domingo, septiembre 06, 2015

LO DE ESTE VERANO EN LA OPINIÓN

HOY ES MAÑANA.- Negar el poco éxito que el gobierno ha tenido con la corrupción no merece respeto alguno por mucho que las medidas legales aplicadas resulten mucho más efectivas que las de todo el conjunto de normas y prevenciones dispuestas en el transcurso de nuestra democracia. Esto es así, la corrupción (¡incluidos Eres y Treses por cientos!) penaliza al PP, ¿pero también a todos los españoles? No. El PP, en lo que realmente importa, esto es, en la creación de riqueza y su posterior reparto, merece mucho apoyo. Las cosas a su tiempo y con el orden debido. Por el contrario, el ofrecimiento de repartos que no prestan atención al crecimiento económico solo serán pan para hoy y demasiada hambre para mañana. Cánticos teóricos de novedosas sirenas.


JAMÁS.- Jamás, la presentación de los Presupuestos Generales fue acogida con entusiasmo por la Oposición. Faltaría más. Nunca. Al contrario, con ocasión de tal circunstancia los partidos opositores afilan sus intenciones que convertidas en argumentos, con sus correspondientes lugares comunes, apuntan en la dirección contraria a la que justifica las cuentas gubernamentales. Los líderes opositores dicen lo que quieren que digan sus seguidores. Están en su derecho pero lo cierto es que sus apuntes arrojados tal que dardos envenenados no conducen al conocimiento objetivo de las cosas. Yo, de ser más independiente,  sería capaz de admitir (o no) premisas no fundadas precisamente en el exclusivo interés de quien las expresa. Pero, vaya, tal cosa no sería posible.

CERO DOS POR CIENTO.- A pique de entrar, una vez más, en el siniestro laberinto de la escasez de agua, invoco a la Hidráulica, con sus determinaciones más allá del calendario, a fin de que se compadezca, de nuevo, de quienes habitamos estas tierras resecas. Al tiempo, pido comprensión de todos acerca de nuestras limitaciones por razón de clima adverso. Comprensión, sobre todo, para entender de una vez por todas que los campos de golf –los de Murcia y los de toda la plural España- en su conjunto, no se sirven de más allá del 0,2 % de lo que la Hidráulica española es capaz de regular. Esto es así, decir lo contrario es incurrir en franca deslealtad.

DUDA CRUEL.- Si bien entiendo que la clase política actual necesita rejuvenecerse drásticamente (por cierto, ¿entonces qué pinto yo aquí?), no deja de preocuparme tanta chancla, tanta camisa y tanta coleta en nuestros foros y parlamentos. Dicho con la sinceridad de quién no percibe nada bueno con tanto cambio social, tanto apunte de desobediencia civil y tanto cambio de iconos en calles y plazas. Pero también me inquieta verme convertido en uno de esos viejos carcamales que se asustaron, allá por 1977, cuando el antiguo régimen se hizo el harakiri para propiciar el cambio democrático. Esta es mi duda, una duda cruel.

FUGAZ.- Lo fugaz de la Vida. Todo un año esperando el comienzo de El Tour y cuando me vengo a dar cuenta estoy ante el televisor  viendo su final en París. Cuando estrenas coche, eres feliz no más de diez días sin ver ni una matrícula posterior a la tuya. Al cabo de un mes, estás algo mosca porque ves demasiadas matrículas más recientes que la tuya. Tras cuatro o cinco meses, son ya mogollón. Lo peor sucede a los seis meses, parece que todos los coches son más nuevos que el tuyo. Más en esta coyuntura por la que pasamos y se matriculan ya un millón de vehículos al año. Seiscientos mil coches nuevos circulando son una esperanza para España pero una nota fugaz de lo que es esta vida.



JAMÁS.- Jamás, la presentación de los Presupuestos Generales fue acogida con entusiasmo por la Oposición. Faltaría más. Nunca. Al contrario, con ocasión de tal circunstancia los partidos opositores afilan sus intenciones que convertidas en argumentos, con sus correspondientes lugares comunes, apuntan en la dirección contraria a la que justifica las cuentas gubernamentales. Los líderes opositores dicen lo que quieren que digan sus seguidores. Están en su derecho pero lo cierto es que sus apuntes arrojados tal que dardos envenenados no conducen al conocimiento objetivo de las cosas. Yo, de ser más independiente,  sería capaz de admitir (o no) premisas no fundadas precisamente en el exclusivo interés de quien las expresa. Pero, vaya, tal cosa no sería posible.

MONTÓN.- Una victoria resulta pírrica cuando el valor de lo ganado es mucho menor que el coste de lo perdido (Pirro, en Tarento, ‘“Otra victoria como ésta, y estoy perdido”). Así las cosas, ya en la actualidad y en nuestro territorio, la Plataforma Pro Soterramiento ha logrado su propósito: el Ayuntamiento de la capital deberá pedir la paralización de la Primera Fase de la llegada del AVE.  A tal victoria, amparada por la multicolor composición de la Oposición municipal le corresponde un futuro fatal: No veo gobierno posible alguno, ni color oportuno que los oriente, capaz de proyectar y construir de golpe el soterramiento total de las vías. No puede ser y, por demás, será imposible. Flaco favor se han hecho los unos y gran desastre han provocado en los otros, que por cierto somos un buen montón.

RAZONABLES.- En realidad, mirados con cierta distancia imparcial, y visto lo que hay, los Presupuestos presentados por el Gobierno resultan ser de lo más razonable. Pretenden asegurar la línea de crecimiento que el cambio en la situación económica requiere. En realidad, los índices que se manejan nos dicen que el futuro (aun a corto plazo) ya no es lo que era. Es mucho mejor. De acuerdo con ello, son pocas las alternativas posibles. De otro lado, frente a la acusación que se hace al gobierno de mostrarse claramente electoralista cabe hacer una (oportuna) reflexión: siempre será más noble ser tachado de ejercer el gobierno responsablemente que hacer dejación de esta función. Sin más vueltas, la presentación de los Presupuestos tiene que ver con la responsabilidad de gobernar y no con determinados intereses partidistas. No todos somos iguales.


VARIABLES.- El Ayuntamiento de Murcia anuncia un ahorro de 100.000 € al suprimir no recuerdo qué historias de fotocopias o edición de documentos. Bien está, pero me da por tomar en consideración a esos invisibles señores y/o señoras que irán de cabeza al Paro pues,  como media, por cada 50.000 € de inversión pública se genera un empleo. No es necesario recurrir al aleteo de una lejana mariposa para concluir que nada, absolutamente nada, es independiente de siniestras variables exógenas. Quién ose en Política certificar que lo suyo, su propuesta, es absoluta bien pudiera convertirse en torpe ilustrado cuando no en un irresponsable. Así es que, en todo y más en política, sentenciar no Podemos.

Estado de los embalses 25-04-2017

Una verdadera carrera hacia el desastre hidrológico.