Guillamón Sostenible

Guillamón Sostenible
Lo que no está rodeado de incertidumbre, ¡no puede ser verdad! Richard Feymann.

jueves, diciembre 31, 2009

ORDEN DE MAGNITUD

Véase la coincidencia de cifras y exprese el lector la pertinencia de situar a los políticos como su tercer peor enemigo (según encuestas) en orden de prioridad. Según el INE, el volumen total de agua suministrada a la red de abastecimiento público para el conjunto de España en el año 2007 fue de 4.969 Hm3. Ese mismo año, la cantidad suministrada a Castilla-La Mancha fue de 220,3 Hm3. Siendo éstos los últimos datos oficiales de que disponemos puede formularse para 2009 un ligero incremento, apenas apreciable, en estas cantidades las cuales debemos comparar con la solicitud incluida en el Estatuto de castellano-manchego respecto a una reserva de 5.000 Hm3 para uso exclusivo (¡) de sus habitantes. Si a esto unimos las reiteradas declaraciones del presidente Barreda denunciando la puesta en regadío de “miles de hectáreas al año” en la región de Murcia a cuenta del trasvase del Tajo, nos daremos cuenta todos (buenos y malos) del disparate que supone tal solicitud. Barreda, en una escalada delirante y perversa, sostiene un discurso que distorsiona la realidad de modo muy grave: poner sobre el tapete la falsa defensa de los intereses castellano manchegos, y su decidida defensa, para que el desarrollo castellano que propicia el agua no sea truncado por los intereses espurios de murcianos y valencianos, quienes lejos de ser solidarios no se conformarían ni con todo el agua del Amazonas. Y qué decir de la malvada historia de los campos de golf.

Claro que a todo ello se une el argumento inapelable que deviene de algo que es muy legal y que nos otra cosa que la reserva, ya estatutaria, concedida a los aragoneses por valor de 6.550 Hm3 para el conjunto de los sufridos aragoneses. Obsérvese pues que las peticiones (una de ellas ya concedida) de manchegos y aragoneses suponen en su conjunto más del doble de lo que la población española tiene como suministro público para abastecimiento, ¿habrá algún tipo de formulación indignada ante tal desvarío? Eso es lo que los murcianos esperamos de nuestros políticos, precisamente ahora en el momento en que la capacidad de los políticos, en general, es uno de los tres grandes problemas que más preocupan a los españoles. Bien, el PP es el partido que, a nivel regional, mejor ha defendido (el único, por lo concreto) la teoría impecable de que el Agua debe ser interpretada como sistema unitario y de gestión centralizada que garantice el uso eficiente y bien distribuido de la misma para todos y cada uno de los españoles. Esta cuestión es muy buena para quienes entendemos cómo ha de gestionarse la oferta del Agua en España pero mucho más aún para las conveniencias de los murcianos, estructuralmente deficitarios en cuestiones hídricas. La pasividad y hasta la agresividad del PSOE frente a una política que derive de lo anteriormente mencionado le ha costado los desastres electorales sucesivos de los últimos años (por cierto, si tras una deportiva competición entre dos equipos en donde se da el resultado de vencer uno de ellos al otro por 32-0, el director deportivo del perdedor opina que el vencedor es el peor equipo de la historia, ¿qué cosa podría aventurarse del perdedor, en tal circunstancia? Tome nota de ello Pedro. Saura y reconsidere su última y muy ridícula opinión). Esto no tiene vuelta de hoja, la postura de los partidos en relación con el asunto del Agua -asunto capital (y muy real) en esta región- tiene mucho que ver con los resultados electorales: quien más se ha arrimado a la cuestión y dedicado -de acuerdo con lo razonable- es quien más éxito ha tenido en la disputa política. El PSOE, por esta actitud tan negativa para los murcianos, en poco menos de quince años ha pasado de estar casi 30 puntos por encima de su rival, el PP, a situarse 32 (¡) puntos por debajo, lo que constituye un verdadero desastre y sus causas son bastante evidentes.

No creo que exista una duda razonable para nadie de esta Región respecto a que la votación de unos y otros, de izquierda a derecha en su totalidad, que habrá de darse en Madrid con motivo de la aprobación o no del Estatuto Castellano-manchego, debe constituir una respuesta unitaria bajo el lema de ¡NO!, siempre y cuando se mantenga el disparate hidráulico de esa sorprendente e inverosímil reserva. En caso contrario, y en función del descrédito actual que la clase política tiene para los ciudadanos, en próximas elecciones probablemente nos tocaremos el pijo en lugar de votar a nadie, dando paso así a la posibilidad de un partido regionalista, al modo catalán, que tendría por objeto dirigir las cuestiones nacionales sometidas a intereses absolutamente locales, los nuestros. Nacería así el Partido Levantino (de carácter muy levantisco) y pasaríamos, los murcianos, a ser una parte importante de la pluralidad a la que nos ha llevado este indigno gobierno en permanente actitud de partir a España no en dos trozos sino en diecisiete, al menos.

