el comienzo de este tan prometedor Año Nuevo, el Eco debe ser ampliado. La celebración de las fiestas navideñas, tan concurridas esta vez, ha superado en participación a cualesquiera de su género celebradas en la plural España. Se ha constado alegría y entusiasmo como fiel reflejo de un optimismo real de cara a los desastres sufridos en los últimos (y nefastos) años azotados por la Crisis. El Ayuntamiento capitalino ha mostrado en estas fiestas religiosas, aptas para quienes sí o no profesan la Fe, que el remonte económico y social de los murcianos es ya imparable.
PALOMOS. - El vuelo de palomos es cosa de hombres. Siendo como es la hembra (paloma) objeto del deseo, ella resulta fundamental en la suelta y el intríngulis para que decenas de machos (palomos) pierdan el culo volando tras de la hembra (paloma). Empalmando el vuelo con el alado colorido de los campeones (Marabunta, Bonanza, Cancún, Palabradiós, Último Tango…) la hembra revolotea coqueta, arrogante y lisonjeada. Sube y baja. Lo suyo, pues se divierte, es el galanteo. Desde abajo, apiñados en grupo, expectantes, los palomistas siguen el vuelo con la esperanza de que, al fin, sea su macho quien rinda, en pleno y ágil vuelo, a la codiciada hembra. Solo así se puede ser campeón. Un palomo, bien clasificado en las competiciones, aun no siendo un ganador, se sube fácil a los 1.000 € de traspaso (menos que Ronaldo, eh).

BUENOS Y MALOS. - Solo como provocación innecesaria., destructiva y ánimo de ofender (venganza, no ¿Por qué habría de serlo?) puede entenderse que se elimine a San José del Belén convirtiendo a la Virgen María en una madre soltera, la supresión de la escena de la huida a Egipto, la no inclusión de la escena de la Anunciación del ángel Gabriel a María en la que le comunica que va a engendrar al Hijo de Dios, la supresión de un montón de pastores y sus corderos y, en fin, la escena en que el ángel  anuncia a los Magos el nacimiento de Jesús, se va al carajo. Ni profetas, ni lavanderas, ni el Cachirulo etc. Todo sea por la concordia de todos los españoles: los buenos y los que, como yo, somos tan malos. (Valencia es la tierra de las flores y…del follón).
SÁNCHEZ Y SÁNCHEZ. - Todo líder que se precie de serlo ha de cumplir dos cuestiones. Una, necesaria. Dos, suficiente. Es necesario haber nacido con determinado carisma, cierto amparo de las estrellas, el don de la gracia innata etc... Y sería suficiente si, por demás, ese carisma, gracia y amparo, fueran expuestos públicamente con talento a la velocidad del rayo en todo lugar y en todo tiempo. Por precisar, y ya que estamos, Adolfo Suárez y Felipe González gozaron de tales atributos.  De Zapatero y Pedro Sánchez, qué decir: ni carisma, ni velocidad. Y permítaseme citar un hallazgo: Pedro Antonio Sánchez, talento y velocidad de vértigo. Cincuenta y ocho mil votos adicionales, en seis meses, así lo justifican.
CAMELLO. - Estoy a punto de arrojar la toalla por cuanto mi admirado cura de aquí al lado, mosén Joaquín Sánchez, ni siquiera en Fiestas tan señaladas para los cristianos haya sido capaz de pronunciar ni un solo pensamiento, ni una alusión, ni una palabra acerca de Jesús, del Niño, San José, la Mula, el Buey, el establo, lo pastores y los Reyes Magos (los borregos, también, y el Tío Cachirulo). Y ello a despecho de que sus ‘homilías’ tan ardientes acaso tuvieran en la caridad de la religión que ejerce y predica (¡) mucho fundamento. Solo faltaría que don Joaquín, sacara sus peteneras para dar crédito a la provocación malvada que doña Alcaldesa de Madrid ha ideado para dar rienda suelta a la estupidez de subir al camello a una Reina Maga. Y que de ahí, no pase.
PELOTEO. - Sebastián S. Ferrer es un reconocido tenista murciano que, aunque veterano ya, exhibe un brillante juego, ora con su revés, ora de drive, cada vez que salta a la pista. Impaciente, requiere a sus rivales, siempre, así: ‘Ea, vamos a empezar el partido que con el peloteo estoy perdiendo mis mejores golpes’. Igual, de otra forma, más Real, su Majestad Felipe VI, advierte a los partidos políticos que dejen de mirarse el ombligo y sean leales con el compromiso adquirido respecto a los intereses de los españoles. Es decir, menos ‘peloteo’ y más empeño en comenzar el ‘partido’ de formar gobierno, que para eso están.
VAN. - Los ingenieros para determinar la rentabilidad de una carretera calculan las horas que se ahorraría en la circulación prevista, estiman el precio de la hora y multiplicando obtienen una cifra en euros que sirve, además de otros cálculos, para fijar el Valor Añadido de la Inversión (VAN) y la Tasa de Retorno (TIR). Una vez celebradas Elecciones se nos anuncia la certeza de no ser posible la formación del gobierno hasta la segunda ronda. Si contamos los días necesarios para llegar a un segundo acuerdo, contabilizamos las horas, multiplicadas por 350 diputados y estimamos los proyectos que se quedan en suspenso obtendríamos una cifra escandalosa, en euros. Eso sería lo que le cuesta a España esta tan aclamada historia de las mayorías minoritarias. Me temo que el VAN de esto nos saldrá por un ojo de la cara.
FIESTAS (PRONÓSTICO). - Expreso mis deseos de felicidad para estas Fiestas de Navidad no solo para mis amigos y gente que me rodea sino también para quienes, a partir de ahora, ocuparán los escaños del Parlamento, esto es, a los más de doscientos que aportarán PP y PSOE, a los pocos más de cien que, entre los debutantes Ciudadanos y Podemos, serán; así como a los más de treinta que el bloque de nacionalistas y regionalistas, junto a comunistas (aún hay ahí quienes como los de la moral del Alcoyano resisten), han de aportar. A todos ellos les deseo, por demás, felices -cuanto fructíferos- cuatro años dedicados a la sublime tarea de mejorar el panorama español.


Estado de los embalses 14-11-2017

Jamás hube considerado que una asíntota horizontal tan tremenda hubiese sido posible. Ya se sabe porqué en teoría de curvas, para que exi...