martes, septiembre 28, 2010

EL PLAN DE AJUSTE ECONÓMICO ADOLECE DE FALTA DE PREVISIÓN



         Hay cosas cuyo análisis resulta meridianamente claro y una de ellas es que en tiempos de crisis la reducción del Gasto Público es obligatoria. Lo nuestro de ahora es una crisis tan grande como la Muralla China y si a ello acompañamos que, por desdicha, disponemos del gobierno más dubitativo de nuestra ya larga democracia, es normal que se tomen medidas en el sentido apuntado, pero medidas malas, muy malas. Este Gobierno no ha sabido distinguir entre lo que es inversión productiva y la que no lo es. Admito que desconozco el dato acerca de la cifra que resume el gasto no productivo pero sí es fácil para mí (y lo cuento para que el lector lo sepa, también) conocer que la cantidad comprometida por la Administración, mediante contratos de obra civil, asciende a unos 21.000 millones de euros. El Sector de la Construcción responde a los parámetros más exigentes por los que una inversión es considerada muy productiva. Sí. Según cálculos acreditados el retorno al Estado que produce una inversión de una unidad monetaria es de 0,55. Cantidad ésta que responde muy bien a las exigencias  de toda inversión que se precie productiva.
        
         Con el Plan de Ajuste –posteriormente más ajustado y reajustado- se ha rescindido el contrato correspondiente a 2.100 M€ (el 10% de lo comprometido y que, Ley de Contratos de la Administración Pública, obliga) por las buenas. Además, se dictamina (¡este Gobierno no es de decretazos pero sí de rectificaciones!) que el 40% de la cantidad comprometida se pagará –si es que se puede- en largos, incómodos e interminables plazos. Total, 8.000 millones de euros y 100.000 empleos perdidos, lo cual anuncia la presencia de nuevos gastos en el subsidio de empleo y el descenso de recaudación del IRPF perdido (esto de la Economía, sobre todo practicada por aficionados, tiene mucho de paradójico). De seguir este rumbo, los líderes de las patronales de la construcción (Taguas y Cosculluela incluidos) anuncian la desaparición de más de un millón de empleos. Y empleos no precisamente de bajo nivel, pues entre ellos se encontrarían, entre otros, toda clase de ingenieros.

         Pero lo cierto es que -si bien como entendido y no como experto, hablo de oídas- no he recibido información alguna acerca de alguna otra alternativa que pudiera laminar el gasto público pues, desde luego, no viene al caso cerrar hospitales, suprimir colegios y hacer malabarismos con las pensiones (el ministro Blanco se muestra satisfecho de ‘recortar el gasto en autopistas para mejorar las pensiones’) pero sí que es posible detectar otros servicios o gastos cuyos recortes tengan menos consideración productiva. Y ya que hablo de oídas tengo el convencimiento de que hay puestos de trabajo cuya desaparición influye menos negativamente que estos a los que el ministro Blanco designa como paganos de la crisis. Por ejemplo, ¿qué hay de las Diputaciones Provinciales y su aparato?, ¿y el montón de tarjetas de crédito y coches oficiales? Sí, ¿y los excesos de los sindicatos? Incluyo aquí el despropósito de las traducciones simultáneas en el desarrollo de cuestiones en donde intervienen vascos, gallegos y catalanes. Y el incremento del papel para satisfacer las novedades del bilingüismo. Ah, en Andalucía se van a gastar un montón de cuartos para establecer la enseñanza del árabe. En fin, si nos cargáramos -en la plural España- un montón de Consejerías y Ministerios, junto con alguna de las medidas apuntadas, quizá podríamos conseguir reducir el déficit sin necesidad de tocar al sector más productivo como es el de la Construcción porque, sin duda alguna, ésta es la mejor arma que tenemos para lograr la recuperación económica (siempre me pareció más interesante prevenir que prever, es más práctico).
        
         Pues ésta es la cuestión.

martes, septiembre 21, 2010

Entre cristales rotos, volvió a despertar Roque.