Y, en todo caso, Barreda es el impostor por antonomasia.

(Puede comprobarse las cifras dadas en;

http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t26/p067/p01/a2007/l0/&file=01006.px&type=pcaxis&L=0

Yo ya lo hice)

lunes, diciembre 28, 2009

CURSO DE INTRODUCCIÓN A LA INGENIERÍA DE COSTAS Y PUERTOS.



  • Módulo I: Clima Marítimo
  • Módulo II: Medio Ambiente Marino
  • Módulo III: Ingeniería de Costas
    • o IV: Obras de Defensa de Costas y de Puertos
    • Módulo V: Ingeniería de Puertos
    • Módulo VI: Aspectos Constructivos. Explotación Portuaria y GestiónCostera
    • Módulo VII: Modelos Matemáticos en Ingeniería Marítima

    DIRECTOR DEL CURSO

    La dirección del curso correrá a cargo de D. Gregorio Gómez Pina, Dr. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Master en Ingeniería Oceanográfica e Ingeniería del Litoral por las Universidades de Hawai y Cantabria y Profesor Asociado en la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Obras Públicas de la Universidad Politécnica de Algeciras (UCA). Actualmente Jefe del Servicio de Proyectos y Obras de la Demarcación de Costas en Andalucía - Atlántico.

viernes, diciembre 18, 2009

LA QUINTA DEL PIMENTON

El prestigio de las personas se mide por el nivel de sus enemigos; y el corazón por la cualidad de sus amigos. ¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS!

miércoles, diciembre 16, 2009

Los ingenieros apuestan por integrar la peatonalización de La Libertad en un plan global

Los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Región han propuesto al Ayuntamiento de Murcia que sean «las directrices técnicas y científicas las que primen y rijan, junto al sentimiento ciudadano, la propuesta municipal de restricción de tráfico rodado en la avenida de la Libertad de Murcia, actualmente en periodo de exposición pública».
Juan Guillamón, decano de la Demarcación de Murcia del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP), presentó ayer al alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, las alegaciones y observaciones técnicas consensuadas por los profesionales a quienes representa. Asegura Guillamón que «la peatonalización del centro histórico y urbano es algo positivo para las ciudades, ya que con ello se consigue recuperar el espacio público para el ciudadano», aunque defiende, no obstante, que el proyecto debe enmarcarse en un plan de movilidad global para el conjunto del casco urbano y, por tanto, estar coordinado con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible del municipio de Murcia, actualmente en redacción.
Así, según entienen los ingenieros en sus alegaciones, la peatonalización de la avenida de La Libertad tendrá que ser compatible, entre otros, con los estudios de prolongación de la línea 1 del tranvía, también en redacción, y con el proceso de reestructuración y reordenación de todas las líneas de autobuses urbanos que aquélla lleva aparejado.
Además, los ingenieros de Caminos alegan que, «técnicamente, la peatonalización debería realizarse en principio en las calles más estrechas y avanzar posteriormente hacia las más anchas, que por sus características se reservan para estructurar el tráfico y garantizar el transporte público y la movilidad».

lunes, diciembre 07, 2009

PROPUESTA LAICA

Estando en preparación el borrador del Anteproyecto para la retirada de los símbolos religiosos en centros públicos, a fin de facilitar la ruta emprendida por nuestro actual gobierno (de la Nación) y cuyo rumbo queda fijado en la notable iniciativa que pretende purgar los centros públicos de ese distorsionador elemento -que es el Crucifijo- para una sociedad que, plena de nuevos valores, debería -según nuestro gobierno- rechazar de plano, planteo la cuestión (que de continuo ofrezco) sugiriendo una serie de anotaciones que bien podrían contemplarse para hacer el recorrido laico mucho más fácil y, lo que es éticamente más deseable, más responsable, todo ello a desdén profundo de nuestro acervo cultural.

1.- A partir del próximo año, el orden para su denominación cardinal debería ser AÑO 6. De este modo, para España (previa consulta a las nacionalidades o identidades nacionales afectadas) se conmemoraría el decisivo momento en que, tras unas dos o tres eventuales explosiones, accede al poder la figura inigualable de J. L. Rodríguez Zapatero, pleno de talante y desbordado de democracia, la que sin duda nos está llevando a los españoles hasta lugares no imaginados. De feliz rebote eliminaríamos, al tiempo, la referencia religiosa que a unos pocos (¿o muchos?) afecta y que nos lleva a la sinrazón de tener presente que el año CERO es el año en que nació Jesús, el hijo de Dios para algunos, pero no para todos. Así es que nada de 2010, mejor 6, para que quienes se sintieron ofendidos por la intrusión religiosa se serenen.

2.- Debería disponerse, de inmediato, pues a lo visto la cuestión obliga, el estudio completo de los 365 días del año a fin de que el nefasto Santoral quede sustituido necesariamente por un conjunto de signos, animales, personas o cosas, que representen más genuinamente los nuevos valores democráticos. A tal efecto se identificarían a los días previamente designados conceptos tan válidos como Consenso, Pluralidad, Aborto, No a algunas Guerras, Fuera los Obispos, Nunca Mais etc. Una vez suprimido felizmente el Santoral, el ciudadano tendría la posibilidad de (en ceremonia democrática sustitutiva) bautizar a sus respectivos vástagos con nombres tales como Consenso, María de la Democracia, Aborto, Aído, Dante, Estatuto etc., entre otros.

3.- Se suprimiría (por Real Decreto, posteriormente convalidable) las Fiestas de Nochebuena y Navidad, lo que llevaría consigo la creación de nuevas festividades en días distintos de los actuales, dejando bien claro que lo conmemorativo del asunto tendría que ver exclusivamente con la exaltación de los nuevos valores (¡tan interesantes!) propuestos por el Gobierno que, haciendo uso y ostentación de su poder, ideará el efecto alegórico más ajustado de la forma más simple, como por ejemplo, situar a los nuevos sociólogos de la Nueva Moral como son los artistas, actores y cantantes, y sus progenitores, haciendo como que juegan al corro de la patata en una grande y enorme zapatería. Y con la ceja levantada.

4.- El día 6 de enero, la festividad intrusiva de los Reyes Magos tendría que ser necesariamente eliminada. En su lugar se propondrá la venida de los Tres Senadores del Oriente de España (bien podrían ser de Cataluña) que simbólicamente ofrecerán al ciudadano los auténticos elixires de la pluralidad de España.

5.- La Semana Santa por supuesto que debe desaparecer pues ¿Qué pinta un ciudadano agnóstico y curtido en valores democráticos obligado a reconocer con su descanso festivo el dolor, y después la gloria, de quien es considerado el Hijo de Dios por unos pocos intransigentes descarados? No, la Semana Santa debe desaparecer, si bien no la festividad consecuente ¿Qué hacer, pues? Sencillo: implantar una Semana Gótica durante la cual el morado nazareno sea relevado por el negro gótico en prendas y calzados. Todos, un sábado de gloria en la calle, haciendo votos para que, en el futuro, los valores laicos no se vean acosados por quienes los impiden con sus muestras religiosas. Para completar esta ruidosa y feliz semana (martes o miércoles) bien podrían incorporarse algunos elementos folclóricos bien seleccionadas de los felices Días del Orgullo Gay.

6.- En fin, ni que decir tiene que días de ocio como aquéllos que recuerdan nuestra identidad bien podrían ser mantenidos: La Constitución , los distintos Días de la Región, el del Trabajo y todo el extraordinario espectro de las Fiestas Locales que, sin embargo, deberían conmemorarse bajo un patronazgo distinto al que hoy se acogen. Nada de santos de la Iglesia, mejor otros personajes. Propongo a Aristóteles, el geocéntrico, y a Galileo, el no geocéntrico. También a Heráclito y Parménides, los dos juntos, y ¿porqué no? a la mamá de Barden, una auténtica matrona. Así es que, riojanos, disponed de un nuevo patrón pues San Mateo caduca. Ah, y los días festivos los miércoles: ya se sabe, los domingos tienen un carácter muy propio de origen cristiano.

7.- Dicho todo lo anterior sin ánimo de molestar.

El valor religioso de los símbolos, a más de su sentido auténtico dispone de un contenido cultural enriquecido por años de historia. A lo mejor, por eso, todas las propuestas anteriores carecerían de valor y, además, estamos próximos a la Navidad. A todos, creyentes y gentiles: ¡Feliz Navidad!