         Entre cristales rotos, volvió a despertar Roque.
         El cine es una de las mejores academias para entender las desventuras humanas. 'El Chico' de Chaplin es una enternecedora visión de algunas de las miserias que nos depara la vida y que concluyen en la desdicha. Cuando la miseria muerde sin misericordia al hambriento y desarrapado, todo lo que sea hacer frente (con cualquier medio) a las circunstancias es válido. El Chico, por delante de su tutor, apedreaba cuantas cristaleras se le ponían delante para que, instantes mágicos después, apareciera Charlot-tutor (el cristalero) para proponer su arreglo. También en 'Los Pilares de la Tierra' (ahora, una serie sobre tal novela la pasan por TV) otro nenico –responsable y casi autista- prende fuego a una iglesia para dar oportunidad a que Tom, el cantero, haga posible el sueño de construir una catedral. En fin.
         Se da la circunstancia vergonzosa (permítaseme empezar calificando) de que, cuando este Gobierno ha desarticulado todo el conjunto de opciones hidráulicas que España hubo utilizado (desde Jovellanos, regeneracionistas como Costa, Benjumea,  Manuel Lorenzo, Prieto, Benet, Borrell etc..), ahora salga a la palestra para decir: ¡esto no puede seguir así'! Y descubre la pólvora escondida en la Ley de Aguas (1985), revisa el prodigio postmoderno de lo que fue el inicio de las Confederaciones Sindicales Hidrográficas (finales años 20) y suscribe el incontestable asunto de la 'unidad de cuenca’. Propone arreglar los cristales rotos de la plural España después de haber dejado el odeón hidráulico hecho una auténtica mierda: Mientras que en la Carta de Zaragoza se consagra el sagrado precepto de la unidad de cuenca, en Sevilla (la Virgen de la Cueva) se formalizaba la cesión territorial del Guadalquivir a Andalucía. El Estatuto de Aragón se arrogaba una cantidad desmedida de agua (¡6.550 hm3!) para el uso y disfrute de aragoneses, porque sí y sin precisar qué es lo que pasa con la cuenca del Ebro (y sus ocho comunidades por las que discurre). Lo preceptivo acerca de los trasvases se alinea en el famoso ‘estatut’, poniendo en parihuelas eso de ‘Es competencia del Estado la legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurran por más de una comunidad’. En Castilla y León se admite apuntarse al carro de la ‘descentralización’, y su Estatuto reclama competencias sobre las aguas que tengan su nacimiento en su Comunidad (solo faltaría que Cantabria hiciera suyo el Ebro por aquello de que ‘nace en Fontibre, cerca de Reinosa, provincia de Santander…). Las diez confederaciones en que se distribuía  el mapa hidráulico español han pasado a convertirse en un puñado (estúpido puñado) de demarcaciones. En Castilla La Mancha, el silencio (o la ineptitud) del Gobierno  central ha permitido de hecho que los manchegos se consideren dueños del río Tajo. El despropósito perpetrado contra el trasvase del Ebro y su anulación, dando satisfacción política a sus detractores y la consiguiente demonización de los trasvases, es sin duda el elemento que califica a toda una política destructora del poder central sobre las autonomías-
         Y el uso sectario de la Directiva Marco, y la no formalización en plazo de los Planes de Cuenca (en donde, y por cierto, las necesidades de agua están condicionadas –de ‘adelante hacia atrás- por la voluntad de impedir los trasvases, y la utópica aplicación de las desalinizadoras a la agricultura etc.. han contribuido a desmochar cristales y cierres sin cuento al acervo cultural hidráulico de nuestra plural España.
         Ahora el PSOE, como cristalero razonable, propone la reparación de todo el mal hecho: su secretario de Medio Ambiente, Hugo Morán (el portavoz de los cristaleros y apagafuegos), ha dicho que “¡No se deben "segregar las competencias ni delegarlas, sino dar cabida a todos en un Ente Gestor, dependiente de la Administración General del Estado, que coordinará todas y cada una de las demarcaciones hidrográficas y sus interdependencias!”.       Cuestión de talante.
         Es decir, que desde que el PSOE decidió abandonar su Plan Borrel hasta hoy, la plural  España ha estado dormida (entre cristales) y cuando despertó dijo, como Roque, ¡Abercoque!
Juan Guillamón.




Estado de los embalses 21-09-2010











Agua embalsada:
37188
hm3
67.34
%
Variacion Sem. Anterior:
-450
hm3
-0.81
%
Capacidad embalses:
55223
hm3
100
%
Agua embalsada (2009):
23413
hm3
42.40
%
Agua embalsada (Media 10 años):
25505
hm3
46.19
%

viernes, septiembre 17, 2010

LA NECESARIA RECUPERACIÓN DEL PLAN BORRELL

        En el blog del candidato Jesús Navarro en las Primarias del PSOE de Murcia, he comentado:

La endogamia, como ley de Hierro en los partidos políticos, no resulta precisamente muy útil para el común de los ciudadanos. En unas primarias (lo más interno de lo interno más privativo de los partidos) ganará el candidato de la 'oficialidad' y esto, por desgracia, suele ir en contra de los intereses de los ciudadanos (¡que son los que habrán de votar en las legislativas!).


Así, lo oportuno para los murcianos y -a lo que se ve- inoportuno para el 'aparato PSOE' sería que ganara Jesús Navarro, por cuanto ha puesto el dedo en la llaga: "Los socialistas deberíamos recuperar el Plan Borrell". La infausta renuncia del PSOE a tal Plan, a más de haber hundido al socialismo regional, ha resultado imperdonablemente nefasto para el pueblo murciano. Suerte, pues, para Navarro.
         Y, además, pienso esto:
Por desgracia, las primarias es un mal menor (una cierta tragedia interna) para los partidos que resulta ser el palimpsesto de la virtud política como metalenguaje correcto: Hay primarias, en Madrid y Murcia, porque Tomás y Navarro les salieron 'ranas' a las repectivas direcciones oficiales pesoístas ¿O quizás no?

martes, septiembre 14, 2010

Estado de los Embalses 14-09-2010



Agua embalsada:
37747
hm3
68.35
%
Variacion Sem. Anterior:
-565
hm3
-1.02
%
Capacidad embalses:
55223
hm3
100
%
Agua embalsada (2009):
23643
hm3
42.81
%
Agua embalsada (Media 10 años):
25964
hm3
47.02
%

martes, septiembre 07, 2010

Estado de los Embalses 07-09-10



Cuenca
Capacidad
Embalsada
Variacion
  Tajo
11009
6942
63.06%
-106
-0.96%
  Guadiana
8630
6898
79.93%
-49
-0.57%
  Guadalquivir
8287
6456
77.91%
-72
-0.87%
  Duero
7493
5117
68.29%
-152
-2.03%
  Ebro
7403
4868
65.76%
-146
-1.97%
  Norte
3663
2268
61.92%
-68
-1.86%
  Júcar
3345
1662
49.69%
-18
-0.54%
  C. Atl. Andaluza
1878
1556
82.85%
-16
-0.85%
  C. Med. Andaluza
1177
847
71.96%
-13
-1.10%
  Segura
1129
666
58.99%
-8
-0.71%
  Cataluña Interna
740
563
76.08%
-7
-0.95%
  Galicia Costa
684
392
57.31%
-17
-2.49%
  Pais Vasco Interna
21
16
76.19%
-1
-4.76%



Agua embalsada:
38312
hm3
69.38
%
Variacion Sem. Anterior:
-673
hm3
-1.22
%
Capacidad embalses:
55223
hm3
100
%
Agua embalsada (2009):
24129
hm3
43.69
%
Agua embalsada (Media 10 años):
26415
hm3
47.83
%

lunes, septiembre 06, 2010

Estado de los Embalses 31-08-10



Agua embalsada:
38985
hm3
70.60
%
Variacion Sem. Anterior:
-776
hm3
-1.41
%
Capacidad embalses:
55223
hm3
100
%
Agua embalsada (2009):
24717
hm3
44.76
%
Agua embalsada (Media 10 años):
27014
hm3
48.92
%

GUILLACRÓSTICO 41

41 CHISPAZOS  ESTIBA. - Lo de la pasada semana en el Congreso, con lo de los estibadores, resulta impresionante. Con todo, lo más grand...