JUAN GUILLAMÓN

6 diciembre 2009. La verdad

EL TEMPLO DE DEBOD

Para mí que una obra faraónica es una obra muy grande, muy grande, y que sólo sirve para la mayor gloria del que la promueve (un faraón, por ejemplo). Por consiguiente una gran obra que tiene como objetivo una extrema funcionalidad no es obra faraónica. Así, por ejemplo, la formidable presa de Asuán, pese a estar en Egipto, no es -bajo el anterior concepto- una obra faraónica. Tal extraordinaria presa dispone de una capacidad de almacenamiento de agua próxima al conjunto de lo que almacenan todas las presas existentes en España (unas 1.200). Sí, es cierto que la ocupación del terreno y el posterior desalojo de quienes habitaban en la región supuso en su día una alteración profunda en el biotopo considerado. Frente a ello debe reconocerse que la existencia de ese grandioso reservorio afectó de modo significativo a los más de 250 millones de habitantes que en este momento están protegidos de terribles inundaciones y extremas sequías, de manera que el control que supone Asuán sobre el Nilo, analizando sus pros y sus contras, es positivo. La presa, al sur de Egipto, provocó la afección de tesoros arqueológicos situados en la región de Nubia. A finales de los años sesenta -y próxima la terminación de las obras- la UNESCO constituyó el llamado Comité Ejecutivo para salvar los Monumentos de Nubia, realizando un llamamiento universal al que acudieron entre otros España, Holanda, Italia y Estados Unidos que formaron grupo para el salvamento de los monumentos de Nubia. El Comité Español colaboró en la excavación de los yacimientos allí descubiertos. En compensación por esta ayuda, Egipto a estos países regaló cuatro de los templos recuperados, correspondiendo a España el llamado templo de Debod. Situado hoy, y desde 1970, en Madrid. Tal templo fue trasladado, piedra a piedra, primero hasta Alejandría, en las inmediaciones de Suez; posteriormente, en barco, llegó hasta el puerto de Valencia y finalmente por tierra desde Valencia hasta Madrid, quedando enclavado cerca del Parque del Oeste, en una zona reconocida secularmente como el Cuartel de la Montaña. Esta acción, meritoria, tiene como consecuencia feliz para el ciudadano la observación directa de la recuperación exacta, piedra a piedra, de un templo cuya antigüedad data del año 1.500 a.d.C. Además, resulta interesante su exposición sin ningún tipo de barreras al público, constituyendo un verdadero tesoro arqueológico cuya conservación merece todo tipo de felicitaciones, sobre todo porque las acciones emprendidas para la consecución de este logro sí se hubo realizado en tiempos donde precisamente la opinión pública carecía de voz suficiente. No es el caso actual, en donde tal opinión pública supone un refuerzo, democrático y esencial, en la toma de decisiones por parte de nuestras autoridades políticas. Tal es el caso de la joya arqueológica descubierta recientemente en San Esteban con motivo de las excavaciones correspondientes a la ejecución de determinado aparcamiento de vehículos. El respeto ante tal hallazgo merece el esfuerzo por parte de todos para desmontar pieza a pieza y posterior traslado de las mismas a una zona en donde pueda ser observada (y disfrutada) por los ciudadanos, de manera que se pueda contemplar cómo fue la Murcia durante determinado periodo de la historia, una historia que refleja el paso musulmán por la ciudad a lo largo de un periodo de casi 400 años. No creo que nuestros arqueólogos tengan dificultad alguna en interpretar el cómo debe procederse ante esta ‘puesta en valor’ del conjunto arqueológico hallado. Cosas más difíciles se han visto, quizá cómo ha sido posible disponer el traslado de pinturas al fresco en determinadas ermitas (véase San Baudilio, en Soria) y, de modo más profundo, cómo el Museo Metropolitan dio con la tecla para disponer un conjunto de piedras llevadas desde España hasta Nueva York para constituir uno de los mejores motivos que hay para visitar tal Museo: los Cluster, los famosos Cluster, reedificados sin dificultad para disfrute de los visitantes.

Así pues, cueste lo que cueste, la reproducción exacta de lo encontrado bajo tierra deberá disponerse en altura de modo que podamos constituir un pequeño museo arqueológico para la mejora de la conciencia histórica del ciudadano murciano. Así no habría mayor inconveniente para que, una vez ejecutado lo dispuesto, pudieran continuar las obras del aparcamiento (a este respecto no quiero dejar pasar la ocasión de reafirmar determinada teoría bajo la cual la ejecución del aparcamiento no me parece adecuado. Esto procede de un anterior recuerdo que se produce justo en el momento en que se aprueba la ejecución de este mal llamado elemento de transporte. Elemento de transporte fallido, pues un aparcamiento más en el centro de nuestra ciudad más que un elemento favorecedor de la movilidad es un estructurador urbanístico, en este caso desestructurador urbanístico).

En fin, dos cuestiones. La primera, establecer la perfecta compatibilidad que ha lugar entre restos arqueológicos y aparcamiento de vehículos. La segunda, la fallida respuesta de nuestras autoridades para que en su día se autorizara la construcción de un aparcamiento en el centro de la ciudad. Y ya que esta segunda situación resulta irremediable, lo inteligente sería aplicar lo figurado en la primera cuestión.

Juan Guillamón

02/12/09 La verdad.